EXPLORANDO

Ueli Steck, récord invernal en las Grandes Jorasses

Con un récord de de 2 horas y 21 minutos en la Macintyre-Colton de las Grandes Jorasses, Ueli logra escalar las tres caras norte más importantes de los Alpes, batiendo los tiempos de ascensión de todas las rutas escogidas.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Ueli Steck tras culminar en 2 horas y 21 minutos la ascensión de la Macintyre-Colton a las Grandes Jorasses.- Foto: Col. Ueli SteckUeli Steck tras culminar en 2 horas y 21 minutos la ascensión de la Macintyre-Colton a las Grandes Jorasses.- Foto: Col. Ueli Steck

28 de diciembre: Ueli Steck asciende en solitario la ruta Macintyre-Colton (VI, 6, M6, 1200 m) en la cara norte de las Grandes Jorasses. Lo logra en menos de dos horas y media, alcanzando la célebre Punta Walker (4.208 metros), con lo que se converte en el hombre más rápido sobre las tres vertientes norte más importantes de los Alpes (Eiger, Cervino y Grandes Jorasses), estableciendo tiempos desconocidos en cada una de sus escaladas.

En febrero del pasado año, el suizo ya batía su propia marca en la ruta Heckmair del Eigernorwand, parando su cronómetro en las 2 horas y 47 minutos. Dos años antes, Steck ascendía el muy técnico itinerario de Walter Bonatti al Matterhorn, en 25 horas, lo que no suponía un récord de velocidad para la norte del Cervino, pero sí una hasta ahora imbatible marca en dicha vía memorable. Bonatti, para muchos el mejor alpinista de la historia, empleó cinco días para su primera ascensión en 1965, y la francesa Catherine Destivelle, uno de los grandes mitos modernos del alpinismo francés, lograba rebajar la permanencia en la vía a tres jornadas cuando asaltaba el proyecto en 1994.

Recorrido de la Macintyre-Colton en la norte de las Grandes Jorasses.- Foto: Col. Ueli SteckRecorrido de la Macintyre-Colton en la norte de las Grandes Jorasses.- Foto: Col. Ueli Steck

Aquellas dos grandes rutas habían sucumbido ante la celeridad y la soledad controladas de Ueli, pero las Grandes Jorasses llevaban mucho tiempo emitiendo su llamada y por fin Ueli accedió. Y solo hay una forma de escalar esta grandísima y oscura pared: hacerlo sufriendo en una vía larga y difícil. El 27 de diciembre, el suizo montaba su pequeña tienda sobre el glaciar, a suficiente distancia como para estudiar el delicado muro durante todo el día. Había una gran diferencia entre sus ascensiones en solitario en el Eiger y el intento que iba a procurar en las Grandes Jorasses: Ueli no conocía la vía con anterioridad. Solo contaba con un tiempo a batir, el impuesto en 1977 por Jean Marc Bovin en 1977, cuando solo necesitaba de 2 horas y 45 minutos para devorar la Linceule, una ruta técnicamente «fácil» que recorre el flanco izquierdo de la montaña.

La noche del 28 de diciembre fue realmente gélida. El termómetro se recreaba marcando -16 grados, por lo que las condiciones no eran en absoluto ideales para una ascensión en solitario y veloz. Igualmente, Ueli lo intentaría. Tras un frugal desayuno, Steck cargaba una cuerda de 50 metros y somero material de aseguramiento. Más de mil metros de montaña viva y voluble aguardaban. Las condiciones del hielo se mostraban perfectas, y la progresión del suizo comenzó a parecer sencilla, evolucionando por los largos de la Macintyre-Colton a ritmo de expreso. 2 horas y 21 minutos después, llegaba a la cumbre, completando una auténtica y termométricamente tullida ascensión invernal y reflejando una vez más ese afán suyo por encotrar en la velocidad la forma más segura de acometer una escalada dura y comprometida.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.