CARA NORESTE DEL TSOUKA ROSSA

Christos Tsoutsias, Dimitris Daskalakis y Spyros Kyriakou fuerzan el límite del mixto invernal en Grecia

Realizan la primera ascensión en invierno de ‘Ourliahto tis petaloúdas’ (300 m, M6, AI5+), la vía de escalada alpina más dura del país, situada en la impresionante cara norte del Tsouka Rossa (2.379 m), en el macizo de Tymfi.

Christos Tsoutsias, Dimitris Daskalakis y Spyros Kyriakou en ‘Ourliahto tis petaloúdas’ al Tsouka Rossa (Foto: @daskalakis.dimitris.9).
Christos Tsoutsias, Dimitris Daskalakis y Spyros Kyriakou en ‘Ourliahto tis petaloúdas’ al Tsouka Rossa (Foto: @daskalakis.dimitris.9).
| No hay comentarios |

Hay vías de escalada que cohesionan la comunidad alpinística de un país entero. Para Grecia, esa ruta podría bien ser Ourliahto tis petaloúdas (“el grito de la mariposa”) que recibía un par de semanas atrás su primera ascensión en condiciones invernales, 30 años después de su apertura como vía de roca.

En las tres décadas que han pasado desde que la línea viera la luz, en 1994, ha habido numerosas cordadas intentando adjudicarse la primera ascensión invernal del icónico recorrido. Se trata de una hendidura que se llena de hielo en invierno y que parte en dos la cara noreste del Tsouka Rossa (2.379 m), uno de los picos más emblemáticos del macizo de Tymfi, en el extremo norte de Grecia. Una línea muy directa en dirección a la cumbre.

Christos Tsoutsias, Dimitris Daskalakis y Spyros Kyriakou en ‘Ourliahto tis petaloúdas’ al Tsouka Rossa (Foto: @daskalakis.dimitris.9).
Christos Tsoutsias, Dimitris Daskalakis y Spyros Kyriakou en ‘Ourliahto tis petaloúdas’ al Tsouka Rossa (Foto: @daskalakis.dimitris.9).

Sin embargo, las condiciones ideales son muy esquivas y las dificultades son destacables. Una combinación de factores que la convierten en un desafío notable. Christos Tsoutsias, Dimitris Daskalakis y Spyros Kyriakou dieron con una jornada en la que el hielo se había formado suficientemente como para desempolvar ese viejo sueño que venía rondando por su cabeza desde hacía años.

Llevaron a cabo una aventura que poco tendría que ver con lo que el imaginario colectiva relaciona con la escalada en Grecia. Pasaron 23 horas de actividad, entre que dejaron el coche y volvieron a él, con el objetivo de completar el recorrido del tirón. Tuvieron que abrirse paso a través de una roca caliza inestable y nieve de mala calidad, un terreno mixto que cifraron en grados máximos de M6 y AI5+.

Christos Tsoutsias, Dimitris Daskalakis y Spyros Kyriakou en ‘Ourliahto tis petaloúdas’ al Tsouka Rossa (Foto: @daskalakis.dimitris.9).
Christos Tsoutsias, Dimitris Daskalakis y Spyros Kyriakou en ‘Ourliahto tis petaloúdas’ al Tsouka Rossa (Foto: @daskalakis.dimitris.9).

Lo más duro de Grecia

Los autores de la primera ascensión apuntan que Ourliahto tis petaloúdas está considerada como la vía de escalada alpina más dura de Grecia, pero que su relevancia va incluso más allá:

Algunas rutas son fruto de la inspiración personal o grupal. En otros, simplemente estamos llamados a completar un esfuerzo colectivo de leyendas y mentores como George Voutyropoulos, Giannis Torelli, Akis Karapetakos o Alekos Asimakopoulos, quienes nos allanaron el camino. Una pequeña piedra en el trabajo de toda una comunidad. Nuestros pensamientos se dirigen a nuestros mentores que soñaron con esta escalada, aquellos que todavía escalan a nuestro lado, aquellos que se han retirado y aquellos que ya han fallecido.

Comentarios

Deja una respuesta

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.