EXPLORANDO

Nueva ruta de Hokanson y Johnson al Monte Hayes

Ryan Hokanson y Samuel Johnson alcanzaron la cumbre más alta del sector oriental de la cordillera de Alaska (4.230 m) en estilo alpino por una nueva ruta directa en la cara oeste. Los alpinistas completaron su actividad con otra nueva línea sin cima en la NE del Monte Balchen.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:

Las grandes montañas de Norteamérica en general y de Alaska en particular se han convertido en un excelente campo de juegos para alpinistas de alto nivel en esta época de transición entre la primavera y el verano. En las últimas semanas, han trascendido varias actividades interesantes realizadas en la zona, como la ascensión del GMHM al pilar E del Monte Augusta; las nuevas vías de los japoneses Amano, Masumoto y Nagato en varios picos de Alaska; la ascensión de Okada y Yokoyama al Monte Logan; la nueva ruta de Zimmerman y Allen al Monte Bradley; las nuevas vías en la isla de Baffin de David Palmada y Josep Maria Esquirol por una parte y de los británicos McAleese, Thomas y Turner, por otra…   Y desde el extremo más oriental de la cordillera de Alaska, nos llegan ahora dos realizaciones protagonizadas por Ryan Hokanson y Samuel Johnson. Primeramente, se enfrentaron a la cara oeste del Monte Hayes (4.230 m), el pico más alto de la zona, a través de una nueva ruta muy directa. El dúo invirtió 12 horas en la escalada de 2.000 metros de desnivel y dificultades de V AI3 R, a través de una sostenida pendiente de 55º.   La ruta directa no se había conseguido completar nunca, aunque al menos otras dos cordadas lo habían intentado anteriormente. La primera ruta en esta vertiente se remonta a 1976, cuando el equipo formado por Davis, Gowans y Hansen escalaron el hombro norte.  

Monte Balchen sin cumbre

No satisfechos del todo con su ascensión, Hokanson y Johnson decidieron continuar la actividad alpinística en la empinada cara noreste del Monte Balchen (3.400 m). Allí también se fijaron en una zigzagueante línea inescalada que recorre la arista noreste a lo largo de más de 1.000 metros. Después de superar dificultades de V, AI4, M6 durante 10 horas y media, la cordada tuvo que darse media vuelta a falta de unos escasos 35 metros para la cima, por culpa de una violenta tormenta eléctrica desatada en las cercanías y que les resultaba amenazadora.   Se da la circunstancia de que la expedición de Hokanson y Johnson no tenía previsto escalar en este lugar de Alaska. El primer plan de ambos se encontraba en la cara sur del Monte Shand, pero su vuelo no pudo aterrizar allí. Así, que se decidieron por el plan B: aterrizar en el glaciar Gillam e intentar nuevas líneas en el Deborah o el Hess. Pero las condiciones tampoco les permitieron realizar esos intentos. Así fue como ambos llegaron al glaciar Hayes y las nuevas rutas que ya llevan su nombre.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.