ENTREVISTA

Miriam Marco: «Estamos mostrando a los niños y a las niñas que hay mujeres fuertes, que también suben montañas»

En esta entrevista Miriam nos habla de sus casi dos años al frente del Equipo Femenino de Alpinismo FEDME. También de su visión de la mujer en la montaña y cómo ha evolucionado desde sus inicios.

Miriam Marco en la expedición a Jordania con el equipo femenino de alpinismo, 2022. Foto: Juanmi Ponce/ FEDME
Miriam Marco en la expedición a Jordania con el equipo femenino de alpinismo, 2022. Foto: Juanmi Ponce/ FEDME
Sergio Ruiz Antorán | No hay comentarios |

Miriam Marco es directora del Equipo de Alpinismo Femenino de la Federación Española de Deportes de Montaña (FEDME) desde principios de 2022. Ella misma fue miembro de este equipo en la promoción 2009-10, desarrollando una destacada trayectoria en la montaña. En 2019 fue la primera mujer que se tituló en España como Guía de Alta Montaña UIAGM (hay otra española, Rocío Arcenegui, que obtuvo previamente el título si bien en Inglaterra, y ha desarrollado su carrera profesional en Suiza). En esta entrevista hace balance de este periodo al frente del equipo, en el que han realizado destacadas expediciones como al Wadi Rum (Jordania) en 2022 o a Groenlandia el verano pasado, donde abrieron ocho vías.

Lleva un año largo como Directora del Equipo Femenino de FEDME. ¿Qué balance hace de este periodo?

Muy positivo. Estoy muy orgullosa del trabajo que están haciendo las deportistas, de su ilusión, de su unión, de su evolución y de cómo se lo han tomado en serio desde el primer día. Son un grupazo, unas máquinas como alpinistas y la verdad es que han mejorado mucho y aún les queda margen por crecer. Es un viaje en todos los sentidos. Hemos abierto vías en lugares como el desierto de Wadi Rum en Jordania y en Arabia Saudí o vías de ‘big wall’ en paredes remotas de Groenlandia. Son grandes experiencias. Queda la nota final: La expedición a Nepal.

¿Tienen definido este destino?

Hay varias opciones. Aún está en fase de estudio. Estamos buscando zonas menos frecuentadas, en valles menos conocidos y más vírgenes, con el objetivo de afrontar una expedición en mayor altura que hasta ahora. La meta es acometer alguna apertura en alguna montaña alrededor de 6.000 metros.

Como novedad han recogido este periplo en una serie de documentales ‘Abriendo caminos’.

Es un proyecto para dar visibilidad al equipo y al alpinismo femenino y al deporte femenino en general. Además del componente deportivo y de que se conozcan las vías que hemos ido abriendo, existe esa motivación de generar referentes. En este sentido, el apoyo recibido por el Consejo Superior de Deportes, el Área de Mujer y Montaña de la FEDME e Iberdrola es esencial. Junto a las distintas proyecciones estamos yendo a dar charlas a colegios, a contar nuestra experiencia y mostrar a los niños y a las niñas que hay mujeres fuertes, que también suben montañas. Nos llena muchísimo ir a colegios a dar a conocer lo que hacemos. Creo que estamos dando una nueva visión a los chicos y chicas jóvenes.

El equipo femenino en Groenlandia, de izda a dcha: Juanmi ponce, Angela altaba, Julia Casanovas, Uxue Loizu, Ruth Fornos, Miriam Marco, Amaia Segurola, Fay Manners, Michelle Dvorak, Maialen Rojo, Ruben Sanmartin.
El equipo femenino en Groenlandia, de izda a dcha: Juanmi ponce, Angela altaba, Julia Casanovas, Uxue Loizu, Ruth Fornos, Miriam Marco, Amaia Segurola, Fay Manners, Michelle Dvorak, Maialen Rojo, Ruben Sanmartin.

No ha sido una ruta sencilla. Al principio de este trayecto tuvieron que afrontar el fallecimiento de Amaia Agirre, compañera del equipo (que falleció en el Fitz Roy con su compañero Iker Bilbao).

Fue una experiencia dura que tuvimos que superar juntas, que ha sido parte del aprendizaje del grupo y personal. Es un componente de la montaña. Viví una experiencia similar con el fallecimiento de Vanessa Adisson escalando en Cavallers durante la primera promoción del equipo. Son cosas que cuestan superar, que siempre llevas ahí y te van a acompañar.

¿Cómo ha evolucionado el programa desde su experiencia en 2010 en la primera promoción?

En muchísimos sentidos. Estaba con María Asunción Yanguas, Maddi Arrazola, Iratz Inziarte y Lisi Roig, además de Vanessa. Estuvimos primero con la aragonesa Cecilia Buil de directora y después la dirección pasó a manos de Simón Elías. Antes había estado en el equipo nacional mixto. Ahora es distinto. Ha evolucionado en organización y compromiso, promocionado al contar con un patrocinador importante, que nos da más visibilidad y eso se nota en el compromiso de las deportistas. Antes era todo más improvisado, estábamos empezando. Ahora es un equipo muy potente con un nivel muy alto.

Más allá de su trabajo, ¿qué proyectos tiene?

Ahora mismo el proyecto que tengo es recuperarme de una lesión de hombro. Y empezar a entrenar mucho para ir en otoño fuerte a Nepal y después ya se verá… Siempre tengo muchos sueños.

