EN SEIS LIBROS

¿Toda la verdad sobre Mallory?

Enric Faura bucea en las diferentes propuestas que nos presentan las monografías publicadas hasta hoy sobre el mito de Mallory.

| 1 comentario |

«¿Hemos vencido a un enemigo? A ninguno, excepto a nosotros mismos. ¿Hemos conseguido una victoria? Esto no significa nada aquí. Hemos logrado una satisfacción íntima, hemos realizado un destino. Luchar y comprender, nunca lo uno sin lo otro: esta es la ley.» (George Leigh Mallory)

El día 8 de junio de 1924 George Mallory y Andrew Irvine abandonan el último campamento de la expedición británica que pretendía alcanzar la cumbre del Everest en dirección a la cima. Unas horas más tarde Odell entrevé sus siluetas entre las nubes a bastante altura ascendiendo decididamente. Después desaparecen. ¿Qué sucedió luego? ¿Alcanzaron la cumbre del Everest? A partir de entonces empieza a tejerse una de las leyendas más apasionantes de la historia del alpinismo mundial, quedando muchas preguntas sin respuesta. Hasta que el día 1 de mayo de 1999 una expedición localiza el cuerpo congelado de Mallory. Este hallazgo reabre la cuestión y genera una asombrosa «mallorymanía».

El descubrimiento ha generado una abundante bibliografía, que si hacemos caso a las portadas de estos libros, nos debería ofrecer las claves definitivas sobre todos los misterios. Se anuncian como «la solución definitiva al enigma de Mallory», «la respuesta al misterio del Everest», «toda la verdad narrada por sus protagonistas»… No menos de 10 textos se han editado o reeditado en inglés, y se han traducido o editado en castellano media docena. ¿Dan estos libros una respuesta concluyente al gran misterio?

«La última ascensión». David Breashears y Audrey Salkeld. National Geographic-RBA editores. Barcelona, 2000. 240 pp.

A pesar de que Mallory desapareció en 1924, con anterioridad había realizado dos expediciones previas con el objetivo de ascender al Everest.

En «La última ascensión» el libro de la historiadora Audrey Salkeld (que repite con dos textos) y del cineasta David Breashears (que dirigió la popular película en formato Imax con Araceli Segarra al Everest y que ha hecho cumbre en 4 ocasiones) repasa con todo detalle las tres expediciones y es el libro que examina con mayor minuciosidad la de 1921 y 1922.

Texto documentado y solvente, es muy interesante para revivir la manera de viajar de aquellos años y destaca por la reproducción de las excepcionales fotografías históricas originales de cada expedición, de un valor documental y fotográfico notabilísimo.

Más información…

«El misterio del Everest». Tom Holzel y Audrey Salkeld. Editorial Mondadori. Barcelona, 2000. 414 pp.

Aunque pueda parecer que esta historia se reabre en 1999 con el descubrimiento del cuerpo, lo cierto, es que en pequeños círculos de historiadores del alpinismo siempre había despertado interés.

Entre los años 30 y 60 se escribieron no menos de 3 biografías sobre Mallory, aparte de varios artículos en revistas. A partir de 1980 Tom Holzel se apasiona por el tema y se pone a investigar sin descanso. Finalmente en 1986 consigue organizar una expedición al Everest en busca del cuerpo de Irvine. Las malas condiciones climatológicas hacen fracasar la expedición, pero fruto de aquella tentativa escribe «El misterio del Everest».

Es un texto extraordinariamente documentado, ya que ha podido acceder a todas las fuentes originales y las ha trabajado a fondo. Explica muy bien los antecedentes, todo el ambiente que rodeó la preparación de las tres expediciones, las relaciones sociales entre los diferentes miembros expedicionarios y los comités organizadores, las envidias, enfrentamientos, diferencias clasistas, dibuja con precisión el perfil de cada actor de esta película.

