EXPLORANDO

Cesare Maestri, las razones por las que quiso quitar los clavos

Fue el propio Maestri el primero que quiso quitar los clavos de expansión que había colocado durante su ascensión al Cerro Torre. De hecho comenzó a arrancarlos a martillazos durante el descenso….también inutilizó el compresor. Este es el relato de Cesare Maestri tomado de su libro «Y si la vida continua…»

Autor: | 19 comentarios | Compartir:
El alpinista italiano Cesare Maestri en el 2002.  (Darío Rodríguez/Desnivel)
El alpinista italiano Cesare Maestri en el 2002.

«Abandonamos la cumbre enseguida. Teníamos que enfrentamos con un descenso peligroso, todavía más insidioso, si cabe, por la energía negativa que se suele apoderar de los alpinistas al haber conquistado una cumbre. Nos esperaban unos sesenta largos de cuerda, de rápeles llenos de imprevistos y de incógnitas, con la circunstancia agravante del mal tiempo. El primero en alejarse de la cumbre fue Carlo, le siguió Ezio y yo fui el último. Una vez más no había felicidad en mí, sino sólo un profundo odio hacia la montaña que, por segunda vez, tenía bajo los pies. Era estúpido odiar una montaña. Y entonces me odié a mí mismo. Odié mi egoísmo. Mi afán de protagonismo. Odié mi odio y mi irracionalidad. Y henchido de tales sentimientos, horribles cuanto se quisiera, abandoné la cumbre que, en cambio, hubiera debido llenarme de alegría y de orgullo.

En el momento en que estábamos empezando el descenso nos llegó por radio la noticia de que en la zona había una expedición española que parecía querer repetir nuestra vía. Los alpinistas que la componían formaban parte de aquel grupo de «campeones» que, tras haber sido rechazados por el Torre, se habían permitido poner en duda mi ascensión de 1959. Y en pocos segundos todo mi odio se transformó en venganza. Eliminaría por completo los seguros de toda la ascensión. ¿Querían repetir nuestra vía? Pues bien, tendrían que equipada de nuevo. A costa incluso de jugarme el pellejo, no les dejaría ninguna posibilidad de usar mis clavos.

Descendiendo en último lugar y sin poner en peligro a los demás, disminuiría la velocidad de mis rápeles para poder bajar destrozando todos los buriles haciendo tabla rasa de mi paso por allí. y así lo hice. Llegado a la pared de roca rompí unos veinte buriles dándoles unos rabiosos martillazos de forma que obturasen definitivamente los agujeros. En cuanto llegué al compresor lo dejé inservible, rompiendo a martillazos el carburador, la bujía, el magneto y la puesta en marcha. Habría sido más fácil echado abajo, pero decidimos dejado allí donde estaba para que constituyese un testigo mudo de nuestro camino.

Mis compañeros, contagiados con mi rabia, echaban al vacío todo lo que se les ponía al alcance de la mano, al tiempo que yo, con mucha atención, iba eliminando todo lo que pudiera facilitar la tarea a futuros repetidores. En tan absurdo trabajo de «limpieza» puse en peligro mi vida varias veces. Mis compañeros, dándose cuenta de lo alterado que estaba, intentaron hacerme razonar para que me diera cuenta de que mi conducta les hacía correr riesgos que podían terminar con la vida de todos. Interrumpí pues el trabajo de romper los seguros, pero mientras descendía iba cortando las cuerdas fijas y las iba echando al vacío.

El tiempo estaba empeorando por momentos. De golpe, cambió la dirección del viento y empezó a soplar del sur, regalándonos el frío helado de la Antártida, que convirtió la pared en un muro de cristal. Un enorme bloque de hielo, que acababa de desprenderse de la cima, me embistió con tan mala suerte que se llevó por delante los crampones que me estaba poniendo.Abatidos por el cansancio, corriendo más de una vez el riesgo de estrellamos contra el suelo, seguimos descendiendo por aquella pared, que en pocos instantes se había transformado en una pista de patinaje mortal.


