EN TICINO

Brooke Raboutou hace el flash más duro con ‘Nascondino’ 8A+/B

La bloquera estadounidense se rehace en Ticino de la decepción por el preolímpico con uno de los encadenamientos más duro al flash en el búlder femenino mundial. Además, también se anota ‘Darkness’ 8A+ al flash.

Brooke Raboutou en 'Nascondino' 8A+/B del Ticino (Foto: Matty Hong).
Brooke Raboutou en ‘Nascondino’ 8A+/B del Ticino (Foto: Matty Hong).
| No hay comentarios |

Brooke Raboutou lleva años muy centrada en las competiciones. Para este 2023 su objetivo principal era conseguir el billete olímpico de los Juegos de París 2024. Era una de las favoritas para las tres plazas en liza en el Campeonato del Mundo de Berna, pero fue cuarta por muy poca diferencia; todo apuntaba a que lo iba a conseguir en los Juegos Panamericanos de Santiago, pero se vio superada por muy poco por su compañera de selección Natalia Grossman.

En ambas ocasiones, ha usado la roca para recuperar la motivación y resarcirse de esas decepciones. Después del Campeonato del Mundo, se anotó uno de los encadenamientos más duros de la historia del búlder femenino con la repetición de The Box Therapy en Rocky Mountain National Park, que para muchos es 8C+ pero ella prefirió dejar en 8C. Y después de los Juegos Panamericanos ha firmado dos de los encadenamientos al flash más difíciles de los que se tiene constancia.

Fulgurante por el Ticino

En esta ocasión, aprovechó que andaba por Suiza participando en el evento de su patrocinador, el Red Bull Dual Ascent en la presa de Verzasca, para ir a blocar al Ticino junto con buena parte del equipo de patrocinados: su hermano Shawn Raboutou, Alberto Ginés, Felipe Camargo, Angie Scarth-Johnson

Y escaló de forma fulgurante, demostrando su altísimo nivel. En sus redes sociales, explicaba su desempeño de este modo: “Mal tiempo aquí en el Ticino, lo que significa que tienes que hacer que cada intento valga la pena”.

Quizás por eso, para que cada intento mereciese la pena, no gastó más de un pegue en resolver Nascondino 8A+/B y Darkness 8A+. Dos líneas al flash que se sitúan entre lo más duro realizado en este estilo en la historia del búlder femenino.

Pocos precedentes

Y es que los registros de los encadenamientos más difíciles al flash realizados por una escaladora no van más allá del 8A+. La primera en alcanzar ese grado al primer intento fue Ashima Shiraishi, cuando resolvió Lethal design en Red Rocks en mayo de 2020. Unas semanas más tarde, la siguió la francesa Charlotte André, con Le mur du son assis en Fontainebleau.

El año siguiente, en mayo de 2021, la propia Brooke Raboutou se anotó su primer 8A+ al flash con Euro Trash en Little Cottonwood Canyon. Y el pasado mes de octubre, la gran campeona Janja Garnbret sacaba el máximo partido a un viaje a Magic Wood en el que resolvió al flash tanto Jack’s broken heart como Left hand of darkness, dos líneas que suelen considerarse 8A+ aunque ella prefirió anotárselas de 8A/+.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.