EXPLORANDO

Antonio supera los malos momentos y se acerca a su objetivo

Antonio ya se encuentra de camino a Formentera, el destino final. Necesitó unas 14 horas para recorrer las casi 50 millas entre el puerto de Andratx y la Cala Sant Vicenç, donde llegó hacia las 2:00 de la madrugada.

| No hay comentarios |
Piragüismo en BalearesPiragüismo en Baleares

Las últimas horas de la expedición 4 Islas 4 Cumbres 2 Días han sido las más duras y decisivas para Antonio de la Rosa. El aventurero vallisoletano acometía las 50 millas de travesía entre el puerto de Andratx (Mallorca) y la cala Sant Vicenç (Ibiza) a mediodía de ayer, con un fuerte calor y con el cansancio acumulado de tantas horas de esfuerzo.   Esta navegación ha tenido todos los ingredientes de una gran aventura. Nada más salir del abrigo del puerto de Andratx, Antonio se ha tenido que enfrentar a un oleaje nervioso que le ha dificultado la progresión y le ha hecho avanzar más lentamente de lo habitual. Poco después, sus colaboradores han tenido que ayudarle a realizar una reparación de fortuna en alta mar, para sellar una abertura del patín del kayak estilo polinesio que utiliza en este desafío.   Pero lo peor, sin duda, ha llegado todavía más tarde, cuando el calor reinante y el cansancio acumulado han obligado a Antonio a detenerse durante treinta minutos para descansar. Esa siesta reparadora le ha devuelto las energías necesarias para volver a empuñar con fuerza el remo y seguir adelante con decisión hacia Ibiza.

Antonio de la rosa en su piragüaAntonio de la rosa en su piragüa

Antes de llegar a la mayor de las Pitiusas, De la Rosa se ha tenido que sobreponer todavía a un par de momentos bajos, comiendo, descansando, estirando los músculos y rehidratándose a conciencia. Además, ha debido aumentar la atención con la llegada de la noche. Finalmente, ha alcanzado la cala Sant Vicenç hacia las 2:00 horas de la madrugada. Cruce de Ibiza pasando por Sa Talaia La logística también puso su parte de contratiempo al llegar a Ibiza. La embarcación neumática que debía trasladar la bicicleta y al equipo de apoyo a tierra se quedó sin motor, y se tuvo que trasladar a golpe de remo. La operación demoró algo más de una hora la partida en bici de Antonio hacia la playa de Ses Salines, pasando por el pico de Sa Talaia, algo que ocurrió a las 6:00 de la mañana. Algo antes de las 10, Antonio de la Rosa se lanzaba en su última travesía marítima entre la playa de Ses Salines y Formentera.

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.