3.320 metros DE DESNIVEL Y 23 LARGOS DE ESCALADA EN 16 HORAS

Roger Schäli y David Hefti escalan el Jungfrau Marathon en el día

El Jungfrau Marathon es una elegante, larga y exigente combinación de vías y aristas que lleva a la cima del Jungfrau (4.156 m) tras completar 23 largos de escalada y 3.320 metros de desnivel positivo. Roger Schäli y David Hefti han sido los primeros en realizarla en el día (16 horas de escalada).

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Roger Schäli en la cima del Jungfrau  (Col. R. Schäli)
Roger Schäli en la cima del Jungfrau

“Fue un día perfecto y todo fue de acuerdo al plan”, concluía Roger Schäli tras haber completado una gran actividad en los Alpes suizos. “David y yo somos la primera cordada en escalar el Jungfrau Marathon en el día. Había estado fascinado durante bastante tiempo por este perfil único del valle de Lauterbrunnen, que se estira hasta la cumbre del Jungfrau. Después de un intento fallido hace cinco años, esta vez todo transcurrió con fluidez y alcanzamos la cumbre del Jungfrau después de haber escalada durante 16 horas. Un sueño largamente alimentado que finalmente se convierte en realidad”.

El Jungfrau Marathon es una elegante, larga y exigente combinación de vías y aristas que tiene como principales elementos integrantes la Stägers bürtblätz (350 m, 7a+) y la Fätze und bitze (300 m, 7a), así como la posterior, famosa y larguísima arista Rotbrätt para llevar hasta la cumbre del Jungfrau. Roger Schäli y David Hefti realizaron el logro a finales de agosto, partiendo a las tres y media de la madrugada desde Trümmelbach (835 m) y llegando a la cima del Jungfrau a las siete y media de la tarde.

La historia de la línea

Habitualmente, la arista que asciende el Jungfrau a través de su vertiente sureste desde las cercanías de Stechelberg no es el camino elegido para subir a una de las montañas más emblemáticas de Suiza y techo del macizo que comparte con el Monch y el Eiger. Allí, entre 1989 y 1990, Andreas Leibundgut y Christoph Mauerhofer abrieron once largos con dificultades de hasta 7a para ascender un impresionante muro con orientación oeste a la derecha de la arista Rotbrätt, que llamaron Fätze un bitze.

Unos años más tarde, y en varios intentos realizados entre 1993 y 1996, ambos junto a Sam Abegglen, escalaron el pilar principal del Stelliflue a través de un nuevo itinerario todavía más duro que bautizaron como Stägers bürtblätz, que incluye una problemática travesía bajo un techo en el cuarto largo que prácticamente evita una posible retirada.

Andreas Leibundgut y Sacha Wettstein no tardaron en acometer el desafío obvio: enlazar las dos líneas y terminar en la cumbre del Jungfrau. Lo realizaron durante dos días de 1997, comenzando desde un vivac en la base del Stelliflue y haciendo noche en el refugio Silberhorn. Roger Schäli llevaba años preguntándose si sería posible realizar todo ese camino en el día.

Verano alpino

Unas semanas después de haber tachado otro de sus desafíos pendientes en la zona con la culminación de la trilogía de directísimas a la norte del Eiger con Robert Jasper liberando la Ghilini-Piola, Roger Schäli pensó que era el momento de fijarse en ese viejo objetivo del vecino Jungfrau. Con ese ánimo, se plantaba junto a David Hefti en Trümmelbach a las tres y media de la madrugada e iniciaba un largo camino de más de tres mil metros de desnivel positivo, que él mismo narra de la siguiente manera:

«Bajo la luz de la luna, la empinada cara rocosa, coronada por los pilares Stellifluh, se alza por encima de nosotros. Completamos los primeros pocos largos en la oscuridad, antes del amanecer. Después de haber escalado una parte significativa, el sol nos da la bienvenida. Peleamos nuestro camino a través de montones de detritos y roca escarpada antes de alcanzar el refugio Silberhorn (2.663 m), donde nos premiamos con una pausa bien merecida para una comida gourmet.

La siguiente cara rocosa nos está esperando, justo detrás del refugio. Escalar se convierte en algo muy técnico aquí, y somos puestos a prueba de inmediato. Han pasado diez años desde que otro escalador pusiera los pies en este lugar. Hacia  las cuatro de la tarde, alcanzamos la parte final: roca rota, formaciones de hielo vertical y una sección extendida sobre el glaciar.

A las siete y media de la tarde estamos en la cumbre del Jungfrau, ¡a 4.156 metros! Estamos exhaustos pero extremadamente felices. Escalamos 3.320 metros de altura en 16 horas, con 23 largos desafiantes. La atmósfera de la puesta de sol es increíble, nos sentimos realmente en éxtasis y finalmente alcanzamos al anochecer el Jungfraujoch (el collado entre el Mönch y el Jungfrau al que llega el famoso tren del Jungfrau)».


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.