EXPLORANDO

Kilian se toma una noche más y llegará hoy al mar

Las molestias musculares lo obligaron a parar anoche a escasos 10 km en línea recta del Mediterráneo, que ya puede ver. El atleta de la Cerdanya se pondrá en marcha hacia las 10:00 de la mañana con destino al puerto de Llançà.

| No hay comentarios |
La fatiga hace mella en el rostro de Kilian. Foto: Eduard Martinell-SalomonLa fatiga hace mella en el rostro de Kilian. Foto: Eduard Martinell-Salomon

La travesía completa de los Pirineos se le está haciendo más dura incluso de lo previsto a Kilian Jornet. El atleta de la Cerdanya tenía la determinación de alcanzar ayer su particular meta en el Cap de Creus, pero se tuvo que rendir a las evidencias y dejar para hoy el punto final a su enorme aventura transpirenaica.   La jornada de ayer lunes empezó a las 7:20 horas de la mañana desde el refugio de Cortalets, en el macizo francés del Canigó. Su ritmo fue bueno, habida cuenta de los siete días completos que lleva corriendo. La principal dificultad de la etapa empezaba en el Coll del Pertús, en la famosa frontera hispano-francesa de La Jonquera. Desde allí, 13 km y más de 1.000 metros de desnivel hasta la cima del Puig Neulós (1.257 m), recorriendo los bellos parajes de la Serra de l’Albera.   La cima del Puig Neulós le regaló las primeras vistas del Mediterráneo, pero también dejó los músculos de Kilian totalmente exprimidos. El descenso hasta el siguiente collado, el Coll de Banyuls, fue duro para el catalán, a quien llegaron a sugerir detenerse en ese punto. Pero Kilian puso su orgullo por delante y siguió unos kilómetros más, hasta detenerse en el Coll de Sant Miquel, situado en el extremo occidental del municipio costero de Colera.

Fin del camino en Llançà

El apoyo de los aficionados mitiga las molestias musculares. Foto: Eduard Martinell-SalomonEl apoyo de los aficionados mitiga las molestias musculares. Foto: Eduard Martinell-Salomon

El Coll de Sant Miquel se encuentra a escasos 10 km en línea recta del mar. Está previsto que Kilian Jornet vuelva a ponerse en marcha a las 10:00 horas de la mañana para descender hasta encontrar el recorrido del GR-11 y alcanzar el pueblecito marinero de Llançà. Los responsables de Kilian’s Quest han previsto que el de la Cerdanya finalice allí su Transpirenaica, remojándose en las aguas mediterráneas de la Costa Brava.   Finalizar la ruta en Llançà implicaría un pequeño cambio de planes respecto a la idea original, que era terminar en la misma punta del Cap de Creus, extremo más oriental de la Península. Desde Llançà hasta el Cap de Creus se extiende un camino de 25 km de distancia, con constantes subidas y bajadas a cotas de hasta 200 metros, por el salvaje entorno del parque natural.   Sin duda un castigo muy duro tras ocho días de carrera en los que habrá recorrido bastantes más de los 700 km de distancia previstos inicialmente, debido a los cambios de itinerario por las condiciones de nieve y las tormentas eléctricas.

 

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.