 

A las cuatro de la madrugada, tras doce horas de descenso, aterricé por último en el Bus.»

 

 

 


 
Comentarios
19 comentarios
  1. Admire a Maestri y lo odie despues, mis sentimientos son contradictorios.Pude tentar el torre en 1967, ¡nadie lo habia subido? la polemica estaba habierta,yo segui la ruta de los Italianos mas alla del col de la esperanza, era dificil, perono imposible,el equipo era rudimentario y el clima mas riguroso. Con respecto a la basura era normal asi lo pude ver en Plaza Francia en 1965,era un basural limpiamos antes de nuestro intento,hasta 6100 en medio de tormenta.

  2. Douglas Tompkins tenia razon… Maestri (como muchos otros más) ensucian la montaña. campamentos base llenos de basura. Tirando todo «al vacio» / cuerdas fijas / dejando el compresor de recuerdo. Traer la basura de vuelta? psss que?! para que si ya escalé lo que quería. Pasaba con maestri y pasa ahora… en muchas montañas y lugares de escalada. En vez de llevar tanta pelotudez… ultimate super-light-sling super-super-dyneema y mi gorrita que dice mamut… lleven una puta bolsa de basura.

  3. PR: Desnivel debe ser un medio de información y también de opinión. Stop

  4. estoy de acuerdo con Roncero y fsvsvs. y no creo que cuando un escalador abandona una cima tenga el sentimiento que dice Maestri. de todos modos, podría haber dejado los clavos y las cuerdas fijas y cobrarle unos mangos a los españoles como hacen en los ochomiles, que todo tiene un precio (Dios). y muchos de los que repitieron la ruta, por qué la critican después? por qué no subieron por otro lado? es una vía clásica por solo ser la más escalada del lugar? o la más asequible?

  5. ¿¿ «..energía negativa que se suele apoderar de los alpinistas al haber conquistado una cumbre..»????? Sospecho que Maestri no describe todos sus pensamientos o los desvirtúa. Pienso que en realidad lo que odiaba era el hecho de saber que venía subiendo la expedición española, que ocuparía sus buriles, y tal vez lograrían escalar el hongo de la cumbre que el no pudo escalar. Finalmente ellos serían los primeros en llegar a la verdadera cumbre.

  6. Manu, la polémica existe porque también existen diferentes opiniones acerca de este tema. O será que deveriamos estar todos de acuerdo con lo que tu dices?

  7. No estamos hablando de haber equipado una via por Maestri… estamos hablando de haberla destrozado puesto que los clavos están puestos en escalera. Y pienso que quitarlos es una acción que nos debe enseñar lo que NO se puede hacer. En su momento fue muy criticda su acción, no se porque tanta polemica. Es como si urbanizan la costa y la gente dice, ahh como ya estan los chlets hechos, que no los quiten. Que cojones, que los quiten para que asi se sepa que eso no se puede hacer!.

  8. Estoy de acuerrdo con LR y en desacuerdo manu34567. Hay que mirar un poquito mas al hondo, pero si quereis recuperamos la filosofia de Preuss y nos bajamos de cualquier sitio si para continuar hay que poner un clavo. Luego otros subieron por ahi y no paso nada. Respetemos la libertad de aquel que paso por alli primero. Pocas o ninguna via que se ha hecho el libre se la ha desequipado (Dolomitas o Yosemite) Pero si hoy la mayoria se lleva su taladro de bateria para abrir.

  9. Respuesta a LR, totalmente de acurdo contigo, pero eso se lo tenian que haber dicho a Maestri, que tuviera Respeto por la montaña, y que si no podí subir el cerro que se fuera otra, que como dices tu hay miles. se que eran otroas tiempos, pero ahora las cosas se hacen de otra manera y si se puede arreglar, yo soy de la opinion que se quite. Igual que todas las presas pegadas que hay en vias antiguas…

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.