EXPLORANDO

La MacIntyre/Colton y descenso, sin vivac

Otra vuelta de tuerca para esta mítica vía de la cara norte de las Grandes Jorasses. Los jóvenes alpinistas Manu Córdova y Jonathan Trango se dieron mucha prisa para subir ¡y bajar! en 20 horas.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Cara norte de las Grandes Jorasses. Foto: Manu Córdova y Jonathan TrangoCara norte de las Grandes Jorasses. Foto: Manu Córdova y Jonathan Trango

Aunque la MacIntyre/Colton (VI, 6, M6, 1200 m) tenía ya algunas escaladas rápidas, todas las cordadas ibéricas tuvieron que vivaquear en la pared, en la cima o en algún punto del complicado y largo descenso. Manu Córdova y Jonathan Trango, no. «Puede que sea la primera nacional en subir la norte y bajar de las Grandes Jorasses en el día –comenta Jonathan– pero lo importante es el estilo: rápido y ligero». Y tanto. Con un saco de verano para compartir, eso sí, con todo puesto, decidieron que con una noche a pie de vía ya lo habían compartido lo suficiente. Jonathan Trango nos lo cuenta.

«Manu Córdova y yo nos reunimos en el aeropuerto de Barcelona, a las 2 de la mañana del martes 11 de septiembre, e inmediatamente nos ponemos rumbo a Chamonix, adonde llegamos a las 11.30h de la misma mañana. La idea era ir a hacer una ruta a las Grandes Jorasses que nos costase 2 o 3 días, pero el último parte meteorológico, nos convence para ir a una ruta más rápida, y salir así en el día. Preparamos todo rápidamente, y cogemos el tren de Montenvers, que nos lleva a la Mer de Glace. Son ahora las 4 de la tarde y comenzamos la aproximación algo cansados porque no hemos dormido casi nada. Pero, bueno, el paseo es más o menos agradable y las vistas son inmejorables.

«El largo más dificil de hielo…» Foto: Manu Córdova y Jonathan Trango

Tras cuatro horas de pateo llegamos a pie de pared, donde vivaqueamos esa noche para así no tener que empezar el día andando cosa que –a mitad de noche nos dimos cuenta– no era tan buena idea ya que nos temblaban hasta los ojos y no pudimos dormir demasiado, por no decir nada, pero como sólo fueron unas horas nuestro buen humor no decae. A la 1 desayunamos, y a las 2.30 a.m. estamos listos para empezar.

Comenzamos la rampa de nieve escalando en ensamble los 500 primeros metros hasta el comienzo de la primera goulotte. La superamos rápidamente y nos plantamos en un segundo pequeño nevero que nos lleva al pie de un largo ya más duro que lo que hemos escalado hasta ahora. Un muro de 30 m de nieve, donde a veces el piolet no parece lo suficientemente estable como para traccionar, nos deja al pie de la goulotte que conduce al segundo gran nevero, por terreno más sencillo. Ascendemos rápido por ese nevero hasta el pie de lo que serán las mayores dificultades de la vía. Dos largos bonitos, que rondarán el M5 + y algo difíciles de proteger, nos llevan a una travesía rumbo al espolón Walker, donde finalizan ya las dificultades. Nos quedan 3 largos muy disfrutotes para llegar a la cima de esta gran pared alpina donde llegamos a las 3.30 p.m más o menos.

«Cuando llega la luz a las 6:00 ya hemos hecho un buen tercio de la pared». Foto: Manu Córdova y Jonathan Trango

Tras beber agua hasta saciarnos y comer bastante, ya que lo olvidamos durante la escalada, nos queda bajar de las Jorasses, algo que será algo más complicado de lo que imaginábamos, pero que con paciencia, contentos por la escalada realizada y por seguir la huella de un guía francés con su cliente, lo hacemos poco a poco hasta llegar a Boccalatte. A las 9 p.m. el refugio pone el fin a la actividad, nuestra cara muestra el cansancio acumulado del viaje y del no dormir, pero tambien la satisfacción de la actividad que hemos hecho. Al día siguiente, en una hora y quince minutos ya estamos en la carretera haciendo dedo para ir a Courmayeur (a pesar de nuestro olor, ¡nos cogen!). Y de ahí a Chamonix en bus. A las 2 p.m estamos allí soñando con nuevos proyectos, y con las ganas renovadas lo que queda es meternos en el coche».

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias