ESCALADA DE VELOCIDAD

España e Indonesia, hermanadas en el CAR de Sant Cugat

Hemos visitado a la selección indonesia, liderada por Veddriq Leonardo, Kiromal Katibin y Desak Made Rita Kusuma Dewi, que ha entrenado esta semana en el muro de la selección española. Erik Noya, Leslie Romero y el resto del equipo, pendientes de su ejemplo.

La selección española e indonesia entrenando en el CAR de Sant Cugat. 📷 Isaac Fernández
La selección española e indonesia entrenando en el CAR de Sant Cugat. 📷 Isaac Fernández
| No hay comentarios |

La Copa del Mundo de Escalada de Velocidad 2023 ha llegado a su ecuador después de dos pruebas en Asia (Seúl y Jakarta) y una en América (Salt Lake City), y emprende ahora la segunda mitad del circuito con las dos pruebas europeas de las dos próximas semanas (Villars y Chamonix) antes de cerrar el curso en Wujiang en septiembre.

En categoría masculina, la competencia es máxima entre indonesios y chinos. Veddriq Leonardo es líder, ha ganado dos de las tres pruebas (Seúl y Salt Lake City) y ha batido el récord del mundo (4”90), situando sus mejores marcas por debajo de los cinco segundos. Su compatriota Kiromal Katibin tuvo el récord del mundo el año pasado y ha corrido de forma consistente en 5”0, mientras que su otro compatriota Raharjati Nursamsa fue el ganador de la prueba de Jakarta.

En categoría femenina, Desak Made Rita Kusuma Dewi ha sido la principal adversaria de la gran dominadora polaca Aleksandra Miroslaw y tiene un lugar reservado en el podio: segunda en Jakarta y Salt Lake City y tercera en Seúl.

La selección española e indonesia entrenando en el CAR de Sant Cugat. 📷 Isaac Fernández
La selección española e indonesia entrenando en el CAR de Sant Cugat. 📷 Isaac Fernández

A Villars pasando por Sant Cugat

La sintonía entre la selección de Indonesia y la selección española es muy buena. Erik Noya ha recibido siempre un trato especialmente cariñoso en Indonesia y los dos entrenadores, David Macià y Hendra Basir, comparten su visión sobre la manera de afrontar la preparación de sus deportistas y de las competiciones, además de una admiración mutua. “Es una gran persona, humilde y siempre en segundo plano para dar protagonismo a sus escaladores, incluso con todo lo que ha conseguido”, dice David de su homólogo indonesio. “Es un tipo muy capaz, con gran experiencia y encima ha conseguido la medalla de oro olímpica”, dice Hendra acerca del seleccionador español.

Ese contexto ha hecho posible que la FEDME invitara a la selección de Indonesia a realizar una concentración conjunta durante esta semana, previa a las competiciones europeas, y que los indonesios aceptaran gustosos. “Nos viene muy bien para adaptarnos después del largo viaje, a unas condiciones meteorológicas diferentes y sobre todo al horario, pues hay cinco horas de diferencia y el cuerpo necesita habituarse a ello”, admite Hendra Basir.

Esta concentración ha tenido lugar en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), donde los deportistas de la selección española son residentes desde hace unos meses en su camino hacia París 2024 y donde también se ha alojado la expedición indonesia.

La selección española e indonesia entrenando en el CAR de Sant Cugat. 📷 Isaac Fernández
La selección española e indonesia entrenando en el CAR de Sant Cugat. 📷 Isaac Fernández

El muro español de velocidad

Eso sí, la concentración ha sido posible gracias a la instalación de un muro oficial de escalada de velocidad en las instalaciones del CAR. Una estructura alquilada por la FEDME (con la financiación del CSD) durante tres meses, que suple una carencia endémica del equipo español de cara a la segunda parte de la temporada, con las pruebas de Copa del Mundo, el Campeonato del Mundo y las clasificatorias para los Juegos de París en el horizonte.

Sorprende el hecho de que la selección del vigente subcampeón del mundo, campeón de la Copa de Europa y cuarto en la Copa del Mundo con dos podios (Erik Noya) no dispusiera de una estructura oficial para efectuar sus entrenamientos. Hasta ahora, debía apañarse con el plafón dividido en cuatro secciones que tiene en el gimnasio del CAR y con las visitas al rocódromo Sharma Climbing de Gavà, situado a 30 km de distancia. El agradecimiento a esta instalación es máximo (anteriormente tenían que hacer horas de viaje hasta Pamplona, donde quedaba el muro de velocidad más cercano), pero el hecho de ser un rocódromo comercial no les permitía gestionar sus propios horarios y a menudo se veían obligados a ceder la vía a otros usuarios: “Ellos pagaban su entrada, así que tenían todo el derecho de hacer uso de la instalación, pero es como si Mireia Belmonte tuviera que preparar su clasificación para los Juegos Olímpicos en un carril de una piscina pública y a ratos se encontrara a niños jugando con sus flotadores”, se lamenta Erik Noya.

