EXPLORANDO

Bernd Zangerl, 8c+ de bloque

Primera propuesta del escalador austriaco en este grado con Memento, teniendo en cuenta además la «revisión del 8c» de Dave Graham.

| No hay comentarios |
Bernd Zangerl iniciando la secuencia clave de Memento. Foto: B. KammerlanderBernd Zangerl iniciando la secuencia clave de Memento. Foto: B. Kammerlander

Un proyecto con solera (fue descubierto en 2003), y que ha traído de cabeza desde entonces al bloquero austriaco Bernd Zangerl, quien incluso confiesa haber vivido «poseído». Hablamos de Memento, lo último del austriaco: siente movimientos con dos realmente duros, para un lance clave sobre regletas de dos dedos, pies al aire, y un considerable y descontrolado vuelo hasta los colchones, en caso de fallarlo. Y vuelos hubo unos cuantos.

Zangerl descubrió esta joya durante un de sus paseos por las montañas austriacas. Roca amarilla y dorada en cinco desplomados metros a 45 grados que le pusieron «nervioso», y el corazón a cien. La clave: dos cantos buenos, el siguiente (de salida) a más de metro y medio de distancia, y entre medias sólo uno pequeño de ayuda. Rápidamente resuelve la entrada y la parte intermedia, pero quedaba la salida, la secuencia clave, con recepción en dos knobs, como llama el austriaco a pequeñas regletas para dos dedos.

Bernd Zangerl en el salto clave de Memento. - Foto: B. KammerlanderBernd Zangerl en el salto clave de Memento. – Foto: B. Kammerlander

Lo que no sabía entonces es que el pegue bueno, el de la primera ascensión, tardaría en llegar. Y cuánto… De nada sirvió la buena forma física de ese año (varias repeticiones y primeras de 8b, 8b+ y 8b+/c), ya que no lograba controlar su cuerpo sobre las dichosas regletas (que además mordían, devorándole la piel). Además, de repente un día no pudo encontró su bloque. Estaba enterrado por la nieve…

2004 abre el segundo capítulo de esta historia. Nuevos intentos para dominar el paso clave, con la sensación de que la primera estaba ya cerca. Es cuestión de algo más de tiempo y práctica, hasta que rompe uno de los knobs de salida. Toca buscar soluciones en plena «depresión»; el encadene estaba tan cerca… Un salto. Pero aunque la teoría sea buena, no tiene por qué corresponder con la práctica inmediatamente. Eso sí, fue suficiente como para comenzar a volverme loco, aunque lo cierto es que mis saltos mejoraban y me acercaba más al borde del techo. El canto de salida, sin embargo, quedaba a una distancia de una mano por encima del borde… para hacerlo todavía más interesante.

Para Zangerl, puede ser 8c+ de bloque, contando incluso con el nuevo Para Zangerl, puede ser 8c+ de bloque, contando incluso con el nuevo «estándar» de Graham. Foto: B. Kammerlander

A pesar de las tormentas de nieve y temperaturas cercanas al punto de congelación, siguieron cayendo intentos «invernales» hasta el mes de noviembre, equipado con ropa de abrigo, gorro guantes, y el crash-pad claro. Todo por seguir blocando. «Estaba seguramente muy cerca de la locura»… confiesa Bernd.

Más que eso, «estaba poseído», añade. El tercer episodio de Memento arranca con el año en curso, y para centrarse plenamente en él, Zangerl incluso modificó sus planes viajeros. Y por fin, el 5 de agosto Zangerl lograba finalmente conectar sin fallos los siete movimientos de Memento.

«Es un nuevo estándar para mí. Nunca había invertido tanto tiempo y tanta energía en una primera ascensión, pero se capaz finalmente de lograr mi objetivo compensa todo lo anterior. Saber que he escalado algo imposible, en mis límites personales es una gran sensación… ¿qué puede ser más satisfactorio?»

Resolver Memento le ha costado al austriaco dos años, y forzar sus límites personales. - Foto: B. KammerlanderResolver Memento le ha costado al austriaco dos años, y forzar sus límites personales. – Foto: B. Kammerlander

Sobre el tema de la dificultad y los grados, Zangerl se muestra con pocas ganas de pensar en ello demasiado. «Para mí Memento es posiblemente 8c+. Es de largo más duro de todo lo que he intentado hasta ahora». Y lo mantiene teniendo en cuenta incluso «el nuevo estándar», en referencia a la revisión del 8c hecha por Dave Graham a principios de año. Eso sí, pasa de verdades absolutas. «El futuro nos traerá la respuesta, y yo además debería repetir alguno de los nuevos 8c estándar».

Para Bernd estamos hablando de «un problema de bloque muy especial. La clave para resolverlo se encuentra en principio en dos movimientos muy difíciles, por ello es muy difícil cifrarlos con un número. Pero eso es para mí el búlder. No se puede comparar con monstruos de 8c+ de blooque y 18 metros, en los que los movimientos más duras son de 7b o 7c». Y se reitera, lo que Memento tenga que ser (8c, 8c+… o lo que sea) «lo dirá el futuro».

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.