POCA CLARIDAD

Críticas a la ley de regulación de actividades en las montañas de Catamarca

El guía de montaña argentino Diego Novaira analiza la nueva ley de regulación de actividades en montaña de su provincia que, en su opinión «menoscaba el más sano espíritu de los montañistas» y «no cuenta con nuestra opinión».

Autor: Desnivel.com | No hay comentarios | Compartir:
Apertura reportaje centros BTT  ()
Apertura reportaje centros BTT

Catamarca es una de las provincias argentinas más montañosas. En su territorio se encuentran varios de los más famosos seismiles del país, terreno de juegos ideal para los amantes de la montaña y el alpinismo. Diego Novaira, guía de montaña y secretario del área de deportes de la Agrupación de Montaña Calchaquí, de casi 60 años de existencia, explica que ha entrado en vigor recientemente una normativa aprobada en septiembre de 2014 que regula las actividades en las montañas de Catamarca. Una ley que, en su opinión, «menoscaba el más sano espíritu de los montañistas» y «no cuenta con nuestra opinión».

Soy guía profesional y montañista desde que recuerdo. Soy argentino y vivo en la provincia de Catamarca, en el noroeste del país. La región es conocida mundialmente por la gran cantidad de montañas y volcanes de más de 6.000 metros que concentra. Los denominados seismiles son objetivo de múltiples expediciones año tras año. Allí, las cumbres que secundan al coloso Aconcagua, como el Pissis, el Ojos del Salado y tantos otros, están concentradas en un reducido páramo; la majestuosidad de este paisaje de cumbres es un imán para quienes desean abrir nuevas rutas, alcanzar cumbres vírgenes, etc.

Hace algunos días y a raíz de una serie de acontecimientos trágicos en la región montañosa de la provincia, los legisladores dieron fuerza de ley a lo que conocemos como Ley de Regulación de Actividades de Montaña. Una seguidilla de hechos trágicos entre los que cuenta la desaparición de montañistas extranjeros, la muerte del montañista español Fernando Ossa, que luego de agonizar varios días a mas de 6.000 m en el cerro Ojos del Salado murió sin recibir asistencia alguna. Lamentablemente, meses después y sin que aún cayera en el olvido esta tragedia que hiriera al montañismo mundial, un temporal de características inusuales en la cordillera catamarqueña dejó varados a varios grupos de expedicionarios que pretendían alcanzar diferentes objetivos y  terminó con el trágico saldo de la muerte montañista indio Malli Mastan Babu en la vertiente chilena del cerro Tres Cruces.

Una ley que regule las actividades en el territorio de montaña es más que necesaria, pero creo especialmente importante que debe ser una norma que, de forma bien reglada, garantice el libre acceso a las montañas a quienes practicamos el montañismo con responsabilidad. Les resultará extraño que la ley mencione el pago de aranceles, la contratación de guías, etc., pero no deje claro qué servicios se prestarán ante eventuales emergencias… entre tantas otras secciones que resultan, al menos, confusas.

Espero que logremos que los funcionarios de turno nos den la oportunidad a los protagonistas de la actividad de expresar nuestra voz, a fin de lograr que una ley tan necesaria sea lo más justa posible. El montañismo de mi tierra y del mundo se lo merece. Confío en que todos los entusiastas de esta pasión sabrán sumarse a nuestro pedido, que se trata básicamente de conseguir que las autoridades a cargo de la reglamentación de la ley nos permitan dar nuestra opinión a los montañistas, principales protagonistas de la actividad.

Se debe entender que un análisis mínimo del articulado de la ley deja ver que se trata de una norma que sólo aspira a regular la actividad de andinistas y exploradores a los que considera como turistas, resaltando en una visión comercial que menoscaba, al menos a mi entender, el espíritu del montañismo. La ley se viste de parcialidades sin centrar esfuerzos en temas centrales. En ningún punto habla de los montañistas y asociaciones deportivas que los nuclean, a los cuales pareciera entender como dentro de un mismo grupo, el de turistas, a sabiendas que a estos últimos solo les interesa el consumo de la belleza del paisaje a cambio de dinero. Los montañistas por muy lejos comulgamos con la montaña, y hasta pertenecemos a ella.

Pedimos una ley más que necesaria, pero que garantice la práctica del montañismo discriminando el uso deportivo del comercial o turístico, que no esté sujeta a parcialidades y por sobre toda las cosas que contemple en su reglamentación la opinión de expertos. Y no que quede circunscrita a un grupo de legisladores con una vaga idea de los alcances de la actividad.


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.