Tiene un capitulo excelente donde intenta desentrañar la rica personalidad de Mallory, su inexplicable magnetismo, la rara atracción física que despertaba entre intelectuales y artistas. Describe brevemente la expedición de 1986 a la búsqueda de Irvine. Tras el descubrimiento de 1999 y para aprovechar el tirón comercial se reedita el volumen, que no menciona en ningún momento la expedición de 1999 que descubrió el cuerpo, excepto en una breve introducción.

Curiosamente el libro más documentado y mejor escrito de toda la serie incurre a menudo en interpretaciones subjetivas y fantasiosas para explicar aquellos hechos no probados, construyendo teorías personales sin sustento fidedigno.

El apasionamiento por los personajes hace incurrir a los autores en una mitificación de Mallory más cercana a la hagiografía que al estudio histórico riguroso. No se pronuncia sobre la posibilidad de que alcanzaran la cumbre, pero indirectamente dan a entender que les gustaría pensar que lo consiguieron. A pesar de ello, es sin duda el libro más completo y riguroso.

Más información…

«Los fantasmas del Everest». Jochem Hemmleb, Larry A.Johnson, Eric Simonson. Editorial Plaza-Janés. Barcelona, 2000. 256 pp.

Jochem Hemmleb es un joven alemán obsesionado por Mallory y que se ha convertido en uno de los mejores especialistas de sus correrías. Gracias a Internet contactó con otras personas interesadas y decidieron organizar una expedición para localizar su cuerpo. Así nació la Mallory & Irvine Research Expedition. Bajo la perspicaz dirección del guía Eric Simonson, unas excepcionales condiciones de poca innivación por el fenómeno de la Niña y una razonada intuición para delimitar con gran precisión el terreno a rastrear (¡y una importante dosis de buena suerte!) el 1 de mayo encuentran fácilmente el cuerpo de Mallory.

Fruto de este éxito nace «Los fantasmas del Everest», que se puede considerar el texto oficial de la expedición que descubrió el cuerpo. El libro relata con todo detalle los preparativos y demuestra que hechos como la selección de escaladores o la falta de dinero ha evolucionado muy poco desde 1920 a 1999. Es un texto documental, correcto, pero frío y distante, ya que no ha sido escrito por ninguno de los protagonistas, sino por un autor profesional (el mismo que redacta habitualmente los discursos de Clinton).

En el último capítulo, con técnicas deductivas propias de Sherlock Holmes, examina todas las hipótesis y posibilidades de que hubieran hecho cumbre, y admitiendo la falta de hechos concluyentes se decanta implícitamente por la creencia de que sí alcanzaron la cumbre.

Más información…

«Perdidos en el Everest». Peter Firstbrook. Editorial RBA. Barcelona, 2000. 254 pp.

La expedición de 1999 que descubrió el cuerpo estaba financiada en gran parte por la BBC. El productor del documental sobre la expedición, además de realizar un completo reportaje gráfico, no podía dejar de lado la realización de un libro. Así, Peter Firstbrook, redacta «Perdidos en el Everest».

El libro narra con una estructura lineal y cronológica todos los hechos, desde la preparación de la primera expedición de 1921 hasta el descubrimiento del cuerpo. Apoyado en una excelente información, la presenta de forma sintetizada, dejando de lado los hechos no relevantes y rehuyendo cualquier interpretación subjetiva de los hechos.

Este es un texto muy correcto, completo, ordenado, que recoge de manera clara y resumida todo lo importante, aunque un tanto frío. Está escrito como un excelente documental, pero lejano literariamente.

A destacar que es el único autor que no cae en el embrujo de la figura de Mallory, desmitificando su memoria. Para Fisrtbrook, Mallory era un gran despistado, alpinista mediano, mediocre en su vida privada, profesional y social y que no siempre tomó en la montaña las decisiones adecuadas. Después de examinar en el último capítulo las posibilidades de hacer cumbre, no se pronuncia.

Más información…

«El explorador perdido». Conrad Anker y David Roberts. Editorial Península. Barcelona, 2000. 208 pp.

El escalador que descubrió el cuerpo de Mallory no podía desaprovechar la ocasión de ofrecer también su versión. Por ello Conrad Anker, con la colaboración del periodista e historiador David Roberts, publica «El explorador perdido».

