EXPLORANDO

Maximo Kausch asciende 30 seismiles en dos meses

Nacido en Argentina y residente en Brasil, Maximo Kausch lleva dos meses viajando en moto de macizo en macizo y escalando en solitario las cumbres de más de 6.000 metros que va encontrando. Ya lleva 30 picos en los Andes chilenos y argentinos y continúa adelante.

| 6 comentarios |

Maximo Kausch lleva dos meses viajando en moto por los Andes argentinos y chilenos con un objetivo apasionante: ascender tantas montañas de más de 6.000 metros como le resulte posible. Y de momento 30 cumbres han caído ya en su haber… y sigue sumando. Su metodología de trabajo es sencilla: realizar las aproximaciones en su moto hasta tan cerca de la base de la montaña como sea posible y después ascender en solitario las cimas, llevando un exhaustivo registro en gps de los datos de la rutas recorridas y las alturas alcanzadas.

Su aventura comenzó a finales de septiembre en el norte de Chile, con la ascensión –a modo de aclimatación- de hasta cinco cumbres de una altura situada en la horquilla baja de los 6.000 m. De este modo, fue sumando las cimas del Aucanquilcha, el poco conocido Palpana, el San Pedro, el San Pablo y el volcán Pili. Ya en Argentina, empezó a enfrentarse a alguna montaña de mayor altitud, en el macizo formado por el Cachi, el Palermo y el Quemado, en cuya cresta se encontró con vientos de hasta 110 km/h.

Con un par de días de margen antes de terminar las tres primeras semanas de su periplo, todavía tuvo tiempo de ascender el desconocido Quewar y el Aracar.

Segunda etapa, zona minada

La segunda etapa de la aventura de Maximo Kausch por los seismiles andinos le llevó hasta la aislada zona de los Andes atacameños, donde permaneció ocho días completamente solo recorriendo con su moto carreteras abandonadas hace más de una década. Lo más peligroso de esta sección de su viaje fue evitar los tramos minados que todavía se conservan a més de 4.500 metros desde 1978, cuando el gobierno chileno minó la línea fronteriza.

En este inhóspito lugar, realizó las ascensiones de los volcanes Socompa, Salín y Pular, antes de emprender la escalada de la mayor cumbre hasta entonces, el Llullaillaco. Con 6.739 m, esta cumbre ocupa el séptimo lugar de Sudamérica en altura. De hecho, el monte es conocido por albergar el yacimiento arqueológico más alto del mundo.

Tercera etapa, 7 seismiles en 5 días

Entre los días 1 y 5 de noviembre, Maximo Kausch realizó un auténtico esprint de cumbres en la provincia argentina de Catamarca, con una gran concentración de altitudes. El alpinista argentino-brasileño sacó partido de ello y en esos escasos cinco días se anotó hasta siete cimas de más de 6.000 metros, con el Incahuasu, el Fraile, el Barrancas Blancas, el Tres Cruces Norte, el Peña Blanca, el Ermitaño y el San Francisco.

Obviamente, el cansancio acumulado fue el principal obstáculo a superar en esta parte de su aventura: “Cuando escalas dos de esas cumbres en el mismo día, tu cuerpo pide un largo descanso de dos o tres días”, declara el propio alpinista a AltaMontanha.com. “Sin embargo, si decides escalar otra más durante el desayuno del día siguiente, y otra más después de comer, con certeza vas a llegar muy cerca de la extenuación”, añade. Además, la falta de agua (sólo había nieve para derretir en las cumbres) fue otro de los problemas añadidos.

Cuarta etapa, y ya son 30

La cuarta y hasta ahora última etapa de su aventura, llevó a Maximo Kausch hasta las provincias argentinas de San Juan y La Rioja. Saliendo desde el nivel del mar en Chile, viajó con rapidez en su moto para ascender los 6.163 m del Tórtolas y continuar hacia la zona fronteriza con Argentina. En tierra de nadie tenía dos objetivos (Majadita y Olivares), aunque el control fronterizo no le permitió más que 24 horas en esa franja de terreno y sólo pudo hacerse con la segunda de estas montañas. Una aislada cumbre en la que no encontró restos de ascensiones previas y donde tuvo que enfrentarse a mayores dificultades técnicas de las habituales por culpa de una gran placa de verglás.

Tras cruzar la frontera argentina, se desplazó hasta el gran volcán Caldera del Inca, rodeado por hasta siete montañas de más de 6.000 m. Consiguió llegar en moto hasta los 4.950 m, desde donde alcanzó un collado que le permitió escalar el Veladero, el Baboso y el Reclus en sólo dos jornadas. Después de una aproximación de 35 km a pie, se hizo también con el Gemelos, el Peñas Azules y el Bonete Chico (6.772 m), cuarta montaña más alta de Sudamérica.

Finalmente, la cumbre número 30 fue el Famatina, montaña que ascendió en el día después de desayunar en la ciudad de Chilecito (a 80 km), adonde regresó antes de la puesta de sol.

Registro de seismiles ascendidos

1.- Aucanquilcha (6.176 m)
2.-Palpana (6.023 m)
3.- San Pedro (6.145 m)
4.- San Pablo (6.092 m)
5.- Pili (6.046 m)
6.- Cachi (6.380 m)
7.- Palermo (6.150 m)
8.- Quemado (6.100 m)
9.- Quewar (6.140 m)
10.- Aracar (6.195 m)
11.- Socompa (6.050 m)
12.- Salín (6.030 m)
13.- Pular (6.235 m)
14.- Llullaillaco (6.739 m) 7ª cumbre de Sudamérica
15.- Incahuasi (6.621 m)
16.- Fraile (6.061 m)
17.- Barrancas Blancas (6.119 m)
18.- Tres Cruces Norte (6.030 m)
19.- Peña Blanca (6.030 m)
20.- Ermitaño (6.146 m)
21.- San Francisco (6.030 m)
22.- Tórtolas (6.163 m)
23.- Olivares (6.220 m)
24.- Veladero (6.427 m)
25.- Baboso (6.083 m)
26.- Reclus (6.339 m)
27.- Gemelos (6.109 m)
28.- Peñas Azules (6.220 m)
29.- Bonete Chico (6.772 m) 4ª cumbre de Sudamérica
30.- Famatina (6.097 m)

 

Fuente: AltaMontanha.com

 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.