EXPLORANDO

Multiplican por 2,5 el precio de los permisos para ascender el McKinley

Las autoridades del Parque Nacional Denali se plantean cobrar 500 dólares por cada persona que quiera subir al pico más alto de Norteamérica, en lugar de los 200 dólares actuales. La medida ha generado un amplio debate que va más allá de las fronteras estadounidenses: ¿hay que poner precio a las montañas?

Autor: | 7 comentarios | Compartir:
El Mt. McKinley o Denali  (Parque Nacional Denali)
El Mt. McKinley o Denali

La comunidad himalayista se ha resignado desde hace mucho a pagar por los permisos para ascender a las grandes montañas del planeta. Algunas veces precios incluso desorbitados, a los que se añaden los grandes costes de viajes y equipo para la expedición, e incluso a menudo los arbitrarios emolumentos de ineficaces oficiales de enlace. Y las tarifas suben de forma imparable, casi año a año.

En el Mt. McKinley o Denali, la montaña más alta de América del Norte con sus 6.194 m, también se tiene que pagar por ascender. Hasta ahora, 20 dólares en concepto de entrada al Parque Nacional Denali y otros 200 dólares por el permiso de ascensión. La novedad es que las autoridades han planteado públicamente de incrementar dicha tarifa de ascensión hasta los 500 dólares, multiplicándola por dos y medio o, lo que es lo mismo, aplicando un incremento del 150% de la noche a la mañana, tanto aquí como en el vecino Mt. Foraker (5.304 m).

El Denali es mucho más que una cumbre para los montañeros estadounidenses. Es todo un símbolo, además de una escuela de alpinismo del máximo nivel. No resulta extraño, pues, que la medida haya generado un gran debate en el ámbito de las montañas, que ha traspasado las fronteras de los Estados Unidos, habida cuenta que una parte importante de sus ascensionistas son extranjeros, muchos de ellos en la carrera por conseguir las 7 Cumbres.

Las razones de las autoridades

Las autoridades alegan que la última subida fue aplicada en 2005, y pasó de los 150 a los 200 dólares, con lo que actualmente sólo cubren el 17% del presupuesto destinado al programa de montañismo en el Parque Nacional Denali, mientras que originariamente (1995) dicha tarifa cubría el 30% de ese presupuesto. Además, aseguran que el personal del parque no ha crecido, una tendencia plana que también se apunta en los montañeros que ascienden el McKinley. Con lo que el aumento de los costes es debido principalmente a la inflación.


 

El dinero recaudado, afirman, se dedica a la educación en prevención, entrenamiento para el personal de rescate, posicionamiento del personal de rescate en puntos críticos de la montaña a alta cota, el programa CMC (residuos humanos) y apoyo administrativo. Además, señalan que las víctimas mortales y los accidentes graves se han reducido desde la instauración del programa.

Según la argumentación de las autoridades, los alpinistas que escalan el Denali se sitúan entre 0,5% y el 1% de todos los visitantes que recibe el Parque, que debe invertir en cada uno de ellos unos 1.200 dólares. El otro 99% de los visitantes del Parque significan un coste de unos 37 dólares por cabeza. Todo ello ha hecho manifestar al superintendente del parque, Paul Anderson, que “el presupuesto del parque no puede soportar más los costes especializados del programa de montañismo sin afectar a otros programas que protegen recursos del parque y ofrecen servicios a muchos más visitantes”.

A partir de todo lo expuesto, el Parque ha abierto un proceso público para recabar opiniones e ideas sobre cómo afrontar la situación, a través de dos “cuestiones clave: 1) ¿Es el actual programa de montañismo el más efectivo en costes, eficiente y seguro que se puede crear?; y 2) ¿Qué parte del coste debería recuperar de los usuarios y qué opciones hay para distribuir esos costes?”

Protestas del colectivo montañero

La medida ha provocado el inmediato rechazo por parte de la comunidad montañera, liderado por la Access Fund, el American Alpin Club y la American Mountain Guides Association, que dudan de que el aumento de las tarifas redunde en una mejoría del servicio recibido por los montañeros usuarios del Parque. A la vez, aducen que en otros parques en los que también se cobra una tasa por ascensiones alpinísticas, como el Rainier, el aumento es más moderado (de 30 a 50 dólares).

Otras voces, como la de la prestigiosa revista Alpinist, advierte de que dicho aumento irá sobre todo en detrimento del alpinismo más comprometido, que asciende al Denali por rutas poco transitadas o fuera de temporada, así como los pocos escaladores que optan por enfrentarse al Mt. Foraker. Pagando de este modo justos por pecadores a causa de la masificación de la ruta clásica del Denali. Los números cantan por sí solos: 1.200 alpinistas intentaron el Denali el año pasado, mientras que sólo 9 lo hicieron en el Foraker.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.