MOOSE’S TOOTH

Nuevo big wall invernal de Marcin Tomaszewski y Pawel Haldas,  en Alaska

La cordada polaca realiza la primera ascensión de ‘Zimne wojny’ o “Guerras frías” (980 m, A3, M5) en la cara sur del Moose’s Tooth. Profundizan en el camino que el año pasado los llevó a Groenlandia y que Tomaszewski estrenó con Damian Belecki en el Karakórum.

Línea de 'Zimne wojny' en la cara sur del Moose's Tooth, en Alaska (Foto: @marcinyetitomaszewski).
Línea de ‘Zimne wojny’ en la cara sur del Moose’s Tooth, en Alaska (Foto: @marcinyetitomaszewski).
| No hay comentarios |

“Big wall invernal” empieza a ser un concepto conocido para Marcin Tomaszewski, casi se diría que un terreno de confort para él, que responde al apodo de ‘Yeti’. Junto con Pawel Haldas, este invierno se embarcaron con rumbo a una aventura extrema en las grandes paredes de Alaska, de la que han regresado con la apertura de Zimne wojny. El nombre de la vía, que significa “guerras frías” en polaco, habla a las claras acerca del desafío que han tenido que superar allí y de los obstáculos en términos de dificultad y de condiciones climatológicas.

Los dos polacos fueron en busca de esas condiciones a la cara sur del Moose’s Tooth, en el Parque Nacional Denali. Necesitaron diez días –desde el 28 de febrero hasta el 8 de marzo– para abrir su nueva ruta y estiman que podría ser la primera de esta pared.

La vía en cuestión consta de 19 largos, que salvan un total de 980 metros de desnivel. Entre los pocos detalles que han desvelado hasta ahora sobre su aventura, se sabe que la línea se divide en dos secciones bien diferenciadas: 730 metros de escalada sobre terreno mixto, con dificultades que han cifrado en hasta A3 y M5, y otros 250 metros de nieve firn con una inclinación de unos 60-70 grados.

Su primer comentario después de la apertura, ya desde la comodidad de un bar de Talkeetna, es que “fue, claramente, mucho más duro y más frío que Groenlandia. Y el muro… bonito. Terreno difícil, técnico y que requiere mucho tiempo”.

Karakórum, Groenlandia y Alaska

La apertura de Zimne wojny es casi un paso adelante lógico en la trayectoria de Marcin Tomaszewski, que ya lleva años destacando en su búsqueda de la comunión entre el big wall técnico y el invierno de las zonas más frías del planeta. En 2015, pasó 19 días de invierno colgado del Troll Wall noruego, para abrir Catharsis (1.100 m, M7, A4) con Marek Raganowicz. En 2016, permaneció siete noches de diciembre en la cara norte del Eiger, para abrir Titanic (1.800 m, 6b, M5, A3) con Tom Ballard.

Las cosas se pusieron todavía más serias después de la pandemia, tras haberse retirado en 2019 del intento invernal al Jannu protagonizado por Dmitry Golovchenko y Sergey Nilov. En 2021, superó temperaturas de hasta -32ºC en el Karakórum pakistaní con Damian Belecki para abrir Frozen fight club (780 m, A3, M7) en la Uli Biaho Gallery. Y el año pasado, firmó el penúltimo capítulo de esta serie en Groenlandia, donde viajó con Pawel Haldas para abrir Fram (700 m, M5, A3, C2, VI) en la costa occidental de la isla, bajo temperaturas que llegaron a los -40ºC. Y Alaska ha sido más frío…

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.