HISTORIAS DE LA HISTORIA

Se cumplen 50 años de la primera ascensión del Cerro Torre

Daniele Chiappa, Mario Conti, Casimiro Ferrari y Pino Negri, de del grupo Ragni di Lecco, completaron el 13 de enero de 1974 la escalada de la “montaña imposible”. Su vía por la cara oeste no se confirmaría como la primera hasta años más tarde.

Cerro Torre
Cerro Torre
| 2 comentarios |

La primera ascensión del Cerro Torre celebró el sábado 13 de enero su 50 aniversario. En esa fecha se cumplió medio siglo exacto desde que el grupo de los Ragi di Lecco formado por Daniele Chiappa, Mario Conti, Casimiro Ferrari y Pino Negri alcanzaron la cima de la conocida como “montaña imposible” a través de su cara oeste.

La vía que muchos conocen como Ferrari y que responde al nombre oficial de Ragni, no fue abierta ni rápida ni fácilmente, tal como rememora el cronista patagónico Rolando Garibotti en PATAClimb.com. El primer intento correspondió a Walter Bonatti y Carlo Mauri en 1958, pero se tuvieron que retirar a unos 400 metros de la cima ante la dificultad técnica del terreno y la falta de material apropiado.

En 1970, Carlo Mauri regresó como líder de una expedición de Lecco formada ocho escaladores, entre los que ya figuraba Casimiro Ferrari así como Pierlorenzo Acquistapace. Pese al mal tiempo que los acompañó durante aquella campaña, consiguieron ganar algunos metros verticales más a la montaña, situando el punto más alto alcanzado a unos 250 metros de la cumbre.

Casimiro Ferrari, Pierlorenzo Acquistapace y otros diez miembros conformaron el grupo de los Ragni di Lecco que pasó dos meses en El Chaltén con el objetivo de intentar llevar hasta la cumbre la ascensión del Cerro Torre por la cara oeste. La empresa los llevó hasta el límite de sus fuerzas, su habilidad técnica y su resistencia. De hecho, parte del equipo tuvo que darse la vuelta prematuramente para que los restantes se pudieran dosificar las raciones de comida que ya escaseaban. Finalmente, se agotaron el mismo día en que pisaron la cima.

Las mentiras de Cesare Maestri

En el momento de su apertura, la vía de los Ragni no fue universalmente recogida como la primera ascensión del Cerro Torre. Aunque puestas en duda, había otras dos rutas que se disputaban ese honor, ambas con la firma del también italiano (de Trento) Cesare Maestri.

La primera de ellas databa de 1959 (un año después del primer intento de Walter Bonatti y Carlo Mauri) y discurría por la imponente cara norte. Al menos supuestamente… En un intento en que perdió la vida el austríaco Toni Egger, Cesare Maestri aseguró que habían alcanzado la cima, cuando en realidad no llegaron ni tan siquiera cerca de ella, como se pudo demostrar décadas más tarde.

La segunda, también con Cesare Maestri como protagonista, era de 1970 y fue conocida como la Vía del Compresor. Polémica por haber sido abierta como una interminable secuencia de clavos instalados con la ayuda de un compresor colgado de la pared, lo cierto es que tampoco llevó al italiano hasta la cima como él anunció, sino que se quedó en algún punto a unos 60 metros de ella. Hasta 1979, los estadounidenses Jim Bridwell y Steve Brewer no la extendieron hasta la cumbre. La vía desapareció en 2012 cuando Hayden Kennedy y Jason Kruk eliminaron buena parte de sus clavos tras escalarla sin usarlos y fue sustituida por su versión menos equipada conocida como Filo Sureste.

Comentarios
2 comentarios
  1. Nicolás, puede parecerte que la redacción es áspera, pero cuenta verdades objetivas y tampoco trata de ridiculizar a Maestri.

    Maestri fue un montañero de época. Ya me gustaría a mí llegarle a la suela de los zapatos. Pero él mismo envolvió su vida en una mentira insostenible de la que jamás quiso bajarse y su posterior demostración de fuerza, con el numerito del compresor, fue un intento muy infructuoso de restablecer su honor.

    Si hubiera admitido la verdad, o si hubiera conseguido llegar a la cima del torre, y además de una forma limpia, su memoria no hubiera quedado manchada. Pudo elegir. De eso no tiene la culpa ningún redactor.

  2. Mi nombre es Nicolas Nobile y soy un Escalador argentino. Amo las montañas y todo lo que ocurre en relación a ellas. La dimensión ética de nuestra actividad es siempre delicada.

    Me parece que esta nota no está bien balanceada. La condena a Maestri últimamente parece ser muy fácil.

    A mi juicio habría que tener en cuenta todas las variables que intervinieron en su decisión de escalar esa montaña de ese modo y luego bajar de ella con una verdad que no pudo sostener.

    Kennedy y Kruk subieron al Torre y quitaron los clavos sin anunciar previamente sus intenciones y sin el consentimiento de la comunidad de escaladores del Chalten.

    Repito, la dimensión ética de nuestra actividad puede ser muy delicada y abordarla periodísticamente parece serlo también.


 

Últimas noticias

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.