EXPLORANDO

Arno Ilgner: «El factor psicológico es el más importante en la escalada»

Hablamos con Arno Ilgner, que nos trae en su nuevo libro Lecciones exprés un compendio de sus enseñanzas con un enfoque muy práctico. Además, estará hoy miércoles 8 en Madrid firmando ejemplares en la Feria del Libro y presentando su libro en la Librería Desnivel a 19h.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
El escalador y escritor Arno Ilgner  ()
El escalador y escritor Arno Ilgner

Tras el éxito de su libro Guerreros de la roca (Ed. Desnivel, 2005) y su experiencia de quince años desarrollando su programa de entrenamiento mental en la escuela Desiderata Institute (Teenessee, EEUU), Arno Ilgner nos trae en su nueva publicación Lecciones exprés un compendio de sus enseñanzas con un enfoque muy práctico.

Aprovechamos esta publicación para entrevistar a su autor, Arno Ilgner, que nos visitará el próximo 8 de junio en la Feria del Libro (casetas 306 y 307 de 11 a 14h) y en la Librería Desnivel (c/Plaza Matute, 6. Madrid) a las 19h para la presentación de su libro.  (Ver programa completo de su gira).

Brevemente, ¿cómo describirías el programa «Guerreros de la roca»? ¿Por qué escogiste la imagen de un «guerrero»?
Los guerreros, o los soldados, tienen que actuar con valor en una batalla para salvar sus vidas. Para lograr esto, también deben utilizar muy bien su atención. Del mismo modo, la escalada precisa que utilicemos bien la atención. La esencia del programa «Guerreros de la roca» está en la atención, y en cómo escogemos utilizarla. Sabiendo hacia dónde dirigir nuestra atención y luego manteniendo nuestra atención en el momento, podemos dar lo mejor de nosotros mismos, y a la vez mantenernos a salvo.

¿Qué importancia crees que tiene el factor psicológico en el rendimiento en la escalada? ¿Qué porcentaje representa comparado con otros factores como pueden ser la fuerza, la coordinación, el equilibrio o la flexibilidad?
No creo que esto se pueda cuantificar en porcentajes. Es más bien una cuestión de priorizar unos sobre otros. Todos los factores son importantes, pero el factor psicológico es el más importante. Los escaladores pueden estar físicamente muy fuertes, pero si ellos mismos no creen que están fuertes, no serán capaces de utilizar bien su fuerza. Por tanto, cómo comprendemos y utilizamos nuestro factor psicológico es lo más importante.

En tu programa pones el énfasis en disfrutar del proceso más que en conseguir unos objetivos, pero la motivación en la escalada suele venir de lograr encadenamientos cada vez más difíciles… ¿Cómo unes estos dos conceptos?
Uno, o encuentro el equilibrio entre estos dos conceptos, integrando ambos y dándole importancia a los dos. Los objetivos son importantes porque nos dan una visión hacia la que dirigirnos. Pero, una vez que los objetivos están marcados, necesitamos centrar nuestra atención en disfrutar del proceso. El proceso es lo que más nos aporta en nuestra vida de escaladores, por tanto, los objetivos tienen una importancia secundaria. Si no disfrutamos de la escalada… ¿por qué escalar? Primero fijando objetivos y después centrándonos en el proceso es como disfrutamos mucho más de la escalada y de los retos. Estar motivado de esta forma en realidad nos ayuda a lograr nuestros objetivos. La vida es paradójica. Centrándonos en el proceso logramos objetivos más rápidamente y con más disfrute.

Los alumnos que acuden a tus clases, ¿suelen ser principiantes o escaladores de nivel medio o alto? ¿Qué es lo que suelen buscar y qué es lo que tú les ofreces?
Normalmente tengo alumnos de nivel intermedio, aunque también a veces tengo tanto principiantes como escaladores de nivel avanzado. El programa «Guerreros de la roca» les ofrece la base para saber cómo centrar su atención. Dividimos la escalada en dos tareas: tareas de detención y tareas de avance. Tenemos ejercicios que ayudan a los alumnos a centrar su atención es esas tareas. La mayoría de los escaladores no tienen un buen rendimiento porque mezclan estas dos tareas. No se paran deliberadamente a pensar y a prepararse. Y no escalan con intención una vez que han acabado de prepararse. Nosotros les ayudamos a separar esas dos tareas, de forma que realicen ambas deliberadamente. Al hacer esto, mejoran su compromiso y su rendimiento.

Impartes también un «curso de caídas». ¿No crees que esto puede ser peligroso?
Sí, caerse es peligroso. Pero no podemos eliminar el peligro simplemente ignorando la caída. Todo lo que hacemos tiene unas consecuencias. Al aprender sobre la caída (practicándola) el escalador aprende cómo caerse bien. Esto es lo que les mantiene seguros. De nuevo es otra paradoja. Nos mantenemos a salvo aprendiendo a caernos.

¿Recomendarías a los escaladores que practicaran las caídas por ellos mismos?
Es útil recibir una instrucción específica de cómo caerse. He visto a otros instructores enseñando cómo caer y me ha parecido peligroso. Sus métodos hacen progresar a los alumnos demasiado rápido, provocando que estén tensos durante las caídas. El método de «Guerreros de la roca» permite al alumno tener una progresión en pequeños pasos, como por ejemplo primero en toprope, luego con caídas de primero… Este enfoque gradual permite a los alumnos relajarse y prestar atención durante la caída; les permite dirigir su atención hacia lo que están haciendo y caer bien. Muchos alumnos me dicen que hasta empiezan a disfrutar de las caídas.

¿Hay algún escalador «famoso» que haya asistido a tus clases?
Los escaladores de alto nivel ponen en práctica el programa, sea consciente o inconscientemente. Y digo esto porque la esencia del programa es la atención y cómo usarla. Los escaladores de alto nivel deben utilizar bien la atención para tener un buen rendimiento. Respondiendo tu pregunta más directamente, varios escaladores me han dicho que han leído mis libros y que les han ayudado, un ejemplo reciente sería el de Alex Honnold, cuando estaba aprendiendo escalada clásica.

Como escalador, ¿qué es lo que más te gusta de la escalada?
Me gusta el movimiento, las vías largas en libre, la exposición, la resolución de problemas, el sentimiento de emplear a fondo mi mente y mi cuerpo en un reto. La escalada me hace sentir vivo.

¿Cuándo decidiste convertir el entrenamiento mental en tu modo de vida? ¿Te resulta satisfactorio?
Cuando cumplí 40 años decidí reorientar mi carrera hacia la escalada. Comprender el miedo me resultaba interesante. Comencé en esto en 1996, y sí que lo encuentro satisfactorio y lo disfruto. He aprendido mucho de mí mismo como persona, como padre, como marido y como escalador. Me siento mucho más en paz con mi vida.

Más información sobre Arno Ilgner y su programa Guerreros de la roca en: www.warriorsway.com

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.