EXPLORANDO

Iker Karrera: “Creo que en el UTMB tomé las decisiones acertadas en los momentos claves”

El corredor vasco ha sido la gran sorpresa de la pasada temporada de carreras, en la que se ha consagrado con su segundo puesto en el UTMB y la victoria, junto a Miguel Heras, en la Transvulcania. Iker Karrera ha llegado para quedarse.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Iker Carrera tras lograr el récord de Los tres grandes del Pirineo  (Salomon)
Iker Carrera tras lograr el récord de Los tres grandes del Pirineo

Es un corredor de pocas carreras, pero preparadas a conciencia. Recién llegado al equipo Salomon, en el que está con los mejores corredores del mundo, Karrera comenzaba el año con una retirada y malas sensaciones, que le hicieron replantearse las cosas y cambiarlas. Parece que acertó y a la vista están los grandes resultados logrados por el vasco a raíz de ese cambio.

Poco a poco se fue viendo al verdadero Iker, que conseguís su primera gran victoria en la Transvulcania, junto a Miguel Heras. Tras esa victoria, todo lo demás fue llegando de forma natural; segunda plaza en la Zugspitz alemana  récord en los tres gigantes del Aneto, al más puro estilo Kilian Quest.

Pero el plato fuerte llegaría a finales de agosto. En la línea de salida de la UTMB, como cada año, se agolpaban los mejores corredores del mundo dispuestos a darlo todo tras largos meses de entrenamiento. Iker se unió al grupo bueno, formado por Jornet, Heras y Chaigneau. Tras el abandono de Heras, Iker no se conformó con asegurar el podio, atacó al francés y acabó en segundo lugar. Era la crónica de cómo Iker Karrera llegaba a lo más alto del trail running internacional. Y lo que queda.

¿Cómo te has visto durante el año 2011?
Empecé mal, retirándome en mi primera carrera. Las sensaciones eran las mismas que cuando tuve que retirarme en la Ehunmilak del año pasado. A raíz de eso, analicé, busqué y empecé a hacer las cosas de otro modo. Y las cosas empezaron a mejorar y a salir resultados. Hasta que el cuerpo y la cabeza te dicen que ya basta, que están cansados, cosa que me pasó Cavalls.

¿Has cumplido los objetivos marcados a principios de año?
A principios de temporada había marcado carreras en el calendario, pero no puse unos objetivos concretos para cada uno. El objetivo principal de las primeras carreras era ir cogiendo buena forma, para llegar bien a  la carrera que más me motivaba, que era el UTMB. Pero también el hecho de correr con el equipo Salomon, quieras que no, te da una motivación extra para competir al máximo en todas las carreras.

Te has dosificado y has corrido pocas carreras, pero importantes…
Sí. Prefiero dosificarme, elegir las carreras que me puedan interesar porque son de por sí atractivas, o si no porque me vienen bien en la planificación de los entrenamientos. 

¿En qué ha cambiado tu carrera tras correr tu primera temporada para un equipo como Salomon?
Tengo más facilidades para entrenar mejor. El soporte que nos da el equipo es importante, material, estancias, etc. Eso te quita presión y puedes centrarte más tranquilamente en entrenar. A parte de eso, le da más visibilidad a lo que hago, en los medios, en la calle y eso en parte es positivo. Y sobre todo, me da una posibilidad de disfrutar y de practicar de una forma muy intensa y especial de lo que me gusta hacer, que es correr en el monte.

Has corrido mucho junto a Miguel Heras, incluso ganaste “ex aequo” la Transvulcania. ¿Cómo lo recuerdas?
De todo lo que había hecho en años anteriores, sabía que Miguel era un gran corredor. Ese día me enseñó la gran persona que es. Fue bonito.

Más adelante, en una de tus primeras (si no la primera) carrera internacional, la Zugspitz, consigues acabar segundo…
Si. Y una vez más detrás de Miguel. Con toda la gente de nombre que había, sentía respeto, pero también sabía que estaba bien. Sabía que la referencia de Miguel, era la buena, por lo que fuimos juntos. Hasta que por unos dolores de estomago me toco sufrir y bajar el pistón en los últimos kilómetros. Con el segundo puesto, muy satisfecho y  más satisfecho, por el buen entreno que supuso de cara al UTMB, sobre todo psicológico.

Y luego llega el UTMB. ¿Cómo lo habías preparado?
Como he comentado antes, el resto de carreras, estaban planteadas como entrenamientos para el UTMB. La última carrera antes de la UTMB, fue Zugspitz, a finales de junio. Y luego me dedique a entrenar, lejos de las competiciones. Las últimas semanas fui a Chamonix, a conocer el recorrido, a entrenar en la zona e ir mentalizándome poco a poco de lo que es esa carrera.

