VALLE DELL’ORCO

James Pearson repite la aterradora ’29 dots’ entre reproches

El escalador británico se anota la segunda repetición de este enorme highball de 8A+ del Valle dell’Orco, cuyo paso clave está a 6 metros de altura y la salida por arriba alcanza los 14 metros.


| 2 comentarios |

James Pearson ha anunciado la repetición de una línea icónica en Europa. Se trata de 29 dots, un bloque del Valle dell’Orco (Italia) estrenado por Bernd Zangerl en 2015 y que hasta ahora solamente contaba con la repetición de Gabriele Moroni en 2017. La segunda repetición protagonizada por el británico ha llegado con más auto reproches que ilusión, debido al excesivo riesgo que él mismo considera haber asumido.

29 dots se eleva hasta 14 metros del suelo y cuenta con un grado de 8A+. Según James Pearson, el movimiento aislado más difícil de la línea, que él estima en 8A por sí mismo, se encuentra a 6 metros de altura, “que ya es suficientemente aterrador, pero todavía hay otra sección dura por encima de eso, con movimientos potentes e inseguros”. Una caída desde esa altura sin duda tendría importantes consecuencias.

Por esas razones, el experimentado escalador no lo considera un problema de búlder sino una vía que se escala en solo integral: “cuando no te puedes caer de algo, eso deja de ser un problema de búlder”.

Autocrítica

La principal autocrítica de James Pearson radica en el hecho de haber precipitado el proceso y haber realizado un intento de encadenamiento cuando todavía no estaba suficientemente preparado para ello, poniendo en riesgo su integridad física. “Después de veinte años escalando este tipo de vías de locura, me gustaría pensar que no soy demasiado malo eligiendo cuándo es el momento adecuado para ir a por algo como esto”, se lamentaba.

La cuestión es que los vaivenes de la meteorología le ofrecieron una ventana ideal para escalar la línea. Las temperaturas se habían desplomaba y soplaba un viento frío que dotaba a la roca de una adherencia increíble. Hizo la línea en top rope varias veces y matizó al máximo el paso clave. No se pudo resistir y decidió darle un pegue.

Sin embargo, no calculó que esas mismas condiciones –escalar a unos 5ºC y con viento– iban a tener consecuencias en sus dedos, y que todo el trabajo de ese día matizando los movimientos había pasado factura a sus reservas de energía y a su piel. En un primer intento, sufrió una inesperada caída desde el crux, que lo dejó descolocado pero sin mayores consecuencias.

En el segundo intento, sí pudo alcanzar la presa final del crux, a 7 metros de altura. Pero las cosas no iban bien. A medida que ganaba altura en la línea, la ascensión se fue convirtiendo en un infierno: “A pesar de que en la parte alta me sentía muy cómodo aisladamente, cuando la combiné con el primer búlder, las regletas afiladas como hojas de afeitar y las condiciones árticas drenaron toda la vida de las yemas de mis dedos, haciendo que la segunda mitad de la vía me pareciera sensiblemente más dura de lo que debería”.

Estaba sufriendo y, además, se sentía mal tanto por él como por su familia. Se saltó el reposo para evitar que los dedos sufrieran por las condiciones, y lo pagó más arriba con una insensibilidad total. Todavía quedaban movimientos de hasta 7A+, que le podían provocar una caída nada recomendable, de más de 10 metros. Finalmente, y a pesar de todo, logró salir por arriba.

“He decidido compartir esta historia para que pueda servir de advertencia a otros escaladores para que siempre respeten la roca y presten atención a las señales. Yo salí de esta, pero no debería haberlo hecho”, concluye James.

Lecturas relacionadas
Comentarios
2 comentarios
  1. La cara y comentarios de su mujer lo dicen todo. No me gusta ver a personas en el filo de la navaja. Lo digo desde el conocimiento directo de las consecuencias, que una caída a esa altura y con la protección utilizada, puede tener.

Deja una respuesta

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.