Rubén Díaz, cuarta muesca a la Travesía de Arroita sin pegado en Baltzola

El escalador de Bilbao sucede a Dani Andrada, Iban Larrión e Iker Pou en el listado de repeticiones de una vía con cierta mítica, creada por Iker Arroitajauregi en 1994.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Rubén Díaz, Travesía de Arroita, Baltzola
Rubén Díaz en la Travesía de Arroita de Baltzola

La Travesía de Arroita es una línea con una larga historia y todo un emblema de la cueva de Baltzola. Nació en 1994, de la pérfida mente de un entonces imberbe Iker Arroitajauregui, que ya hacía sus pinitos con líneas inclasificables entre el búlder y la vía. Sus 18 metros de recorrido horizontal incluían una piedra pegada en la primera parte y su grado actual ronda el 8C de travesía.

La primera ascensión tardó tres años en llegar y corrió a cargo de Rikar Otegi en 1997. En aquel momento el escalador vasco sugirió un grado de travesía con traducción a 9a de vía, algo inédito en nuestro país por entonces.

Naturalización de la línea

Sin embargo, y pese a que nunca ha perdido su mística, la piedra pegada se convirtió en un tema pendiente para la Travesía de Arroita cuando la evolución de la escalada derivó hacia el respeto total a la roca. Un tema pendiente hasta que Dani Andrada consiguió sacar un método que permitía evitar la utilización de ese canto artificial, abriendo la puerta a un encadenamiento totalmente natural… y mucho más difícil. Hace un par de años, Iker Arroitajauregui decidió quitar la piedra.

El mismo Dani Andrada se adjudicó la primera ascensión de la Travesía de Arroita sin pegado a finales de la primavera de 2006, lanzando una propuesta de grado de 8C+/9A de travesía, que él mismo traducía como un 9a+ de vía. Lo más exigente son los primeros cinco metros del itinerario, una secuencia que Dani valoraba alrededor del 8B de bloque por sí misma.

Los años han ido pasando desde entonces y las repeticiones han ido cayendo con cuentagotas. El siguiente en pasar por ella fue Iban Larrión quien, a finales de 2011, firmó esa primera repetición tres años después de haber encadenado también la versión con el canto artificial. Él no se pronunció en cuanto al grado.

Otros cinco años más tuvieron que pasar para la tercera muesca de la línea, que corrió a cargo de un nombre tan ilustre como el de Iker Pou en diciembre de 2016. En su caso, también volvía al recorrido después de haberlo hecho con la piedra pegada… 15 años antes. En su perfil de Instagram, la cotaba como “8C+/9A de travesía” y “buen 9a+ de vía” y apuntaba que era “un viejo sueño que siempre he tenido en mente”.

La experiencia de Rubén Díaz

Rubén Díaz no ha permitido que pasase otro lustro sin repeticiones y ha adelantado la suya al pasado sábado 27 de octubre de 2018. Con motivo de ese encadenamiento, ha remitido a Desnivel.com las siguientes frases:

La manufacturación a capricho no fue un acto puntual de algunos con una visión desviada, sino que se convirtió en norma durante años. Yo tengo 32 años y cuando empecé a escalar normalicé el coger una sika, un tallado o cualquier apaño, puesto que era lo que los activos de la época utilizaban. 

Después llegan los viajes, y con ellos ves que el tema no funciona así. Entiendes que las ambiciones tienen que ajustarse a las capacidades a corto plazo de cada uno. Y que es mejor estarse quieto que querer y no saber.

Arroita fue un visionario en 1994 abriendo esta línea y años después también lo fue al darse cuenta que su visión había evolucionado dejando un legado a las nuevas generaciones de que lo importante no es el “qué se hace” si no el “cómo”.  En todo esto, Dani Andrada en 2006 ­-quizá en uno de sus mejores años a nivel físico- jugó un papel fundamental al demostrar que lo aparentemente imposible sólo es una cuestión de nivel.

Yo realicé esta línea de forma artificial y al poco me di cuenta que esta ascensión era una mentira y que no la había hecho. Así llegó finales de 2016 cuando vi -mientras tenía una polea rota- que Iker Pou encadenó su ansiado proyecto que tenía en la cabeza desde hacía años. Este momento fue el punto de inflexión y de motivación para mí. 

Esta línea, sé que no es la más guapa, ni la más simpática ni la más lista, pero es la que más me gusta. Tiene un valor especial. Me da más pena que alegría el haberla realizado, puesto que acaba un ciclo en el que estaba a gusto. Así es la vida, son etapas, y Darwin ya nos dijo que no sobrevive el más fuerte sino el que mejor se adapta. ¡Seguimos!


 
Lecturas relacionadas
Escalar nº 112. Arenisca en Siurana, nuevas experiencias. Ailefroide: deportiva y búlder en Les Écrins.

Escalar nº 122

En este número: Arenisca en Siurana, nuevas experiencias. Ailefroide: …

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.



 

Novedades editorial

Últimas noticias