La selección española e indonesia entrenando en el CAR de Sant Cugat. 📷 Isaac Fernández
La selección española e indonesia entrenando en el CAR de Sant Cugat. 📷 Isaac Fernández

Una colaboración muy buena para los deportistas

La concentración conjunta Indonesia-España es muy beneficiosa para los deportistas de la selección española. “Entrenar con los mejores te da un plus evidente”, constata David Macià. En los mismos términos se expresa Erik Noya: “Son las personas más rápidas del mundo y entrenar con ellos me implica a mí seguirles el ritmo, lo que significa entrenamientos de muchísima calidad; vivir todos los días como si estuviese en una Copa del Mundo… Es la mejor preparación que puede tener un atleta”.

Así las cosas, ambos creen que estas jornadas, unidas al hecho de disponer de la nueva instalación, se notarán en los próximos resultados.

Convivencia y unidades de entrenamiento

La selección española de David Macià ha tomado algunos ejemplos de la selección indonesia de Hendra Basir. El proyecto de trabajo del seleccionador nacional siempre ha contemplado la creación de «unidades de entrenamiento», que por fin ha tomado forma a principios de 2023 con la residencia de los miembros del equipo en el CAR de Sant Cugat. Allí duermen, desayunan, comen, cenan y entrenan pensando permanentemente en la escalada. Tienen además a su disposición un equipo completo, con preparador físico, nutricionista, fisioterapeuta y otros profesionales para optimizar el rendimiento.

La experiencia indonesia es parecida. Hendra Basir lidera lo que él llama “una familia”, que también vive conjuntamente desde 2020: “entrenamos juntos, comemos juntos, cenamos juntos, desayunamos juntos…”. Pero no solo eso, sino que también aplica un método de preparación basado en la ciencia del deporte, con todo un ecosistema de apoyo que incluye profesionales en diferentes ámbitos así como tecnología: “No vale con solo entrenar duro y correr rápido, hay que combinarlo con la preparación física, la psicología y trabajar muchísimo todos los datos que vamos obteniendo”.

La selección española e indonesia entrenando en el CAR de Sant Cugat. 📷 Isaac Fernández
La selección española e indonesia entrenando en el CAR de Sant Cugat. 📷 Isaac Fernández

Todos pensando en París 2024

Los Juegos Olímpicos de París 2024 son la obsesión de ambos equipos, aunque Hendra Basir también tiene grabadas a fuego las citas de Los Angeles 2028 y Brisbane 2032, para las que pretende añadir candidatos en dificultad y búlder. De momento, el entrenador indonesio ha modificado la estrategia de sus atletas para pasar de buscar marcas y batir el récord del mundo a conseguir consistencia y lograr los mejores resultados. “El año pasado fuimos a batir récords y nos dimos cuenta de que eso no siempre te proporciona podios, que al final es lo que más importa”, apunta Basir.

La primera opción para clasificarse para París 2024 llegará en poco más de un mes, en los Campeonatos del Mundo de Berna. Allí, los dos primeros clasificados obtendrán los primeros billetes olímpicos. Posteriormente, habrá otra oportunidad para cada continente: en septiembre, los europeos se medirán en Italia para una plaza, mientras que los asiáticos lo harán en Jakarta en noviembre. Finalmente, las últimas cinco oportunidades llegarán durante el primer semestre de 2024, con la disputa de una serie de pruebas clasificatorias. En total, 14 hombres y 14 mujeres tendrán la oportunidad de participar en los Juegos (entre ellos, una plaza reservada para Francia y otra en concepto de universalidad) y no podrá haber más de 2 representantes por país en cada categoría.

Los indonesios ya tienen la mirada puesta en los Campeonatos del Mundo de Berna. Saben que tienen todas las opciones de ganar el título y de conseguir el billete y no quieren dejar pasar la oportunidad, especialmente Veddriq Leonardo y Desak Made Rita Kusuma Dewi. Los españoles, por su parte, han planeado ir al máximo a todas las pruebas clasificatorias, aunque saben que será muy difícil: Erik Noya y Leslie Romero deberían lograr la victoria en ese Campeonato de Europa oficioso de septiembre para lograr la plaza en primera instancia (Italia y Ucrania serán los rivales más difíciles de vencer), o bien encomendarse a las series clasificatorias de 2024, donde se medirán también a los especialistas orientales que todavía no tengan plaza (posiblemente China, Japón y Corea)… “Es factible, aunque no nos debemos engañar y sabemos que será extraordinariamente difícil”, resume Erik Noya.


 

Últimas noticias


 

 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.