¿Te veías compartiendo liderato con otros grandes como Kilian, Miguel o Seb. Chaigneau?
No.

¿Qué ha sido lo que más te sorprendió del UTMB?
Todo. Pero sobre todo cómo se vive esa carrera en todos los pueblos de la zona, desde mucho antes y el mismo día. También lo grande que es esta carrera, en todos los aspectos.

¿Qué pensaste cuando acabaste en segundo lugar?
Aquello no era el guión de una película, en la que los protagonistas, en esos momentos, piensan en grandes cosas. No, era simplemente real. Y la realidad es que estaba cansado y feliz a la vez. No piensas en grandes cosas, piensas en que ya está, ya se ha terminado, lo he conseguido y sobre todo en controlar las emociones, ya que son muchas cosas las que te vienen a la cabeza a la vez, de una forma desordenada. Soy bastante frío y no exteriorizo las emociones, pero lo viví muy intensamente y puedo decir que la realidad supera por mucho la ficción.

¿Cómo ves tu actuación tras un tiempo para asimilarla?
Creo que cogí las decisiones correctas en los momentos claves de la carrera. No fui con la idea de estar en el grupo de cabeza, pero tal y como se puso la meteo, pensé que ir en grupo sería lo más acertado. ¿Pero, y qué grupo?

Mi referencia este año ha sido Miguel. Pensaba que en esta carrera al final estaría por delante de mí, pero, cuantos más kilómetros hiciera con él, estaba convencido de que terminaría bien. Luego, el resto de detalles, cuidar mucho el tema de  la ropa,  comida, bebida…  Y era consciente de que subiendo era superior a Chaigneau, por lo que decisión de  forzar el ritmo en la subida al col de Forclaz, tanto en esa como en la siguiente subida, sacarle un tiempo, que me permitiera hacer los últimos kilómetros de teórica bajada, con garantías, fue acertada.


 

También apostaste por el récord de los tres gigantes de los Pirineos. ¿Cómo surge la idea?
Era una idea a la que ya llevaba tiempo dándole vueltas. Luego en una comida salió el tema y ya no podía quitarlo de la cabeza, hasta hacerlo.

¿Esperabas batir el récord?
La marca anterior, la habían hecho en las circunstancias que hicieron y para mi,  más que la marca que obtuvieron, merece reconocimiento el intentar hacer algo así, el plantearte tus retos, en caminos y modos no determinados por otros.

Era consciente, de que en la forma física en la que me encontraba, se podía mejorar esa marca. Pero mi objetivo no era sólo el mejorarlo, sino, poner mi propia marca. El intentar hacer la mejor marca posible, el apretarme al máximo, ya que también era un entrenamiento de cara al UTMB.

¿Qué aportan estos retos que no aporten las carreras?
Un poco ya he dicho antes. Se salen de lo que es la “rutina” de las carreras. Previamente requieren un trabajo, de plantear, de medir las cosas, las complicaciones, definir la ruta, de imaginar… Es una forma de hacer la “carrera” que te gustaría que organizaran y como no la hay, te lo haces tú. Pero también el factor autosuficiencia, sin marcajes y sobre todo la soledad, le dan un punto muy especial.

¿Por qué cada vez más corredores se apuntan a realizar este tipo de desafíos?
Hay muchas carreras, pero montañas  y recorridos bonitos por el monte, muchísimas más. Es una forma de vivirlos, disfrutarlos, y también de darlos a conocer.

¿Tienes algo pensado de cara al año que viene?
Algo ya hay.

¿Y en el tema de carreras, alguna a la que no faltarás el año que viene?
Bueno, más o menos el calendario está definido. Volveré a estar en la Transvulcania y el UTMB. Y me gustaría correr algo en casa, quizás Hiru Haundiak, y fuera la de Lavaredo y la Diagonal de Foux. Quizás alguna más que pueda salir y ser interesante, pero no muchas más.

En el final de temporada apenas se te ha visto competir. ¿A qué has dedicado estos meses?
No. Desde Cavalls del Vent, no he competido nada y hasta abril, lo más seguro es que no lo haga. Prefiero descansar, sobre todo  psicológicamente. Además, uno no vive de esto, tengo mi trabajo y así en invierno bajo un poco la carga y la intensidad de los entrenamientos entre semana, para llevarlo mejor. Y los fines de semana, si hay nieve, práctico  esquí de fondo. Esto me ayuda a desconectar un poco del correr y por otro lado, es un modo muy bueno para entrenar de cara a la temporada de verano.

 


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.