EXPLORANDO

Nueva ruta al Pissis

Eduardo Namur, Daniel Pontín, Guillermo Almaraz y Nicolás Pantaleón abren una comprometida nueva ruta en la vertiente oeste del Nevado Pissis (6.792 metros), inagurando la «cara oculta» de la montaña.

| No hay comentarios |
Vertiente oeste del Pissis.- Foto: col. Guillermo AlmarazVertiente oeste del Pissis.- Foto: col. Guillermo Almaraz

La cara oeste del Nevado Pissis es sin dudas la cara oculta de la magnífica montaña de los Andes de Atacama. Alberga a las sombras del Glaciar Oeste, el más grande de los glaciares de zonas desérticas del mundo y sus laderas nunca habían sido superadas hasta la cumbre por ninguna expedición.

Por otro lado el acceso requiere de mas de 200 km fuera de rutas y simplemente se debe avanzar por cauces de ríos secos y laderas arenosas o tapizadas de grandes piedras. Sus valles de acceso son tan estrechos que es imposible verla integralmente, salvo desde alguna cumbre vecina.

El todo conformado por la sumatoria de estas características hace que esta cara occidental sea una de las más salvajes e inhóspitas de esta parte de los Andes y se convierta en  un gran objetivo para cualquier montañero del siglo XXI con ansias de exploración

El Pissis es la tercera cumbre de América y con sus 6795 metros se alza sobre las cuencas salinas de Laguna Brava y de la Salina de la Laguna Verde. Está totalmente en territorio argentino y es punto limítrofe de las provincias de La Rioja y Catamarca. De importante glaciación al noreste se ubica el glaciar de los Argentinos, por donde discurre la ruta normal y al sur el de los Italianos. El primer ascenso lo protagonizaron alpinistas polacos en febrero de 1937 y recién en 1985 se produjo el segundo ascenso. A partir de 1998 con la apertura de la ruta normal y la publicación de cartografía argentina que lo signaban como la segunda cumbre de América se convirtió en un objetivo buscado por muchos y varios grupos por año comenzaron a hollar su cumbre.

El objetivo

Eduardo Namur y Nicolás Pantaleón en la cumbre.- Foto: col. Guillermo AlmarazEduardo Namur y Nicolás Pantaleón en la cumbre.- Foto: col. Guillermo Almaraz

Desde 2006 habíamos depositado nuestros sueños en la posibilidad de abrir el itinerario a la cumbre por la cara oeste. El único antecedente era el de un intento liderado por la experimentada escaladora mexicana María del Carmen Peña Monroy  en 1994 en cuyo informe señala haber llegado en medio de una tormenta a un punto evidentemente  al NO de la cumbre  (indica el waypoint).  El itinerario seguido por el grupo partía de Chile e ingresando a la Argentina por el portezuelo del arroyo Pampa, continuaba hasta el glaciar por un valle paralelo al volcán Tres Picos.

En septiembre de 2006, participamos de la expedición que intentaría el primer ascenso invernal y convinimos en seguir  la ruta del glaciar oeste. Ya en la zona y azotados por violentos temporales de nieve y viento se optó por continuar por una ruta mas directa SO y dejar el glaciar oeste para otra oportunidad.

En 2007 un nuevo intento nos deja a mas de 60 kilómetros con la 4×4 rota y sin posibilidades de continuar.

Finalmente en marzo de 2009 y luego de dos noches a 3600 y 4000 metros respectivamente establecimos un CB a 4600 en el valle del rio Salado. El grupo lo formábamos tres escaladores de la ciudad atlántica de Mar del Plata: Eduardo Namur, Daniel Pontín y Guillermo Almaraz y uno de la andina ciudad de Salta: Nicolás Pantaleón. En los próximos días en la 4×4 y junto con Jaime Suarez y Hans Siebenhaar con quienes compartíamos estos primeros días de travesía, alcanzamos la cara sur del Pissis, muy pocas veces visitada por escaladores.

Ya solos, ya que nuestros compañeros continuaron viaje hacia el norte, en un día intenso alcanzamos el valle ubicado al oeste del Pissis llegando a ver que en sus laderas altas terminaba el glaciar. En ese punto a casi 5000 metros establecimos el CB Oeste y permanecimos otra noche para terminar el proceso de aclimatación.

La cara oeste seguía oculta y el horizonte era dominado por el casi 6000 volcán Tres Picos.  El circo glaciar era cerrado al sur por el Altar del Pissis y sus cumbres de 6200 metros.

El ascenso continuó por un valle angosto cargado de penitentes y luego de cinco horas de marcha y 600 metros de desnivel establecimos el C1 a 5600 metros al lado del glaciar. Esa noche nevó abundantemente y el paisaje  se tiñó de blanco transformando la cara oscura en una ladera brillante.

Al otro día cruzábamos el inmenso glaciar de mas de siete kilómetros de largo. El esfuerzo fue parejo, un poco por la altura y otro poco por la nieve acumulada la noche anterior. Al atardecer acampamos a 5950 metros cerca del filo de la ruta polaca de 1937.

A las 6 de la madrugada partimos  por la ladera nevada y luego de un par de horas alcanzamos el filo. Por él avanzamos hasta un gran nevero y transitándolo llegamos a la cara oeste de la cumbre Gendarmería Nacional (6675 metros). Mientras Nicolás ascendía hasta ella, nosotros continuamos hasta el collado entre ésta y la cumbre principal.

Luego de una hora, a las 14 del 14 de marzo de 2009 finalizamos nuestra ruta en el punto mas alto del nevado atacameño con una vista incomparable con visión de las grandes montañas americanas desde uno de sus puntos mas altos.

Guillermo ALMARAZ

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.