En su formación casi siempre tuvo técnicos masculinos. Ahora es usted quien ocupa ese lugar. ¿Cree que hay diferencias en la manera de dirigir la enseñanza en montaña entre hombres y mujeres?

Creo que esa pregunta te la tendrían que contestar las chicas del Equipo FEDME. Estoy segura que hay hombres que podrían hacerlo igual o mejor que yo. No sé si ellas estarán contentas con que sea yo la directora (sonríe). Sí que tener una visión feminista conjunta puede ayudar en muchos aspectos y genera mucha complicidad. Pero, aparte del trabajo como técnica, lo que es más importante es el hecho de que haya mujeres liderando. No es que sea mejor o peor ser un técnico hombre o una técnica mujer, lo que es interesante es ver mujeres en puesto de responsabilidad y generar esos nuevos roles.

¿Prefiere cordadas mixtas o femeninas?

Creo que a todas las mujeres nos gusta escalar con mujeres. De pequeña siempre iba con hombres porque éramos muy poquitas. Poder hacerlo entre nosotras hace que se genere un ambiente diferente y además son tus amigas. Las amigas son muy importante en nuestra vida.

Miriam Marco en la 'Hidden Tower' (Foto: Juanmi Ponce/FEDME).
Miriam Marco en la ‘Hidden Tower’ (Foto: Juanmi Ponce/FEDME).

En los últimos años se ven más cordadas femeninas y se les da más trascendencia.

Es cierto que en los medios una cordada femenina tiene más difusión porque hasta ahora lo corriente es que las expediciones fueran lideradas por hombres y ese cambio genera noticia, rompe patrones y le da un valor desde fuera. Pero también es verdad que a la hora de una actividad no decides a tu compañero por una cuestión de género sino porque te llevas bien, hay sintonía y confianza en el trabajo. Hasta el momento en las cordadas mixtas se daba por establecido que quien iba a liderar era el hombre y quizá por eso en las cordadas netamente femeninas se elimina esa visión y se le da otro valor.

¿Qué mujeres destacarías del actual panorama alpino español?

En este momento la aragonesa Nieves Gil y Lucia Guichot conforman una cordada muy fuerte. Marina Fernandez también está haciendo cosas muy chulas. Aunque para mí las actividades de Sílvia Vidal ¡son las más grandes!

¿Quiénes eran sus referentes cuando empezó?

No lo sé muy bien. Ester Sabadell era de mi club y salía en Al Filo, la veías en la tele y te decías ‘también puedo subir montañas’. Araceli Segarra, en su ascensión al Everest, tuvo mucha repercusión y nos llegó a muchas jóvenes. Sílvia Vidal, que lo sigue haciendo, no solo por el nivel que tiene sino por cómo gestiona sus proyectos, es extraordinaria y muy motivadora. Por supuesto, Edurne Pasaban, Cecilia Buil… Y también hombres. En el Valle de Benasque he tenido mucho contacto con Alberto Posada, Jordi Corominas…

Ahora la referente es usted.

No lo sé. Sí sé que es algo que no he perseguido. Sólo que he tenido la suerte de ir haciendo lo que quería, ir cumpliendo mis sueños. Y eso sí me enorgullece. Si alcanzando mis metas puedo motivar a otras para lograr los suyos, aunque no sea consciente, me alegro. No he hecho nada especial. Nunca me he sentido diferente, solo he querido cumplir mis sueños.

Siempre ha roto moldes. Llegó a ser la responsable del Grupo de Tecnificación de Esquí de Montaña de Aragón en una selección que tenía a Manu Merillas, campeón del mundo de trail running.

Sí, yo provenía del esquí y me lo ofrecieron. No pude estar mucho tiempo porque estaba en medio de la formación como guía y era complejo compatibilizarlo. Estaba Manu, que venía a las competiciones, pero ese iba solo (sonríe). Recuerdo que había dos chicas: Berta y Claudia.

Concentración del equipo femenino de alpinismo en Pirineos, diciembre 2022. Foto: Facebook Miriam Marco.

En 2019 se convirtió en la primera mujer en obtener la certificación como Guía de Alta Montaña en España. ¿Ha sufrido situaciones de machismo por ejercer esta profesión hasta ahora exclusiva para hombres?

Siempre te encuentras al típico montañero que te da consejitos paternalistas o te pone más en duda. Pero ya no le doy mucha importancia. La visión está cambiando. Ha habido una transformación importante en muy poco tiempo. Ahora somos dos guías (con Marina) y pronto seremos cinco cuando Lucía, Ruth y Diana terminen el curso. Me alegro que seamos más para que se normalice en la profesión, como en toda la sociedad.

La montaña es la segunda actividad federada en licencias femeninas. Sin embargo, esta trascendencia no se sigue traduciendo en puestos directivos ni en clubes ni en federaciones. ¿Es el techo más difícil de superar en el montañismo?

Se van introduciendo cambios. En FEDME se ha creado la Vicepresidencia de Igualdad con Reyes de Miguel. Se han creado espacios como Montañeras Adeban que da una visión distinta donde las mujeres puedan sentirse cómodas haciendo una actividad. Se amplían las redes en las que puedes encontrar complicidad, compañeras, sin tener que ir con tu marido, pareja o amigo. Hace 25 años yo ya acudía a encuentros de escaladoras en busca de este tipo de redes en las que sociabilizarte. Por suerte estos espacios se están ampliando. Y, como en toda la sociedad, vamos dándole valor a nuestra aportación y nos vamos empoderando.

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias


 

 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.