Aventura, picos vírgenes, paciencia y suerte

Thomas Auvaro, Jeremy Fino y Antoine Rolle firman dos aperturas en las Revelation Mountains de Alaska

El pasado abril, los alpinistas Thomas Auvaro, Jeremy Fino y Antoine Rolle firmaron varias aperturas en las Revelation Mountains de Alaska apoyados por Matthieu Rideau: MaKeMaLo (600m, M7), en la cara NE del pico Seraph, y Fa Pa Caou Per Aqui (600m, M8), en la NE del Hydra.

Thomas Auvaro, Jeremy Fino y Antoine Rolle firman dos aperturas en las Revelation Mountains de Alaska.
Thomas Auvaro, Jeremy Fino y Antoine Rolle firman dos aperturas en las Revelation Mountains de Alaska.
| No hay comentarios |

Aventura, picos vírgenes, paciencia y suerte. Eso es lo que buscaban los escaladores franceses Thomas Auvaro, Jeremy Fino, Matthieu Rideau y Antoine Rolle en su viaje a las Revelations Mountains de Alaska. “Estos días se quedarán en mi memoria. Tanto los que hemos tenido la suerte de escalar como los que la meteo nos obligaba a esperar en nuestra gruta de nieve […] ¿Acaso no es lo que veníamos a buscar en este macizo perdido al oeste de la cordillera de Alaska?”, escribía después Auvaro.

Inspirados por la experiencia de Clint Helander en la zona, decidieron probar suerte en un viaje de 18 días el pasado mes de abril. Y les salió bien: pese a volver a casa con Matthieu Rideau tocado a causa de unas congelaciones en los dedos de los pies, el equipo se llevó dos aperturas: MaKeMaLo (600m, M7), en la cara NE del pico Seraph, y Fa Pa Caou Per Aqui (600m, M8), en la NE del Hydra. Este es el relato cronológico del viaje:

En la primera ventana de buen tiempo se fijaron en un corredor en una de las cimas vírgenes en la norte del monte Apocalypse. A las 4 de la mañana del día 2 de abril empezaron a escalar: “Entrar en este corredor fue como una experiencia mística, los largos nos ofrecían hielo y nieve compacta fantásticos”, decía Rideau. Pero después de 14 horas de escalada y 900 metros abiertos tuvieron de detenerse ante un techo de 40 metros de roca negra y compacta. Podrían haber superado el tramo en artificial o haberse desviado por una zona de mixto ilógica para alcanzar a la cima, pero no era el objetivo, así que se dieron la vuelta.

«Este día fue uno de los más bonitos por el espíritu de nuestra cordada”

“Nuestro intento de alcanzar una cumbre virgen por este magnífico corredor me deja sentimientos encontrados”, contaba Aubaro en sus redes sociales acerca de la renuncia. “Nos quedamos decepcionados por no poder coronar este pico y, sobre todo, por no conseguir que esta magnífica línea terminase en una cumbre real. No obstante, este día fue uno de los más bonitos: por la belleza de la línea, de los largos y por el espíritu de nuestra cordada”.

Después de este intento entró un frente de mal tiempo que les obligó a esperar en el campo base durante días. Un poco antes de la fecha de vuelta, una ventana de tres jornadas les dio una tregua para intentar otras líneas, aunque, para ese momento, Rideau no se encontraba en condiciones para escalar debido a las congelaciones que había sufrido en los pies en una de las salidas de esquí alrededor del campo base.

Aprovechando la ventana, Antoine, Thomas y Jeremy se fijaron en el diedro central de la pared NE del Monte Seraph, 600 metros de escalada con algunos largos de mixto técnico con dificultades de hasta M7. El 7 de abril resolvieron la línea con éxito y la bautizaron con el nombre de MaKeMaLo. 14 horas después de salir estaban de nuevo en el campo base, justo a tiempo para disfrutar de la comida de celebración que les había preparado su compañero.

El último día de su viaje se propusieron volver al primer pico que habían intentado para abrir una vía más fácil en la pared sur, pero un viento fuerte y cálido les obligó a cambiar de planes. El objetivo de repuesto fue la pared NE del Monte Hydra. Tuvieron que superar varios largos de delicada escalada mixta, después una rampa diagonal y entonces llegaron la cima. Fa Pa Caou Per Aqui, le pusieron a la vía de 600m y dificultades de hasta M8. “La emoción era evidente en la cara de los cuatro cuando nos volvimos a juntar al final de este bonito [y último] día”, contaba Rideau, que les esperó una vez más en el campo base.


 

Últimas noticias


 

 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.