EXPLORANDO

La Maestri al Torre de 1959, a debate

La cumbre del 11 de mayo en Lugano, Suiza, reunirá a Ermano Salvaterra, Cesarino Fava y Kurt Diemberger, entre otros.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Logo del Festival della Cinematografia di Montagna de Lugano.<br />festival-dei-festival.ch» src=»http://static.desnivel.com/images/2006/04/06/lugano_festi_logo_p.jpg» /></span><span>Logo del Festival della Cinematografia di Montagna de Lugano.<br />festival-dei-festival.ch</span></div>
<p>Dentro del marco del Festival della Cinematografia di Montagna de Lugano, tendrá lugar una cumbre internacional sobre las ascensión de Maestri y Egger al Cerro Torre. El debate que abrió la ascensión de El Arca de los vientos por Ermanno Salvaterra, Rolando Garibotti y Alessandro Beltrami parece haber desembocado (y concretado) en esta cita en Suiza, a la que asistirán el propio Salvaterra, Daniele Chiappa, Silvo Karo, Fulvio Mariani, Elio Orlandi, Cesarino Fava (miembro del equipo del 59), Maurizio Giaroli, Kurt Diemberger y Roberto Mantovani. Y pendiente de confirmar su presencia están Leo Dickinson y Jim Donini.</p>
<p>Un plantel de lujo y representativo dentro la escalada en Patagonia, para intentar esclarecer, entendemos, si realmente Maestri y Egger (fallecido en el descenso) completaron la primera ascensión al Cerro Torre (hogo somital incluido) entonces. Maestri y Fava la reclamaron entonces, aunque a lo largo de todos estos años personalidades alpinísticas como Ken Wilson o Reinhold Messner, pusieron públicamente en duda, y hasta negaron de forma rotunda dicha cima tras sus investigaciones.</p>	
<h2>El Arca destapó los vientos…</h2>
<div class=Saliendo a la cumbre del Torre a través de los hongos de nieve y hielo, ya en la ruta de los Ragni di Lecco. Foto: Rolando GaribottiSaliendo a la cumbre del Torre a través de los hongos de nieve y hielo, ya en la ruta de los Ragni di Lecco. Foto: Rolando Garibotti

«A pesar de haber seguido en gran parte el trazado descrito por Maestri, no encontramos ninguna traza de su paso por encima del citado depósito de material, a 300 metros del glaciar. Esto, sumado al hecho de que las descripciones de Maestri no concuerdan con el terreno que encontramos, nos convencen sin ninguna duda de que la primera ascensión al Torre fue realizada en 1974 por los Ragni di Lecco, Daniele Chiappa, Mario Conti, Casimiro Ferrari y Pino Negri (Maestri subió por el espolón sur-este en 1971 -la vía del Compresor- pero admite haberse retirado a unos 40 metros de la cumbre)».

Así culminaba la crónica de actividad de Rolando Garibotti, tras la apertura de El Arca de los vientos junto a Ermanno Salvaterra y Alessandro Beltrami. Se puede decir más alto, pero más claro… Para el trío italo-argentino Maestri y Egger no pasaron por donde aseguró el escalador italiano al descender de la cumbre en el 59.

Repetición excepcional

Cesarino Fava y Cesare Maestri.  - Foto: desnivelpress.comCesarino Fava y Cesare Maestri. – Foto: desnivelpress.com

Estas afirmaciones, y la nominación de esta actividad al Piolet d’Or 2006, provocaron la reacción (por escrito y mediante sendos comunicados oficiales) de Maestri y Fava, declarando y confirmando el primero de nuevo «haber escalado el Cerro Torre con Toni Egger».

Las dos misivas, que reproducimos íntegramente al pies de esta información, se acompañaron además de un escrito de presentación que hacía referencia a dicha nominación. En él, pedían que la ascensión de Ermanno, Rolando y Alessandro no figurara como una primera, sino como una repetición excepcional.

El debate, visto lo visto, estará servido en Lugano, y además, con un representante de cada postura sentado a la mesa: Cerino Fava y Ermanno Salvaterra, respectivamente. La eterna polémica sobre la primera ascensión del Cerro Torre… de nuevo.

Fuente: festival-dei-festival.ch

Comunicado oficial de Cesare Maestri
Comunicado oficial de Cesarino Fava
Historias del Cerro Torre, por José L. Mendieta (Editorial de Desnivel 235)
El Arca de los Vientos, por Rolando Garibotti.

Comunicado oficial de Cesare Maestri

Cesare Maestri en una imagen de archivo.  ~ desnivelpress.comCesare Maestri en una imagen de archivo. ~ desnivelpress.com

Sobre la ruta Egger/ Maestri del año 1958-59, el que suscribe, Cesare Maestri, conocedor de las polémicas, dudas, incertidumbres y acusaciones me veo obligado, aun no queriendo, a intervenir para confirmar lo que más de una vez ya he dicho, escrito y vuelto a escribir, de la manera más concisa posible sobre la expedición con Toni Egger y Cesarino Fava.

