Salvaje Alaska: dos grandes nuevas rutas en Mt. Johnson y Witches Tit

Kevin Cooper y Ryan Jennings abren Stairway to heaven (1.200 m, AK6, M6, WI4, AI5+, X, A1) en el Mt. Johnson. Por su parte, Jess Roskelley y John Frieh estrenan No rest for the wicked (500 m, WI6, M7, A0) en West Witches Tit.

Autor: Desnivel.com | 5 comentarios | Compartir:
Kevin Cooper y Ryan Jennings en la cima del Mt. Johnson tras abrir Stairway to heaven  (Col. R. Jennings)
Kevin Cooper y Ryan Jennings en la cima del Mt. Johnson tras abrir Stairway to heaven

Varias cordadas de escaladores norteamericanos se empeñan en demostrar al mundo que Alaska continúa siendo uno de los grandes vergeles del alpinismo más salvaje e indómito. Todavía quedan grandes vertientes heladas por abrir y terreno por explorar en aisladas cumbres del lejano noroeste norteamericano. Con pocos días de diferencia, Kevin Cooper y Ryan Jennings abrían Stairway to heaven (1.200 m, AK6, M6, WI4, AI5+, X, A1) en el Mt. Johnson, mientras Jess Roskelley y John Frieh estrenaban No rest for the wicked (500 m, WI6, M7, A0) en el West Witches Tit. Dos nuevas rutas de mixto extremo, ejemplos de alpinismo del bueno.

Kevin Cooper y Ryan Jennings en el Mt. Johnson

A finales de abril, los alpinistas de Colorado (Estados Unidos) Kevin Cooper y Ryan Jennings plantaron su campo en el Ruth Glacier para dirigirse a la cara norte del Mt. Johnson e intentar completar la actividad por la que habían recibido el apoyo de la beca Mugs Stump. Ya habían estado allí en 2003, cuando una caída en una ascensión de aclimatación en el vecino Mooses Tooth los dejó fuera de combate antes siquiera de iniciar su ascensión anhelada en el Mt. Johnson.

Después de fijar unos 100 metros de cuerda hasta un campo de nieve, el 1 de mayo se lanzaron a por una aventura de cuatro días y tres noches en la imponente vertiente que les condujo a abrir su particular «escalera hacia el cielo», Stairway to heaven, una línea de 1.200 metros de escalada mixta con dificultades que ellos mismos cotarían en un grado Alaska 6, A1, M6, WI4, AI5+X. En su perfil de Facebook, Ryan Jennings destacaba que «no se puso ningún bolt, como Mugs y Orgler hubieran preferido. ¡Sí, estamos emocionados!».

Por el camino, una escalada intensa que incluyó largos de más de 200 metros sobre hielo (AI5) sin protección alguna, jornadas de hasta 40 horas seguidas de escalada, una meteorología caprichosa pero benigna que redujo a la mínima expresión el hielo que les permitió superar algunos tramos y finalmente las mieles del éxito en la cumbre pasadas las cuatro de la madrugada del 4 de mayo.

Jess Roskelley y John Frieh en el West Witches Tit

En uno de sus ya característicos ataques exprés a Alaska, John Frieh ha sumado una nueva ruta a su largo currículum de aperturas, en esta ocasión con Jess Roskelley (hijo del mítico John Roskelley) en el West Witches Tit. Ambos ya habían hecho cordada en la apertura de Cook inlet (1.400 m, V, AI4, M4) al Mt. Wake en otoño de 2012. En esta ocasión, su nuevo itinerario ha sido bautizado como No rest for the wicked («Sin descanso para el malvado»), tiene un recorrido de unos 500 metros y unas dificultades estimadas en torno a WI6, M7, A0 por los aperturistas.

Como es habitual en él, John Frieh salió volando hacia Alaska al detectar una ventana de buen tiempo en el ordenador de su casa. Jess Roskelley y él fueron trasladados hasta el campo base en helicóptero el 27 de mayo y a las tres de la madrugada del día siguiente iniciaban la aproximación de ocho horas hasta la base de su ruta soñada, que Frieh ya había querido intentar el pasado agosto aunque las condiciones de los glaciares no se lo permitieron.

Según cuenta John Frieh a Climbing.com, realizaron toda su ascensión con los crampones puestos. El tramo clave de la ruta, situado a media altura de la misma, está formado por varios largos de M6 y una llamativa chimenea de M7 en la que Roskelley se debatió durante dos horas haciendo jirones su ropa hasta conseguir superarla. Hicieron cima hacia las once y media de la noche y rapelaron a través de la ruta de la primera ascensión a la West Witches Tit, en 1995.


 
Lecturas relacionadas
Portada de la revista Desnivel nº 336. Junio 2014. Ecrins

Desnivel nº336

En este número: JOHN ROSKELLEY Una vida alpina • HIMALAYA…

5 comentarios

  1. Witches Tit, la teta de la bruja, con ese nombre si que tuvo que ser de miedo. Por lo visto el Roskelley para añadirle mas emoción perdió una de las frontales puntas de sus crampones….pero es que eran mono-crampones. Vaya tela!!

  2. Esto Desnivel es Alpinismo de calidad y no lo de la china del Everest o polemicas sobre la veracidad de ascensiones … Vaya rutón !

  3. Espectacular!!! .. vaya pasada de actividad. Esto mola, Desnivel esto es lo que gusta .. enhorabuena a los aperturistas.

  4. La graduación de la primera vía será salvaje…AK6, M6, WI4, AI5+, X, A1

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.