EN TORRELODONES

Juan Alonso: “Papá Oso 8C me lo puso difícil”

El escalador madrileño se anota la tercera repetición de la línea de Torrelodones y su ascensión más dura hasta la fecha. Hablamos con él para conocerle un poco mejor y que nos cuente algunos detalles del encadenamiento.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Juan Alonso en 'Papa Oso' 8C de Torrelodones.
Juan Alonso en ‘Papa Oso’ 8C de Torrelodones.   @louisiruela_climbing

Juan Alonso se ha anotado recientemente la tercera repetición de uno de los problemas más duros del país. Se trata de Papá oso 8C de Torrelodones, que estrenó Beto Rocasolano hace algo más de tres años y repitieron Nacho Sánchez en 2018 (con propuesta de 8B+/C) y Jorge Díaz-Rullo el año pasado.

Este madrileño de 30 años y orgulloso vecino de Cercedilla no es escalador profesional, ni mucho menos: “Soy pizarrista, tengo una pequeña empresita de cubiertas y digamos que es donde entreno físicamente”, nos explica. Su trabajo no le impide vivir con intensidad la escalada, al menos tres días por semana. Y quizás ese particular entrenamiento físico le ha llevado a alcanzar un altísimo nivel en búlder.

Eso y una tenacidad a prueba de pandemias y otros contratiempos. Para llegar al top de Papá oso invirtió entre treinta y cuarenta días de escalada repartidos entre 2020 y 2021. “Sin duda alguna es el bloque más duro que realicé, aunque la roca le hace perder muchos movimientos que son muy fanáticos”, apunta en sus redes sociales.

Hablamos con él para que nos cuente más detalles de ese encadenamiento y conocer mejor su trayectoria.

«Con la pandemia, se me ponía mejor motivarme con un bloque relativamente cerca de casa»

En tu post dices que has pasado un montón de horas en ese bloque, ¿qué te atrajo de él?
Me sentí atraído por sus movimientos y porque pensé que se me podría dar bien. Con la pandemia, de no poder salir de Madrid y demás, se me ponía mejor para trabajarlo y así motivarme con un bloque relativamente cerca de casa… a 40 minutos.

¿Por qué le has dedicado tanto?
Le dediqué tanto porque, además de ser muy duro, la roca en partes es muy mala y se rompe mucho… entonces algunos días había pasos que no podía probar.

¿Qué satisfacción has sacado del encadene?
Hombre es un gusto hacerlo y ver que has superado una barrera. La satisfacción de que todo esfuerzo ha merecido la pena.

«Es un techo súper estético, con una segunda parte que no es tan fácil como aparenta»

¿Podrías describir la línea?
La línea es un techo súper estético, con un principio de regletas buenas pero planas. La segunda sección, digamos que es canto bueno, pero no es tan fácil como a principio puede aparentar.

¿Qué es lo que más difícil te ha resultado?
Hay una rodilla muy técnica que, como movimiento aislado, no es lo más difícil, pero viniendo desde abajo es lo que más se me atragantó.

«Las secuencias de los demás ascensionistas no me venían muy bien y tuve que buscar la mía»

¿Cómo ha sido la progresión hasta terminar encadenando?
Suelo tener buena progresión en los problemas, tanto de búlder como de vía… Cada día que voy, saco algún apunte o algún paso que no hubiera hecho… Pero este bloque me lo puso difícil. Las secuencias de los demás ascensionistas no me venían muy bien y tuve que buscar la mía… además de los problemas que presenta esta roca y que ya he contado antes.

¿Qué piensas sobre el grado de este problema?
Sobre el grado, pienso que es 8C, por los días que me costó y porque a mí, eso de poner la barra, nunca me gustó… Para mí, es más duro que 8B+, pero bueno… es solo mi opinión.

«Antes ya hice Charlotte 8B+ y Zarzafar 8B+»

¿Qué otras líneas duras habías encadenado hasta ahora?
Esta misma temporada hice Charlotte (8B+), que me costó mucho menos, aunque es muy diferente a este. Zarzafar (8B+), que fue mi primero en ese grado, tampoco me parece tan duro como Papá oso.

Y, bueno, por líneas, muchas más duras también. Incluso ha habido 8B’s que me costaron más que Charlotte, por ejemplo. Por eso elegí este bloque, porque en parte se me daba bien.

¿Cuándo comenzaste a escalar?
Pues empecé con veinte años… muy tarde para mi gusto ahora. Empecé a escalar porque me rompí la muñeca haciendo snowboard; en aquella época montaba mucho en bici de descenso y me molestaba mucho la muñeca al saltar… Un amigo que llevaba ya algún tiempo ofreciéndome ir a escalar me lo preguntó de nuevo y fui a la Pedriza. Desde ese momento, ¡me enamoró!

«Mi estilo favorito: regletas buenas, movimientos largos en desplome… ¡y dinámicos!»

¿Cuánto tiempo sueles dedicarle a la escalada?
La verdad que en cuanto tengo algo de tiempo voy a escalar: los fines de semana no fallo y entre semana, sobre todo si hay buenas condiciones, salgo corriendo a la montaña… siempre que puedo claro. A la semana, mínimo tres días, ya sea roca o rocódromo, y más en temporada claro.


 

¿Por qué zonas se te puede ver escalando?
Me suelo mover mucho por la zona centro, ya que vivo en la sierra de Madrid. Intento viajar todo lo posible, aunque hay veces que no tengo tiempo y otros años hay tiempo y nos viene una pandemia…

¿Cuál es tu estilo favorito de escalada o de líneas?
Mi estilo favorito, diría que son regletas buenas y movimientos largos en desplome y, si terminan en dinámico, ya lo flipo.


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias