NOVEDAD EDITORIAL DE DESNIVEL

«Escalada: iniciación, placer y progresión», el práctico manual de Arnaud Petit para escaladores de todos los niveles

Hay tantos manuales y textos técnicos que a veces cuesta elegir cuál se adaptará más a tus necesidades. Este libro es una perfecta mezcla de técnica y consejos basados en sus propias experiencias de 40 años dedicado a la escalada. Desde mi punto de vista esto le confiere mucha riqueza y credibilidad a un manual, saber que quien lo escribe ha vivido en su propia piel esas experiencias y ha visto a muchos vivirlas.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
«Escalada: Iniciación, placer y progresión», el práctico manual de Arnaud Petit
«Escalada: Iniciación, placer y progresión», el práctico manual de Arnaud Petit

Arnaud Petit es escalador profesional y guía de alta montaña, descubrió la escalada en familia antes de ganar la copa del mundo en 1996. A partir de ese momento recorrió el planeta junto a su compañera Stéphanie Bodet con la finalidad de escalar paredes míticas (El Capitán, Torres del Trango, Salto del Ángel) y abrir nuevos itinerarios, algunos de los cuales se han convertido en clásicos. Le gusta compartir su experiencia y filosofía de vida cuando tiene la oportunidad de viajar y realizar stages de escalada y esto es lo que nos muestra en este nutritivo manual: Escalada: iniciación, placer y progresión.

En sus páginas habla de su trayectoria, de todo aquello que le ha ayudado y que piensa que puede ayudar a otros. Por ejemplo, cuando se dio cuenta de que trabajar vías era muy útil para progresar, no solo en la vía en sí, sino como escalador, tomando más consciencia de lo que se hace:

«Retrospectivamente, puedo afirmar que tener consciencia de los movimientos que se realizan es lo más importante para progresar. Es un aspecto fundamental sobre el que insisto cuando doy clases de escalada. Es lo que llamo “escalar en consciencia”. No se debe creer que este grado de práctica está reservado a quienes ya están iniciados. Es accesible a todos, sea cual sea el nivel. Sin contar que escalar en este estado de vigilancia permite alejarse de la idea de triunfo y rendimiento. Para desarrollarse en escalada es esencial estar intensamente presente en eso que se hace».

Una manera de entender la escalada

Un punto filosófico, una manera de entender la escalada y el movimiento y la naturaleza. Una forma de vida y a la vez algo muy concreto de técnica, entrenamiento y táctica. Esta mezcla es muy original y se desarrolla a lo largo de todo el libro. Además de todo esto, te presenta unas ilustraciones (de la mano de Aline Dessine) muy prácticas para entender cada paso, cada maniobra; te da programaciones de entrenamiento, dietas, habla de superar tus límites, de la importancia de no lesionarse, de escuchar tu cuerpo y conocerte como la mejor herramienta de progresión.

«Escalar es una actividad exigente que enlaza nuestro cuerpo con nuestro espíritu»

Profundiza en la caída y el miedo, dando las claves esenciales para aceptar volar como parte esencial de la escalada. Explicando minuciosamente las técnicas para caer y asegurar correctamente.

Escalada: iniciación, placer y progresión habla de la escalada en sus aspectos más técnicos y esenciales para saber cómo posicionarte, cómo asegurar, de qué manera colocar un pie o cómo se monta un descuelgue y a la vez desde un lado filosófico integrando la escalada como un deporte y como una forma de vida.

«A la felicidad instintiva de escalar –que nos transporta a la infancia, cuando nos divertíamos subiendo a los árboles– se suma, en pared, el contacto con los elementos, la roca, el sol, el viento, que nos transportan a nuestro yo más primario.

Escalar es una actividad exigente que enlaza nuestro cuerpo con nuestro espíritu.

Abandonar el suelo es evadirse de lo cotidiano. El futuro se restringe a los siguientes agarres mientras se busca el equilibrio. Esta presencia inmediata es una forma de meditación en movimiento.

La escalada revela nuestro estado interior. Enfrentados muchas veces con el miedo y lo desconocido, estamos obligados a controlar nuestras emociones. Eso nos hace, forzosamente, un poco más humildes. La importancia del material es insignificante. Para escalar bien hacen falta simplemente unos buenos pies de gato. El resto depende de nosotros».

Lo que más me conmueve es esa visión que tiene del placer de moverse libremente por estos maravillosos espacios que invita a conservarlos. Igual que la escalada favorece cultivar una vida más simple, reducida a lo esencial. También conecta con la necesidad de cuidar y aportar a la sostenibilidad de los lugares de escalada:

«Tenemos la suerte de movernos gratis por un medio natural relativamente bien conservado, donde las huellas del hombre se limitan a los puntos de seguro y el magnesio. No hace falta decir que debemos respetarlo, tanto por la fauna y la flora que en él viven como porque lo compartimos con otras personas».

El fracaso no existe, forma parte del proceso

Están muy presentes en el manual la creatividad, de espíritu de lucha, el concepto de que hay tantas maneras de escalar como escaladores y estados de ánimo. «Algunos escaladores rechazan asumir el más mínimo riesgo en sus movimientos.

Nunca tendrán la sensación intensa que se experimenta cuando se realiza un movimiento que se creía imposible. Y es evidente que se limitarán el acceso a vías más duras que les exijan este “dejarse ir”.

