CON ENTREVISTA

Jonatan García abre tres vías en doce días en la cara norte del Aneto

‘El comodín de la llamada’, ‘Impacto total’ y ‘El diamante del gigante’ son las primeras vías a la derecha del corredor Jean Arlaud. Entre noviembre y enero abrió otras cinco a la izquierda de la histórica línea. Nos cuenta los detalles en esta entrevista.

Jonatan García, Santi Callejo y Pablo Ral en 'El comodín de la llamada' al Aneto (Foto: @jonatangarcia__).
Jonatan García, Santi Callejo y Pablo Ral en ‘El comodín de la llamada’ al Aneto (Foto: @jonatangarcia__).
| No hay comentarios |

Jonatan García ha encontrado en la cara norte del Aneto su particular patio de juegos. Él, que ya ha ascendido más de 200 veces al techo de los Pirineos y que ha realizado en esta montaña más de 20 aperturas, todavía tenía un sueño por cumplir: “Llevaba más de dos años pensando en la cara norte del Aneto, imaginando su enorme potencial cuando me asomaba a la derecha del Paso de Mahoma mientras bajaba de la cumbre”.

Dejar un legado en la cara norte del Aneto

En esa parte de la montaña, brillaba desde 1935 el corredor Jean Arlaud (150 m, AD+, III/IV-, según el croquis) y poco más. En los casi noventa años que han pasado desde entonces, la pared ha cambiado notablemente, debido a la retirada del glaciar. “Aquella vía tiene ahora 90 metros más, pues hay que escalar dos largos antes de llegar al inicio original, por una roca en muy buenas condiciones que había estado protegida por el hielo”, explica Jonatan García. Eso ocurre con toda la pared, en cuya extensión salen itinerarios muy interesantes, de más de 200 metros de recorrido.

Jonatan García, Santi Callejo y Pablo Ral en 'El comodín de la llamada' al Aneto (Foto: @jonatangarcia__).
Jonatan García, Santi Callejo y Pablo Ral en ‘El comodín de la llamada’ al Aneto (Foto: @jonatangarcia__).

Con todo ese lienzo en blanco, Jonatan García pensó que sería bonito “dejar mi legado en una pared como esa. Dejar una pared limpia y que merezca la pena, dibujando trazadas lo más limpias y más rectas posibles”. Con esa motivación y un espíritu sistemático, comenzó en noviembre desde la izquierda de la pared y, una a una, ha ido abriendo hasta ocho rutas en apenas tres meses.

Las cinco primeras se encuentran a la izquierda del corredor Jean Arlaud. Son Ser Aventureros (235 m, 90º, M5+) del 17 de noviembre y SiGa (235 m, 90º, M6, A1) del 20 de noviembre, ambas con Félix Sánchez; Saca la frontal (200 m, 80º, M7, A1) del 18 de diciembre, con Rubén Martínez; Caprichos del viento (180 m, 85º, M7) del 4 de enero, y Diedro amagau (170 m, 85º, M6+) del 24 de enero, ambas con Santi Callejo.

A la derecha del corredor

Este mes de febrero, Jonatan García se ha centrado en las líneas que ha imaginado a la derecha del corredor Jean Arlaud. Su estrategia consiste en salir de su casa en Benasque muy de madrugada, ponerse a caminar en Llanos del Hospital antes de las 3:00 h de la madrugada y poder terminar la ruta en el día.

El comodín de la llamada

El 2 de febrero, regresó a la norte del Aneto acompañado por Santi Callejo y Pablo Ral para enfrentarse a un recorrido de 205 metros, con dificultades máximas que alcanzan el M7+ y 85º según su apreciación. “Hemos vuelto a este increíble agujero donde el silencio, la soledad y el compromiso son parte de los alicientes. Una larga aproximación, con un buen madrugón, muchas horas de escalada y una buena y rápida gestión dan como resultado este trazado”, escribía en sus redes sociales como resumen de la ascensión, que consta de cuatro largos y presenta las mayores dificultades en el último de ellos.

Impacto total

El 7 de febrero, haciendo cordada con Héctor Climent, consiguió resolver Impacto total, una vía que alcanza los 240 metros, con un muro final en el último de sus cinco largos, que les obligó a exprimirse hasta un grado estimado de M8. “Seguimos disfrutando de esta hermosa pared, en la que cada vez nos acercamos más al sol y en la que las condiciones no son las más adecuadas para las fechas en las que nos encontramos; pero las ganas de explorar, aprender, descubrir… son las que motivan y nos ayudan a arrancar cada mañana”, apunta acerca de las “15 horas de diversión” que experimentaron.

El diamante del gigante

Finalmente, el 14 de febrero y de nuevo con Héctor Climent, dieron vida a El diamante del gigante. En esta ocasión, consta de 215 metros de recorrido muy sostenido, aunque las dificultades más elevadas (M7+ en su opinión) se hallan al principio. “Ahí seguimos trabajando en el rincón, nuevamente junto a Héctor Climent comenzamos a caminar a las 2:30 h de los Llanos del hospital, para empezar a escalar a las 9 h. Fue una larga y dura aproximación que superamos con raquetas. La escalada nos sorprendió, dada la continuidad del juego de todos los largos, que no daban respiro. A las 15 h pisamos la cima”, reseña.

Quedan una o dos más pendientes

Pero Jonatan García no da por terminado el trabajo en la cara norte del Aneto. A su parecer, todavía queda una línea o quizás incluso dos a la derecha de El diamante del gigante que todavía podrían dar mucho juego, antes de que el muro empiece a perder altura y las líneas queden demasiado cortas para su gusto.

Jonatan García y Héctor Climent en 'El diamante del gigante' al Aneto (Foto: @jonatangarcia__).
Jonatan García y Héctor Climent en ‘El diamante del gigante’ al Aneto (Foto: @jonatangarcia__).

Comentarios

Deja una respuesta

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.