Las claves de la muerte de cuatro alpinistas en la Cordillera Blanca

Tres jóvenes catalanes de larga trayectoria montañera (Adrián San Juan, Sergi Porteros y Gerard Borrull) y su guía peruano (Rubén Darío Alva) fallecieron en un accidente en el Nevado Mateo. Estas son las claves del suceso, a partir del testimonio del único superviviente, Pablo Belmonte.

Autor: | 13 comentarios | Compartir:
Nevado Meteo
Nevado Meteo

La noticia explotó en la prensa generalista española el lunes. Tres jóvenes catalanes habían fallecido en Perú, supuestamente sepultados por una avalancha mientras realizaban una actividad de montaña con un guía local, también fallecido. Sus identidades: Adrián San Juan, Sergi Porteros y Gerard Borrull, los tres catalanes, mientras que el guía era Rubén Darío Alva. El lugar: el Nevado Mateo (5.150 m), en la Cordillera Blanca cerca de la ciudad andina de Huaraz. Junto a ellos, también sufrió el accidente su compañero Pablo Belmonte, que fue el único superviviente.

El día siguiente de la noticia sobre el accidente y el fallecimiento, llegaron desde Perú las informaciones acerca de la recuperación de los cuerpos de las víctimas y su traslado a Huaraz, pendientes de una próxima repatriación a España. Mientras tanto, Pablo Belmonte había sido dado de alta del hospital de Carhuaz y sus declaraciones inundaron los medios de comunicación de nuestro país.

Esta es una perspectiva alpinística de lo ocurrido.

Nevado Mateo, una ascensión fácil

El Nevado Mateo se incluye en el catálogo de excursiones de numerosas agencias peruanas. Se trata de una ascensión muy asequible a un pico de más de 5.000 metros a través de una ruta glaciar de unas cinco horas de duración. Sin duda alguna, una actividad para la que los cuatro jóvenes catalanes estaban sobradamente preparados.

Según cuenta Pablo Belmonte, todos ellos se conocían desde la infancia. Residentes en las ciudades de Cerdanyola del Vallès y Sant Cugat del Vallès, en el área metropolitana de Barcelona, habían compartido desde siempre su afición por la montaña y habían realizado numerosas salidas al medio natural. Actualmente, y desde hacía unos cuatro meses, se hallaban en pleno viaje por América del Sur, donde ya habían ascendido otras cumbres en la zona de Cusco y en Bolivia.

Condiciones peligrosas y poco habituales

Todas las noticias publicadas sobre la tragedia hacen hincapié en la afectación que el cambio climático está teniendo en los Andes en general y en la Cordillera Blanca en particular. El régimen de precipitaciones se ha visto modificado en los últimos años y las temperaturas son también diferentes.

El Nevado Mateo no es ajeno a ello y Pablo Belmonte ha explicado que sus compañeros y él eran bien conscientes de ello. En una época en que se suelen registrar lluvias y nevadas, el sol había lucido con fuerza durante los días previos a la actividad. El frío había provocado que la nieve el terreno glaciar presentara una cubierta de “nieve compacta, casi hielo”, según palabras del propio Pablo Belmonte.

La llegada de una fuerte tormenta eléctrica tras haber alcanzado la cumbre, cubrió el hielo con una engañosa capa de nieve virgen. Las prisas en el descenso generadas por el riesgo de atraer algún rayo con sus piolets u otras partes metálicas de su equipo provocó un resbalón que arrastró a los cinco miembros de la cordada.

Esa caída provocó una avalancha que los acompañó en su caída durante unos 200 metros, sin posibilidad alguna de autodetención. Solo Pablo Belmonte sufrió heridas leves, mientras que el resto de sus compañeros estaban gravemente heridos o habían ya fallecido.

Estructura de rescates insuficiente

El superviviente dio la alerta hacia las dos de la tarde, que fue recibida por un guía que había en la carretera quien, a su vez, contactó con los servicios de emergencia. Una rápida evacuación hubiera sido vital para al menos tres de los montañeros, heridos. “Más de la mitad del equipo hubiera sobrevivido”, asegura Pablo Belmonte.