Dejando de lado todas las vicisitudes preliminares de aquella inolvidable ascensión y recordando que ya han transcurridos 47 años de la conquista del Cerro Torre (sobre las imprecisiones y los olvidos humanos que en estos últimos años han fomentado polémicas y dudas, no se tengan cuenta estos particulares sin lugar a dudas sobre cosas insignificantes).

Declaro y vuelvo a confirmar: haber escalado el Cerro Torre con Toni Egger, recorriendo la pared Este hasta el Collado de la Conquista con Cesarino Fava, quien nos ayudó hasta aquí con su valioso apoyo logístico. Desde el collado continuamos los dos: Toni Egger y yo, siguiendo alternativamente la arista noroeste cubierta de nieve y la pared norte hasta alcanzar la arista de «hongos cumbreros», y desde aquí, siguiendo estas formaciones heladas, llegamos a la cumbre del Cerro Torre el día 31 de Enero de 1959.

Por lo tanto considero injusto y provocadoramente incorrecto que la reciente ascensión efectuada por la cordada Salvaterra, Garibotti y Beltrami sea propuesta y considerada una primera ascensión, cuando en realidad sigue en gran parte la línea y las paredes escaladas por mí y Toni Egger.

En resumidas cuentas, por lo que acabo de explicar, la cordada en cuestión ha efectuado una repetición parcial de nuestra ruta del 1959, uniéndola con una corta variante en la parte baja y repitiendo algunos largos de otra ruta existente en la pared oeste.

No es admisible que mi silencio, debido a la memoria de la trágica desaparición de mi compañero de cordada Toni Egger y por razones que he explicado mil veces, sea una vez más interpretado con escepticismo e incluso como una confirmación de las tesis denigrantes que siguieron en el tiempo.


 

Reivindico, una vez más, el derecho a ser respetado y en lo que concierne a las declaraciones tendenciosas y perjudiciales hacia mi persona y ofensiva de la memoria de Toni Egger, aprovecho la ocasion para requerir a quien busca desacreditar mi palabra, especular por oportunismo y difundir intencionalmente falsedades, calumnias y versiones deformadas de lo que he dicho, confirmado y escrito varias veces.

La historia del Alpinismo es y debe quedar «limpia» en todos los sentidos, ante todo en atribuir buena fe a todos: de otro modo el riesgo de «ensuciar» cualquier actividad será inevitable, con la consecuencia de que toda la historia del alpinismo será puesta en duda.

Cesare Maestri
Madonna di Campiglio (ITALIA)

Comunicado oficial de Cesarino Fava

Imagen de archivo de Cesarino Fava. ~ desnivelpress.comImagen de archivo de Cesarino Fava. ~ desnivelpress.com

Sobre la ruta Egger/Maestri del ano 1958-59, el que suscribe, Cesarino Fava, [mismo texto que la carta de Maestri] declaro y vuelvo a confirmar:

Que dejada la gruta en el hielo ya avanzada la noche, Tony Egger, Cesare Maestri y yo subimos rápidamente las cuerdas fijas del gran diedro hasta la base del glaciar.
Llegados aquí mis compañeros me pidieron continuar con la carga hasta donde me fuera posible. Al atardecer alcanzamos el Collado de la Conquista.

(…) Cesare Maestri y Toni Egger me ayudaron a descender la travesía oblicua, desde donde seguí solo sirviéndome de los clavos puestos en la subida, hasta alcazar las cuerdas fijas del gran diedro y de allí a la cueva.

Seis días después, (…) encontré a Cesare Maestri boca abajo y semisumergido en la nieve.
Nunca tuve ni tengo duda alguna de que Toni Egger y Cesare Maestri hayan alcanzado la cumbre del Cerro Torre.

En aquel momento el Cerro Torre era como un gigantesco «iceberg» de nieve y hielo revocado por los vientos humedos del noroeste y endurecido por el frío. Toni Egger se había adelantado por lo menos diez años a la escalada en hielo. Era, sin duda alguna, la cordada más fuerte y la más completa que entonces se podía imaginar.

(…) Confirmo que la expedición de 1958-59 fue una escalada muy bella e importante, hecha en silencio con pocos medios, con profunda y pura pasión y un gran espíritu de sacrificio. Lástima que terminara en tragedia y sobre todo en polémica.

Cesarino Fava
Trento (Italia)

Historias del Torre

Croquis de El Arca de los Vientos (1.200 m, ABO), abierta por Alessandro Beltrami, Ermanno Salvaterra y Rolando Garibotti. Foto: Rolando GaribottiCroquis de El Arca de los Vientos (1.200 m, ABO), abierta por Alessandro Beltrami, Ermanno Salvaterra y Rolando Garibotti. Foto: Rolando Garibotti

El 30 de enero de 2006, Cesare Maestri y Cesarino Fava visitan el despacho de su abogado para suscribir sendos comunicados. Ese día es la víspera del 47 aniversario de su reclamada ascensión al Cerro Torre. Sus cartas viajarán por correo electrónico hasta el Jurado del
Piolet d’Or con copia a algunas revistas como Montagnes Magazine y Desnivel.

