Roger Schaeli y Sean Villanueva escalan en libre en el día “La vida es silbar” en la norte del Eiger

Roger Schaeli y Sean Villanueva han escalado en libre la dura y expuesta»La Vida es Silbar» en la cara norte del Eiger en el día. Roger Schaeli ya la había escalado en libre, y su sueño era hacerlo en el día. Su objetivo era probarse como cordada para una gran ascensión que tienen prevista este otoño en el Himalaya

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Sean Villanueva durante el primer encadenamiento en libre y en el día de “La vida es silbar”, en la norte del Eiger, que realizó con Roger Schaeli. 23 julio 2019.   ©Nicolas Hojac

El 23 de julio el alpinista suizo Roger Schaeli y el belga Sean Villanueva O’Driscoll lograron escalar en libre la dura y expuesta «La Vida es Silbar» en la cara norte del Eiger en el día.

La ruta fue abierta en 1999 por Daniel Anker y Stephan Siegrist.  En 2003 fue escalada en libre por primera vez por Stephan Siegrist y Ueli Steck. En 2016, Roger Schaeli la repitió en libre con la neozelandesa Mayan Smith-Gobat. Les llevó tres días. Mayan consiguió escalar toda la vía con la única excepción de unos pocos movimientos. Hace unos días la suiza Nina Caprez la escalaba en 20 horas, a falta de los dos últimos largos. Encordada con Aymeric Clouet buscaba la primera femenina.

Desde entonces, había sido un gran sueño de Roger Schaeli escalar la ruta en libre en el día. Al principio parecía imposible, pero fue un proyecto que Schaeli no abandonó.

«La Vida es Silbar» es una vía de 900 metros y 27  largos de escalada. Asciende por un largo y vertical pilar; es una de las rutas del Eiger que constituyen un mayor reto. Comienza en el famoso Stollenloch y continúa a lo largo de la Rote Fluh hasta el Pilar checo. Los escaladores que quieran escalarla deben sentirse en casa en todo tipo de terrenos de escalada, ya que hay que utilizar técnicas muy distintas, incluida la escalada de adherencia por canalizos, así como lanzamientos muy explosivos en pasos clave.  Es muy importante tener mucha fortaleza física y mental pues es una ruta muy expuesta.

El momento llegó este verano de 2019. Roger Schaeli y Sean Villanueva O’Driscoll comenzaron su reto de escalar «La Vida es Silbar» en el día, en la oscuridad el 23 de julio. Los dos alpinistas querían encadenar juntos la ruta para probarse para una expedición que tienen planificada al Himalaya este otoño. Han podido comprobar que juntos forman un gran equipo.

Encadenaron los primeros largos con mucha fuerza y un espíritu increíblemente bueno. Y siguieron progresando en libre, muy relajados. Su buen humor, de alguna manera, les dio alas. Incluso cuentan que superaron un bloqueo mental gracias a su incansable buen humor e increíble espíritu de equipo.

Roger Schaeli y Sean Villanueva O’Driscoll alcanzaron la cima del Pilar checo con la última luz del día convirtiéndose en los primeros escaladores de la historia en encadenar en libre en el día «La Vida es Silbar».  Tras terminar la ruta continuaron hasta la cima del Eiger porque Sean Villanueva nunca había estado en ella. Después de un frío vivac en la sur del Eiger, y una melodía tocada por Sean en su ya legendaria flauta, estaban de regreso en el valle.

Roger resumía así sus sensaciones “Ha sido, con diferencia, mi día favorito de escalada libre en el Eiger. He hecho realidad un gran sueño. No podía haber deseado un mejor compañero de escalada que Sean. Y, por supuesto, ¡su flauta! Gracias a todos los que me apoyaron por su paciencia y comprensión».

Sean Villanueva resume así lo que fue para el esta escalada: “Cuando Roger me llamó y me preguntó si quería venir, solo le pregunté dónde y cuándo. ¡Qué privilegio escalar mi primera ruta en la cara norte del Eiger con alguien que ha pasado tanto tiempo en esta pared que podría llamarlo su hogar! Él tenía mucha presión. Había trabajado la ruta, sabía que podía hacerlo, las condiciones eran buenas y tenía un compañero de escalada. Ahora solo tenía que mantener la calma y ejecutar. Pude ver que sentía que no iba a tener muchas oportunidades como esta. Yo, por otro lado, no tenía expectativas. Estaba allí para apoyar a Roger en su proyecto e intentar llegar lo más que pudiera. Me impresionó mucho cómo logró mantener la calma y liberar todos los lanzamientos. Gritaba cuando consiguía encadenar los pasos clave, con una energía motivadora totalmente contagiosa para  mí. Era como si me estuviera manejando con un control remoto. Con su vibración positiva, a pesar de no tener expectativas, pude escalar en libre de manera impecable. Sentí que me ocurría algo mágico. No es una vía para tomar  a la ligera, ya que es una gran ruta. Los lanzamientos difíciles son difíciles y los lanzamientos «más fáciles» son muy serios, con muchas rocas suelta y posibilidad de grandes caídas. ¡Fue una verdadera aventura de escalada y un gran día en la montaña!«


 
Lecturas relacionadas
Gasherbrum 1958. Walter Bonatti

Gasherbrum 1958

Un documento extraordinario que restituye la dimensión épica de una gr…

Por: Walter Bonatti.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.