Sin embargo, el operativo de rescate –que movilizó a 20 efectivos– tardó 4 horas en acceder al lugar del suceso y, a pesar de sus enormes esfuerzos, no consiguió salvar la vida de ninguno de los cuatro accidentados heridos de gravedad. A punto estuvieron de poder rescatar a Rubén Darío Alva, el guía, que falleció más tarde.

Pablo Belmonte lamenta que no haya un helicóptero de rescate en una zona que atrae tanto turismo de montaña como la de Huaraz. “Yo sé que los presupuestos son limitados, que se invierte en lo que se considera primordial, pero siendo esta una maravilla del mundo como es al Cordillera Blanca de Huaraz, y sabiendo que aquí van a llegar turistas de todo el mundo, va a haber más accidentes”, señala. Y razón no le falta, otro turista alemán falleció en el Nevado Mateo en 2016.


 
Lecturas relacionadas
Revista Desnivel nº 391. Enero 2018

Desnivel nº 391

En este número: Escaladas en el Sahara: Hoggar. El Rey Pirenaico: Pic …

13 comentarios

  1. Cuando ocurren tragedias como esta, sobran los comentarios críticos en son de reclamo, culpa, reproche o señalamiento… Todos nos podemos dar cuenta de los riesgos que corremos en ciertos lugares o circunstancias y tomamos las medidas necesarias, obviamente. Sin embargo, a veces pasamos por alto algunos detalles, que, sumados al suceso imprevisto, terminan en tragedia, en la perdida de las personas que mas amamos, en dolor. Lo que paso con Gerard Borrul, Sergi Porteros, Adria San Juan y ruben, los tres primeros amigos míos, es algo que, más aya de empezar a criticar o generar diferencias con otros, nos debe motivar a siempre evaluar mejor las circunstancias a las que nos exponemos y asegurarnos de no pasar por alto esos detalles… Nadie nunca esta totalmente preparado. Yo me acabo de enterar de lo sucedido, hoy Jueves 17/01/19, en conversación con mi muy estimado Joan, hermano de mi amigo Gerard, acabo de leer las noticias de ese día. Me di cuenta que estuve a unas cinco horas del lugar donde sucedió todo y nunca supe nada… Se que no hubiera podido hacer mucho o casi nada y eso me genera diferentes sentimientos y emociones. Aprovechemos al máximo cada momento con las personas que amamos, pasemos tiempo de calidad con ellos. Los sucesos imprevistos suceden. No perdamos tiempo. Un fuerte abrazo para ti, Joan Borrul, para tus padres y para las familias de Sergi, Adria y Ruben. Pablo, estoy seguro que hiciste todo lo que pudiste para ayudar a nuestros amigos. Así como tú, nosotros nunca los olvidaremos, pero con el tiempo lograremos conseguir la calma que necesitamos para recordarlos con ningún otro sentimiento más que el amor. Un fuerte, fuerte abrazo a todos desde Perú.

  2. Huhhhh Hunnko. A los hechos me remito. Solo hace falta leer lo sucedido para entender la situación. La montaña está llena de muertos que subestimaron el monte, las condiciones y sus fuerzas. Y cuanto mas fuerte estás mas son los riesgos. De ahí lo del gimnasio, que es una constante en nuestros días. Gente fuerte con mucha "experiencia", y cuanta mas experiencia tienes menos miedo. No hace falta que te de explicaciones porque creo eres lo bastante inteligente para entenderlo. Si no eres capaz solo ten prudencia la próxima vez que estés en el monte. Quizás no tendría que haber dicho nada en este foro. Pero es que no entiendo el exigir unos medios que sabes de antemano que no existen. La vida no es un vídeo juego y a veces no hay segundas oportunidades. Si no hubieran subido, sabiendo que las condiciones no son buenas, no habría hecho falta un helicóptero que no existe. Lo siento por el superviviente pero tendrá que vivir con ello. Cada uno convive con sus propios fantasmas. Yo vivo con los míos. No te voy a contar mi vida porque no tengo ninguna necesidad de enseñarte mis calzoncillos, por mucho que sientas lastimado tu orgullo por sentirte identificado con las victimas o porque los conozcas. Creo que actualmente se ha perdido la perspectiva de lo que es la montaña. Agur chavales.

  3. No entiendo nada cinco personas encordadas y ninguno utilizó el piolet para frenar la caida.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.



 

Novedades editorial

Últimas noticias