La causa ha sido la reciente vía El arca de los vientos que los italianos Alesandro Beltrami y Ermanno Salvaterra junto con el argentino Rolando Garibotti escalaron en el Cerro Torre. Ellos quisieron reseguir la línea que Maestri afirma, con el apoyo de Fava, haber concluido junto con el austriaco Toni Egger, en 1959, por una línea que comienza en la cara este hasta el Col de la Conquista, sigue por la arista noroeste y concluye por la cara norte. Fava, por
su parte, se retiró en el Col y salvó la vida a Maestri al encontrarle semienterrado en la nieve seis días después. Egger murió. Esto es así en general. Según han recogido los estudiosos del caso, a lo largo de todos estos años ha habido varias versiones sobre el
itinerario y sobre sus circunstancias. Quizá por ello Maestri, en esta última declaración, pide que no se tengan en cuenta las «humanas imprecisiones y olvidos» que en los últimos años han fomentado las dudas y la polémica.

A Maestri le parece injusto e incorrecto hasta la provocación que El arca de los vientos se reconozca como una primera. En la presentación conjunta de sus comunicados individuales ambos piden que se recupere la «verdad histórica» y ofrecían la posibilidad de que El arca de los vientos apareciera seleccionada al premio del Piolet d’Or pero no como una primera sino como una repetición excepcional. No hizo falta porque, tres semanas y por otros motivos, Rolando Garibotti en nombre de sus compañeros pidió que se retirara.

Imprecisiones

El grupo del Torre desde el oeste. Desde la izquierda, Punta Herron, Torre Egger y Cerro Torre. Foto: R. GaribottiEl grupo del Torre desde el oeste. Desde la izquierda, Punta Herron, Torre Egger y Cerro Torre. Foto: R. Garibotti

Algunas imprecisiones pueden atribuirse al paso de los años o al lógico trauma del momento, pero, con todos los respetos, no todas como han ido mostrando las investigaciones de Ken Wilson y de Rolando Garibotti por ejemplo. Investigaciones que no pretenden ofender sino descubrir una «verdad histórica» más verosímil y menos mítica, y sin poner en duda «toda la historia del alpinismo» como ¿amenaza? Maestri en su declaración. Tan sólo lo que no cuadra. Esto, que sería importante para la salud del alpinismo, se hace menos veces de las precisas debido, a menudo, a las incapacidades -morales, profesionales, económicas o todas- de los que deben o pueden encargarse. Para desempeñar este papel de malo de la película, hay que ser demasiado bueno.

Una de estas circunstancias, la comentaba Reinhold Messner durante su pasada visita a Madrid: el piolet de Egger. Una de las dudas radica en cómo superaron algunas partes rocosas y muy verticales sin colocar seguros. Mantienen que el Cerro Torre estaba completamente helado. Segunda cuestión derivada de la primera: si todavía estaba más helado de lo habitual ¿cómo pudieron escalar hielo tan vertical con el material de la época? Su respuesta inicial fue que Egger había anticipado en al menos 10 años la escalada en hielo y tenía un piolet adelantado a su tiempo. Hasta que el piolet apareció: no era un
piolet- tracción sino uno de la época, apto sólo para subir por pendientes hasta de 60 grados. Otra imprecisión.

Para Maestri y Fava cosas como éstas enfangan a Egger, pero esto no es posible: murió allí y allí acaba su responsabilidad. No se enfanga a Egger, como tampoco a Mallory opinando que no subió el Everest. El último motivo de polémica es el Hongo. Para Maestri no forma parte de la montaña. Fava ha asegurado que ese año no estaba pero no enseñó a los críticos las fotos que dice tener y nadie más ha visto algo parecido. Pero Maestri también dijo que sí lo escalaron (¿cómo, si no estaba?), que él nunca ha dejado una montaña sin acabar.

En 2004, Maestri reconoció que no lo habían subido. Aunque para él esto no cambie nada, para otros alpinistas puede que sí. Como dijo Messner en Madrid: después de este reconocimiento la historia del piolet de Egger no importa. No sabemos hasta dónde querrán llegar Maestri y Fava y su abogado. Puestos a respetar la «verdad histórica», en el caso del Torre continúa existiendo una primera reclamada, la Maestri/Egger del 1959, y una primera documentada que corresponde a los Arañas de Lecco en 1974. Ellos nunca la reclamaron pero son muchos, y desde hace mucho tiempo, quienes se la han concedido.

José Luis Mendieta
(Desnivel nº 235)

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias