EXPLORANDO

Kilian llega a Andorra y se siente cada día mejor

Parece que el cuerpo de Kilian Jornet se está acostumbrando al ritmo diario de más de 90 km wn entre 12 y 15 horas de carrera. Afronta el tramo final de su particular Transpirenaica pleno de moral y confianza.

| No hay comentarios |
Las ampollas y una pequeña tendinitis no serán obstáculo para Kilian. Foto: Eduard Martinell-SalomonLas ampollas y una pequeña tendinitis no serán obstáculo para Kilian. Foto: Eduard Martinell-Salomon

Andorra no es un terreno desconocido para Kilian Jornet. Allí ha participado, y vencido en varias pruebas de esquí de montaña e incluso de carreras por montaña, con victoria en las dos últimas ediciones de la Andorra Syrace. Sin ir más lejos, este mismo invierno se colgó la medalla de oro en Vertical Race y la de plata en la carrera individual de los Campeonatos del Mundo de esquí de montaña disputados allí.   Es a este escenario familiar al que llegó anoche en su particular visión de la Transpirenaica, tras cinco días corriendo desde Hondarribia, con destino al Cap de Creus. Nuevamente el calor, con temperaturas que volvieron a alcanzar los 30ºC, fue el principal obstáculo en esta quinta etapa, en la que Kilian recorrió 94 kilómetros en 13 horas de carrera.   La salida de la jornada fue a las 7:30 horas desde la población de Senet, donde había llegado la noche anterior. A lo largo del día, cruzó la comarca ilerdense del Pallars Sobirà, recorriendo algunos de los sobrecogedores parajes incluidos en el Parque Nacional de Aigüestortes. Tras cruzar el río Noguera Pallaresa y llegar al pueblo de Llavorsí, Kilian emprendió de nuevo el camino de las alturas resiguiendo la Vall Farrera hasta llegar a la frontera con Andorra a la altura del Coll de la Botella.  

Llamamiento a los aficionados

Junto a su padre anoche. Foto: Eduard Martinell-SalomonJunto a su padre anoche. Foto: Eduard Martinell-Salomon

Con unos 500 km a sus espaldas, Kilian mantiene un alto ritmo de carrera. “Mi cuerpo se está acostumbrando a este ritmo diario y me estoy encontrando muy cómodo”, ha explicado Kilian, que no está acusando el cansancio muscular, aunque sufre una pequeña tendinitis en el pie como consecuencia de los malos apoyos por las ampollas. El atleta ve cada vez más cerca la posibilidad real de completar este reto que forma parte del programa Kilian’s Quest. Una vez más, contó en los últimos 6 km de la jornada con el apoyo de su familia al completo. Su padre Eduard Jornet, su madre Núria Burgada y su hermana Naila Jornet lo acompañaron en ese tramo final.   Antes de retirarse a descansar, Kilian todavía tuvo tiempo de acordarse de los aficionados que están siguiendo su aventura. De hecho, algunos de ellos han ganado un concurso que les permitirá correr a lo largo de la jornada de hoy con su ídolo. El atleta ha hecho extensible un llamamiento general: «Os animo a venir a correr conmigo las últimas tres etapas que faltan porque seguro que nos lo pasaremos muy bien”.

 

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.