«Es inteligente no proyectar nuestros deseos en otros»

Permaneciendo estáticos perderán eficacia pero ¿puede ser que obtengan mayor placer? No hay verdades absolutas, sino diferentes maneras de escalar. Estad abiertos a lo que hacen otros. Sed tolerantes con su actividad y no los forcéis a escalar de primeros si no quieren hacerlo. Es inteligente no proyectar nuestros deseos en otros. Sus ambiciones son tan respetables e interesantes como las nuestras, y exigen el mismo compromiso».

Aunque este libro es muy útil e invita a la autonomía, también recomienda que los primeros pasos se den acompañados de personas con experiencia.

Analiza con mucha precisión y desde una perspectiva puramente práctica y otra más emocional el concepto de éxito y fracaso:

«Para reforzar vuestra confianza y perseverancia es necesario que os conozcáis bien, y para ello es indispensable realizar un camino interior. Os propongo empezar por cambiar el modo en que contempláis el éxito y el fracaso. Las fluctuaciones de nuestra mente están de hecho asociadas muchas veces a nuestra autoestima. Identificándonos con nuestros fracasos (fallo, ¡aunque no soy un fracasado!) pero también con nuestros éxitos, nos sometemos a una importante presión.

Cito a continuación algunos indicios para reconocer este veneno que es la presión: la molestia y cierta impaciencia que nos obligan a acabar rápidamente, la ira, las quejas, los sentimientos de injusticia y de frustración en que nos sumergimos cuando no lo conseguimos, a pesar de tener la sensación de haberlo dado todo, la envidia y una excesiva exigencia que dan como resultado falta de lucidez sobre nuestras capacidades momentáneas.

Estos sentimientos de decepción nos alejan de lo esencial, del simple placer de escalar, de estar en el mundo, al aire libre, con los amigos».

«Lo que caracteriza a Adam Ondra, Chris Sharma, Angela Eiter o Margo Hayes es su capacidad para enfrentarse al fracaso»

El final de la obra está repleto de los testimonios de algunos de los escaladores y escaladoras más representativos e inspiradores, entre los que se encuentran Alex Honnold, Alex Megos, Adam Ondra, Martina Cufar, Dani Andrada, Charlotte Durif , Josune Bereziartu, Angela Eiter, Margo Hayes, Chris Sharma, Barbara Zangerl.

«Lo que caracteriza a Adam Ondra, Chris Sharma, Angela Eiter o Margo Hayes es su capacidad para enfrentarse al fracaso, para utilizarlo como un trampolín y mantener una actitud positiva. Sin que hacerlo desemboque en un optimismo vanidoso, ser positivo y aprender a maravillarse y disfrutar de las cosas pequeñas que tiene la vida nos hará más felices… y más eficaces».

La mecánica de la escalada, la técnica, la táctica, el enfoque… cosas como ¿qué es lo que pasa por la cabeza de un escalador que está en acción? En cada parte del libro se ve una experiencia brutal en esto de escalar, se ve que se trata de alguien que no solo ha escalado mucho y muy duro por todo el mundo, por vías de deportiva y grandes paredes, por bloques y escaladas en solitario, sino que tiene como característica la capacidad de observar con apertura y sin juicios las maneras de escalar y de aprender de otros escaladores y de esa diversidad saca los mejores aprendizajes.

Habla de los pensamientos negativos y te cuenta su experiencia y cómo suele resolverlos, en qué lugar los pone y desmonta creencias de una manera muy abierta: «Para Christophe Bichet, que mide 1,50 m y escala 8c+: “La envergadura es un dato físico, un hecho, pero también, y sobre todo, una creencia. Existe la envergadura psicológica (la que se tiene en la cabeza) y la envergadura física (la que permite nuestro cuerpo). La buena noticia es que las dos ¡se pueden aumentar!”».

Ser generosos

Nos recuerda a menudo que el principal objetivo de la escalada es aprender, sentir y comprender cómo desplazarse por la roca con fluidez, felicidad y eficacia.

Y creo que esto queda muy bien reflejado a lo largo de todo el manual. Constantemente anima a los principiantes a no desanimarse:

«No tengáis miedo de no entender todo en seguida. Cuando os iniciáis es normal sentiros un cero a la izquierda. Todo el mundo ha empezado algún día y os daréis cuenta de que nos pasamos la vida aprendiendo y progresando, sobre todo en una actividad tan compleja como la escalada».

«Mantener la motivación cuando se hace actividad regularmente solo es posible si se es, en cierta medida, generoso con uno mismo». Me parece muy valiente el enfoque: un escalador de élite hablando de cosas generales pero sobre todo desde su experiencia. A veces sus comentarios o consejos no son los políticamente correctos, o los típicos que diría un entrenador pero tienen el valor de que son los que da desde su voz desde su vivencia con una trayectoria rica que avala sus opiniones.

«No os dejéis deslumbrar por los vídeos y escaladas de los escaladores mediáticos. Solo veréis la parte emergente del iceberg. Ellos también tienen dificultades para volver a ponerse en forma cuando hacen una pausa y, como todo el mundo, solo se sienten en estado de gracia durante unos días al año…»

Amar de verdad lo que se hace

«Tras 40 años de actividad estoy convencido de que la curiosidad y el entusiasmo son la base de la progresión.

Siempre tengo la misma pasión y me siento profundamente feliz cuando me muevo por la roca. Aunque he integrado en mi rutina más vías fáciles y rutas largas, estoy sorprendido de ver que mi nivel máximo realmente no ha bajado.

Lo que puede parecer paradójico es que el placer que siento por escalar ¡aumenta con la edad!»


 
Lecturas relacionadas
Portada del número 400 de la revista Desnivel

Desnivel nº 400

En este número: Leer en papel, ese acto de rebeldía. Cuatrocientos núm…

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.