Guy McKinnon, invernal en solitario de la cara este de Popes Nose, en los Alpes Neozelandeses

El alpinista neozelandés realiza la segunda invernal de esta aislada vertiente después de 24 años de la primera, realizada por un equipo de cuatro montañeros.

Autor: Desnivel.com | 3 comentarios | Compartir:
Guy McKinnon
Guy McKinnon

A nuestras antípodas se halla Nueva Zelanda, un paraíso para el alpinismo que todavía está poco frecuentado por montañeros internacionales. Los deportistas locales son quienes mejores actividades desarrollan en la zona, aunque pocas veces trascienden más allá de sus remotas fronteras.

En esta ocasión, sin embargo, los elogios de la comunidad alpinística neozelandesa han resonado intensamente por los rincones de internet ante la última ascensión de Guy McKinnon. El de Christchurch ha realizado la primera invernal en solitario de la cara este de Popes Nose, en los Alpes Neozelandeses. Además, intentó enlazarla con la ascensión del Mt. Aspiring, aunque no pudo completar la segunda parte del reto. En cualquier caso, se trata de la segunda invernal absoluta de esta cima, después de que un grupo de cuatro alpinistas formado por Brian Alder, Lionel Clay, Nick Cradock y Dave Fearnley realizara la primera en 1990. O sea, que nadie la había repetido en 24 años.

Según destaca Climber.co.nz, Guy McKinnon llevó a cabo su ascensión en un «estilo impecable». Y cita al propio protagonista que resume su actividad diciendo que «el 18 de julio, finalmente hice un intento de ascensión integral de la cara este de Popes Nose y de la cara noreste del Aspiring. No hay palabras para expresar lo largo y arduo que fue el desarrollo de este intento, y me exigió más esfuerzo mental y determinación que nunca antes en el alpinismo».

Ascensión rápida y retirada épica

Después de una difícil aproximación hasta esta remota pared, y de un desesperado vivac, Guy McKinnon inició la escalada a las 9:20 de la mañana. Durante la primera parte de la ruta, a través de un muro muy tieso, el alpinista tuvo dificultades en encontrar la ruta, aunque una dosis de paciencia unida a las buenas condiciones del hielo le permitieron llegar a la mitad superior de la pared, donde encontró «un fantástico campo de juegos de hielo de una calidad de escalada inimaginable», que le permitió moverse «rápido y disfrutando mucho».

Sólo necesitó un total de cinco horas para alcanzar la cumbre e iniciar el descenso por las rampas de nieve de la cara norte. Su intención era enlazar a continuación la cara noreste del Mt. Aspiring. Sin embargo, allí sufrió una noche terrible, temblando durante 12 horas metido en una grieta batida constantemente por pequeñas avalanchas. A pesar de que el mal tiempo continuó al día siguiente, todavía mantuvo su intento activo y escaló unos 250 metros hasta que decidió finalmente darse la vuelta.

A pesar de no haber conseguido su doble objetivo, la repetición de la invernal a Popes Nose le ha valido a Guy McKinnon alabanzas generalizadas en su país. Hay que tener en cuenta que la primera ascensión no sólo fue realizada por cuatro alpinistas, sino que además llegaron al campo base por vía aérea y abandonaron la montaña de la misma manera tras la cima, mientras que McKinnon completó la compleja aproximación por sus medios. Aún así, aquella ascensión ha sido considerada una referencia de la dificultad alpina en Nueva Zelanda durante 24 años. Uno de aquellos pioneros, Nick Cradock, aseguraba a Climber.co.nz que la ascensión de Guy McKinnon es una de los mejores y más importantes logros de la historia del alpinismo en Nueva Zelanda.


 
Lecturas relacionadas
Desnivel nº337

Desnivel nº337

En este número: ESPECIAL MACIZO DEL MONT BLANC, Grandes rutas …

3 comentarios

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.