EXPLORANDO

Salvador Calvo: «El Ultra Trail del Mont Blanc, un paseo al lado de esto»

Después de sufrir lo indecible, Salvador Calvo cruzó la línea de meta del Tor des Geants tras 86 horas y 47 minutos de una carrera contra el destino.

Calvo y Gross
Calvo y Gross
| No hay comentarios |

La presión de saberse el favorito, una rodilla que duele y un italiano que corría en casa fueron sus peores rivales.   El Tor des Géants es un trail de 330 kilómetros y 24.000 metros de desnivel acumulado que se celebra en los Alpes italianos entre el 12 y el 19 de septiembre de este año. Una carrera de resistencia en montaña de una sola etapa: la vuelta completa al Valle de Aosta a los pies de las grandes cumbres alpinas.   Dicho así es contar bien poco pues hablamos de una etapa que dura, en el caso de Salvador (en el de otros, todavía más) tres días y tres noches durmiendo más bien nada y devorando kilómetros como un fórmula 1. Cuando el itinerario coincide con vías de comunicación que no están hechas para las cabras, se presenta al periodista una ocasión de oro para entrevistar a los corredores. El resultado son preguntas hechas a salto de mata y respuestas espontáneas con el jadeo como común denominador.   Éstas son, más o menos, las condiciones en las que Darío Rodríguez, enviado muy especial de www.desnivel.com entrevistó a Salvador Calvo cuando todavía le faltaba una noche por correr y la carrera se le estaba transformando en un Vía Crucis.  

¿Qué tal se está desarrollando la carrera para ti?

Es muy duro. No he podido dormir, me duele todo y no sé si aguantaré otro día sin dormir.  

Y en líneas generales ¿Qué te parece el Tor des Géants?

¡Madre mía! ¡Esto es una locura! Es impresionante. No sé cuánta gente se habrá retirado ya, pero imagino que bastante y fíjate lo que queda todavía… ¡Una barbaridad!    

Entonces, ¿el Ultra Trail del Mont Blanc?

Un paseo al lado de esto.  

¿Sabes que sacas al italiano Ulrich Gross una ventaja de 20 minutos?

Pues va fuerte e incluso puede ganar porque lleva una progresión espectacular. Tiene mucho morro porque cuando yo me paré a dormir unos minutos en plena noche y él me adelantó, lo volví a alcanzar pero no me dijo quién era. Me encontré a un tío corriendo con una frontal y le pregunté quién era, me respondió con evasivas ¡y era Gross! Iba corriendo junto a mí y no me decía que era otro corredor. Aquello me extrañaba muchísimo porque se me olvidó coger agua y si es un aficionado que anda por ahí y te acompaña –porque me ha acompañado muchísima gente– enseguida te ofrece de todo. Como pensé que estaba entrenando y que era una persona del lugar, me paré a ponerme los guantes y le dejé marchar sin ir detrás de él. Si lo llego a saber…  

¿Cómo estás físicamente?

¡Me duele todo! Pero bien. Es previsible que al final te duela todo. Pero se trata de aguantar porque todavía queda bastante.  

¿El momento más duro?

Me cogió nevando mientras subía a un collado. Lo peor es cuando te quedas sin fuerzas, cuando te pones a subir y ya no tienes fuerzas. Lo estás pasando fatal porque parece que se te está saliendo el corazón. Todo el mundo dice que la primera parte era más dura y realmente lo era pero estás más fresco y ahora se está haciendo interminable. Las bajadas me están destrozando los cuadriceps, las rodillas. Y el calor… Se junta todo. Ahora es cuando te tienes que convertir en una máquina. No pensar y hacer kilómetros. No pensar en nada porque si piensas te paras.  

¿Intentas no pensar en nada o en algo positivo?

Siempre algo positivo como «ya me queda poco», «he llegado hasta aquí», «ahora tengo un avituallamiento», cualquier cosa menos pensar en acabar.  

¿Qué es lo que te duele exactamente?

La rodilla, los cuadriceps… La espalda la siento como si me pincharan con agujas. Y los dedos de los pies no quiero ni verlos cuando me quite las zapatillas. Pensé que no lo iba a aguantar tanto. Ese dolor de la rodilla era insoportable y me impedía formar un ángulo de 95 grados con la pierna. Lo pasé fatal. Estuve cuatro horas en la camilla. Después el médico me dijo que podía continuar.  

¿En esta carrera te mueves en el límite de resistencia?

He vomitado muchas veces, no he podido comer. Llega un momento en el que no te entra nada.  

¿Cuánto has dormido en toda la carrera?

Dos horas y cuarto.  

¿Qué es lo más difícil de un trail como éste?

La cabeza. Por la noche es desesperante. Estás agotado. Ayer me quedé dormido encima de una piedra. Me senté y me quedé dormido. Entonces la cabeza te pregunta, «¿dónde vas?» Te propones llegar a un punto y acabas agotado. De noche, agotado, muerto de sueño, te puedes resbalar y matarte.  

Hay zonas peligrosas…

Sí, y sobre todo de noche. Es una competición y por la noche es bastante difícil. Si coges una pista, hay carteles que te avisan, pero hay bajadas bastante peligrosas.  

¿Cuando ibas por delante era más fácil?

Hay un momento en el que hay tensión pero cuando ves que no puedes ya, te lo tomas con más tranquilidad. Si puedes y tienes fuerzas, bien, pero si tienes una lesión toca aguantar y nada más.  

Aquí la clave es la cabeza pero lo que te ha fallado es el cuerpo…

A pesar de lo que mucha gente cree, a mí la cabeza me va de maravilla. Otro problema físico que se puede superar es el comer: crees que necesitas comer, comes y te entra dolor de estómago.  

¿Cuál es la carrera más larga que has corrido?

He hecho las del Racing the planet, de 250 km, el Tour del Mont Blanc… De seguido he corrido 185 kilómetros. Son peores las de etapas porque lo tienes que llevar todo tú y durante 6 días.  

¿Qué piensas del Tor des Géants?

La gente es una pasada. Es increíble lo bien que te tratan, siempre pendientes de ti. Pasas por cualquier sitio y te ofrecen hasta chocolate. Solo que en algunos controles les falla un poco el concepto de distancia y no calculan bien. Si te dicen que hasta el próximo control hay una hora es que hay dos…  

¿Y la organización?

Mejor que la del Ultra Trail del Mont Blanc. La comida en algunos sitios es buenísima. Este último día he estado a punto de quedarme en un refugio…  

Como carrera ¿con cuál te quedas, con ésta o con la del Mont Blanc?

Ésta es increíble; tiene unas vistas del Cervino espectaculares, es una pasada, así que me quedo con el Tor des Géants.  

¿Llegas a disfrutar en una carrera como ésta?

Es increíble lo que se sufre en una prueba como ésta. Pero llegar a meta, estar con la gente, comentarlo… eso es lo que se disfruta porque no se te olvida. Pasen los años que pasen, se te queda grabado a fuego.  

¿Cambiarías la estrategia que has seguido durante la carrera?

No hubiera salido tan rápido al principio. Salí a saco. Sé que hubiera estado delante igualmente pero acabé con los cuadriceps destrozados. Bajé y vi las estrellas.  

¿Muy decepcionado por no ir el primero?

Te hace ilusión ser el primero, pero si no se puede, no pasa nada.

 

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.