EXPLORANDO

Bloque con gancho en Moralzarzal

Las Jornadas de Montaña de Moralzarzal acogieron su primer campeonato de búlder en la Plaza de Toros cubierta de la localidad. Un éxito de participación, de ambiente y de espectáculo en un gran escenario. Galería fotográfica.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:

No estoy seguro de cuanta mano tiene Carlos Soria en Moralzarzal, pero lo que ha logrado es espectacular. Ya no por que la edición del pasado año fuese un éxito, si no porque esta tiene pinta de superarla. Pudimos estar en la conferencia de Iván Vallejo, un tour emotivo por algunas de sus grandes ascensiones del que ya habrá tiempo de hablar. Diré que el gran salón de actos se llenó (a pesar de que se a esas horas jugase la selección española) y que la gente salió entusiasmada. Aunque lo de Iván Vallejo no me sorprende, es único dentro de la fauna himalayista, hasta tal punto que llegó a invitar a toda la sala a su casa de Quito. Por turnos, eso sí.

Sin embargo, lo de la mano de Carlos Soria lo decía más por la competición de búlder. Ese «puntito» de color y fanatismo que este año se ha añadido a las Jornadas de Montaña de la localidad madrileña. Se celebró en la Plaza de Toros cubierta de Moralzarzal, un lugar idóneo para cualquiera que decida aventurarse en un proyecto similar. Fue el domingo por la mañana, y eso, tal vez, unido a que es la primera edición, no ayudó del todo a que el recinto se llenase, algo, por otro lado, sumamente difícil.

El caso es que Carlos Soria ha logrado que le cedan tal lugar para un evento del que se sabía que no podía ser un éxito rotundo de asistencia, y eso tiene mérito. Claro está que al Ayuntamiento le viene bien promocionar sus actos culturales, pero lograr abrir una plaza de toros para practicar un deporte del todo minoritario ya lo convierte en un logro.

Pasen y vean

Lanzamiento ciego para salir de un techo en uno de los bloques propuestos.- Foto: Jorge Jiménez/DesnivelpressLanzamiento ciego para salir de un techo en uno de los bloques propuestos.- Foto: Jorge Jiménez/Desnivelpress

Y además todos los presentes lo pasaron en grande. No había grandes figuras del rotpunkt, pero había muy buenos escaladores. Un total de 55 inscritos que se reunieron para disputar un campeonato ajustado hasta la final. Otro de los halagos debe ser para Carlos Suárez. Pensó siempre en el espectáculo -he de reconocer que mientras Suárez, equipador de la compe, probaba los bloques de la final, tuve mis serias dudas de que los bloques se pudiesen resolver-, y eso hace que el público y los escaladores disfruten, que para eso se inventó la escalada. Dos estructuras enfrentadas, cuatro líneas imaginativas en cada una, un speaker que sabe de lo que habla y una organización seria y bien hilvanada, que recogió sus frutos en la final, donde uno no podía permanecer parado si no quería perderse algún lance brutal o algún paso de rompecabezas.

A dicha final pasaron 6 chicas y 14 chicos. El ganador, un «mutante» llamado Nacho Sánchez («El murciano»), fue el único competidor en sacarse los cuatro problemas de la final a vista. «El murciano» tiene resuelto un 8b de bloque, pero eso no convertía su labor en sencilla. Aunque lo pareciese. El segundo clasificado fue Ángel Espinosa, otro tipo realmente fuerte que tuvo que dedicarle dos pegues a un bloque que contenía un lanzamiento largo y ciego para la salida de un gran techo. Tercero: Carlos Álvarez, que también encadenó todos los bloques, pero en varios intentos.

En cuanto a las chicas, Elisa Utorrigagoitia, se impuso en la final, llevándose a casa tres de los cuatros problemas propuestos y algún bonus. El empate en el segundo y tercer puesto lo decidieron dichos bonus dejando a Marina Espósito y Kasia Samson, como segunda y tercera respectivamente.

Supongo que la música y el buen ambiente ayudó bastante a que la gente saliera muy contenta, pero la imagen de Carlos Soria, cámara Nikon al cuello, deambulando entre los bloques, anima a cualquiera. Se ha sacado de la manga una pequeña fiesta bloquera en una localidad familiar, ha convencido a Carlos Suárez en tal empeño (aunque seguro que tampoco le costó demasiado) y hay que recordar que Carlos es un himalayista que roza los setenta años y aún así ha tendido la mano a las nuevas generaciones, más pendientes de los cantos que de las grandes montañas. Lo mejor, ya se habla de próximas ediciones.

Clasificación general.

Galería fotográfica.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.