Es el texto que narra con más detalle todo lo relativo a la expedición de 1999 y al descubrimiento material del cuerpo. Anker, tras el descubrimiento, asciende al Everest, superando en libre las dificultades del segundo escalón sin ayudarse de la escalera de los chinos. Tras examinar con minuciosidad las posibilidades de Mallory e Irvine, se decanta claramente por pensar que no hicieron cumbre.

Más información…

«Los huesos de Mallory». David Torres y Rafael Conde. Editorial Desnivel. Madrid, 2000. 184 pp.

La aportación española la encontramos en el libro «Los huesos de Mallory». Gracias a la buena acogida que tuvo el texto «Nanga Parbat», la Editorial Desnivel encargó a su autor que preparara un libro sobre Mallory.

David Torres decidió huir del libro histórico y redactó el texto más original y creativo de esta selección. A partir de una buena base documental facilitada por su compañero Rafael Conde, David intenta recrear lo que él llama «fragmentos para una arqueología del Everest», y así en diferentes capítulos presenta los pasajes y personajes más importantes de esta odisea.

Es un libro ambicioso literariamente, irregular en el resultado, con capítulos excelentes como el diálogo con G.W.Young y otros más discutibles.

Más información…

Después de la lectura de todos los textos nos queda una impresión indefinida. En cierta manera todos dicen lo mismo, incidiendo en algún aspecto concreto, pero sin diferencias destacables. Por un lado los autores han trabajado sobre la misma documentación y fuentes, y mayoritariamente coinciden en sus resultados, pero a menudo es curioso constatar la distinta interpretación que se da a un mismo documento. Quizás el caso más extremo se produce en relación a si Mallory quería ir o no a la tercera expedición. Mientras que para algunos autores lo deseaba con todo su corazón, para otros temía este tercer intento porque presentía su muerte. La inexplicable personalidad y magnetismo de Mallory es comúnmente aceptada por todos los autores, pero ninguno consigue dibujar su ser con suficiente claridad para que entendamos las razones de ello.

En segundo lugar, digan lo que digan cualquiera de estos textos, objetivamente ninguno aporta algún dato concluyente y definitivo que nos permita afirmar si alcanzaron la cumbre. Por tanto, la cuestión sigue tan abierta como antes, y el descubrimiento del cuerpo de Mallory no ha aportado ningún dato relevante al respecto, al contrario de lo que se pensaba erróneamente hace unos años, cuando se creía que con la localización del cuerpo aparecerían indicios suficientes para desentrañar todo el misterio.

Por todo ello, ¿estamos igual que antes? Objetivamente si, ya que no hay datos nuevos, pero la «mallorymanía» desatada a partir del 1 de mayo de 1999 nos ha permitido recordar a unos personajes y a una época excepcionales, que con un arrojo, tesón y audacia extraordinarias concebían y vivían la aventura en su sentido más pleno y radical.

Finalmente no es descabellado afirmar que con estos textos el mito de Mallory se refuerza y se retroalimenta. ¿Por qué? Quizás porque como en todos los mitos cada uno puede encontrar aquello que quiera hallar. Un mito nos remite a los orígenes, como si en el principio estuviera el auténtico sentido de lo que se hace, y con Mallory revivimos los albores del himalayismo. Como saben los eruditos, un mito no es más que una narración, pero no objetiva, histórica y racional, sino personal y subjetiva, que fascina. Con Mallory mezclamos el mito de la naturaleza y de la cultura, de la muerte, del descubrimiento, de la aventura y del exotismo. En definitiva, en un buen mito la verdad importa poco, porque él mismo crea su verdad más allá de la historia, y por ello cada uno de nosotros nos podemos formar nuestra propia verdad sobre si alcanzaron la cumbre del planeta. Esta oportunidad que nos da Mallory y estos libros son probablemente uno de los atractivos de la montaña, el alpinismo y la literatura, que en esta historia se anudan en perfecta simbiosis.

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.