ENTREVISTA

Sam Anthamatten: “Lo más difícil es tener paciencia”

El guía de montaña suizo es un consumado alpinista, esquiador de freeride y parapentista, que ha alcanzado un alto nivel en las tres disciplinas y las combina en interesantes aventuras alpinas. Hablamos tras la presentación de la película ‘Nevia’ que protagoniza.


| No hay comentarios |

La figura de Sam Anthamatten no es muy conocida. En los medios de comunicación siempre ha brillado mucho más el nombre de su hermano mayor Simon Anthamatten, con quien ha compartido infancia y juventud en los alrededores de Zermatt, así como algunas de sus expediciones más interesantes.

Charlamos con Sam Anthamatten en el acogedor refugio Teodulo, cerca de su casa en Zermatt y casi a los pies de su pico, el Cervino. Habla de forma pausada, después de haber presentado el documental Nevia, producido por The North Face que protagoniza. Eso es nuevo; no está muy acostumbrado a ser el protagonista sino que normalmente adquiere el rol de “mejor compañero imposible” en los proyectos de los demás.

A lo largo de su trayectoria ha destacado como escalador en hielo y alpinista. Ha escalado en Yosemite y Patagonia y ha realizado interesantes expediciones al Mt. Hunter (Alaska) o al Jasemba (Nepal). Con los años, ha perfeccionado sus dotes como esquiador hasta cotas insospechadas y hoy en día figura entre la flor y nata del freeride alpino. Paralelamente, ha alcanzado un gran nivel en parapente.

Hoy en día, su actividad soñada consiste en un vuelo en parapente desde Zermatt como aproximación limpia; una escalada de altísimo nivel, seguida de un descenso extremo en esquís, para terminar regresando a casa de nuevo en parapente. Intentó llevar esa filosofía a la máxima expresión en el Obergabelhorn, aunque todavía no ha hallado las condiciones más favorables para completarlo con éxito. Está a punto de ser padre y reconoce que su mentalidad está cambiando ya.

«Si sientes que no estás en el camino correcto, debes parar inmediatamente»

En la película (Nevia) se puede apreciar cómo eres capaz de rayar la perfección en deportes muy distintos… Eso es bastante difícil.
Es difícil ser capaz de practicar diferentes deportes a un nivel verdaderamente alto. Pero creo que este lugar, Zermatt, me ha modelado hacia la escalada, el esquí, el parepente… y me encanta hacer todos esos deportes. Al final, eso es lo que soy.

Una cosa que te planteas al ver la película es ¿cómo sabes cuándo debes parar?
Muchas veces, decides previamente que vas a esquiar una línea por ejemplo. Y una vez que lo estás haciendo sientes la nieve y todo; es entonces cuando, si sientes que no estás en el camino correcto, debes parar inmediatamente. De otro modo, en esquí freeride o alpinismo si vas mal, las consecuencias son altas.

«El esquí freeride es un deporte mental en el que todo sucede muy rápido y tienes que estar entrenado para ello»

Pero una vez empiezas un descenso, ya no puedes parar…
Sí, claro que puedes. Debes ser capaz de detenerte en cualquier momento o bien esquiar hacia una línea segura. Siempre tenemos en mente la línea que queremos esquiar, pero también si es demasiado peligrosa podemos salir esquiando hacia otro lado.

Pero tienes que ser muy rápido…
Sí, el esquí freeride es un deporte mental en el que todo sucede muy rápido y tienes que estar entrenado para ello. Tomas decisiones segundo a segundo y siempre tienes que saber dónde estás y hacia dónde puedes escapar.

«Lo más peligroso es cuando estás cerca de la línea roja pero no te das cuenta»

¿Has cruzado alguna vez la línea roja?
Sí, he tenido experiencias en las que he estado sobre la línea y he ido más allá. Lo importante es darte cuenta de ello. Por supuesto, no es cada día. Aunque para mí lo más peligroso son las veces que estás cerca de la línea pero no te das cuenta.

La nieve es un medio difícil para eso.
Sí, la nieve, el aire… hay que tener la experiencia, aunque la experiencia no te mantiene apartado de esas decisiones. Cuando te haces mayor, te vas relajando.

«Cuando vas a ser padre algo cambia en tu cabeza»

Vas a ser padre en breve, ¿crees que eso hará que cambies?
Creo que ya he cambiado un poco. Cuando recibes el mensaje de que tu mujer está embarazada, algo cambia en tu cabeza. Voy a adaptar la manera en la que practico deporte a mi familia… No será de un día para otro, pero las decisiones serán diferentes.

Tienes el ejemplo de tu hermano, Simon Anthamatten, que dejó el alpinismo extremo y ahora es piloto de helicóptero, ¿no?
Él es piloto de helicóptero y tiene dos hijos. Tomó una dirección diferente a la del alpinismo de alto compromiso: es piloto y mantiene su motivación por escalar, pero ya no por las expediciones. Y es bonito ver, como hermano menor, que él ha podido escapar de este tipo de alpinismo, porque él perdió a Hansjörg Auer, a Ueli Steck…

«Lo máximo que podemos hacer es apreciar la vida y hacerlo lo mejor posible»

¿Qué te hace sentir el ver todas estas personas que hemos perdido en la comunidad alpinística?
Es la vida y, por supuesto, en los deportes que hacemos, el riesgo es mayor. Pero también hay mucha otra gente que muere de enfermedades y de otras maneras… ¿Qué podemos hacer? No mucho. Lo máximo que podemos hacer es apreciar la vida y hacerlo lo mejor posible.

Para vuestra madre no debió ser nada fácil, tener a los dos hermanos alpinistas.
Sin duda, no fue fácil para ella. Lo bueno es que ella no sabe de alpinismo, así que no sabía exactamente lo que estábamos haciendo. Pero, por supuesto, no es tonta, así que estaba un poco asustada.

¿Le contaste siempre lo que hacías?
Sí se lo decía, pero no le contaba los detalles. Si me iba de expedición a Nepal, no le decía que iba a estar sobre la línea.

«No debes ir más allá del punto donde no puedas regresar con seguridad»

Para ti es importante ir a la montaña y volver por tus propios medios…
Sí, no debes ir más allá del punto donde no puedas regresar con seguridad. No contar con un rescate, como hay determinada gente que hace aquí en Zermatt. Es un problema que tenemos ahora en el alpinismo, con mucha gente que quiere ponerse a prueba sin tener la experiencia y entonces terminan perdiéndose y tenemos que ir a rescatarlos.

¿Cómo consigues alcanzar un nivel tan alto en tantos deportes: alpinismo, esquí, parapente…?
Pues igual que con uno solo: hay que practicar mucho. Echar muchas horas en cada uno de estos deportes para obtener confianza y experiencia.

«Es importante estar mentalmente preparado para abandonar un proyecto»

¿Has tomado muchas veces la decisión de no continuar?
Sí, claro, diría que la mitad de las veces. El mejor ejemplo es el Obergabelhorn, cuando ascendí por mi cuenta y diciéndome que no iba a volar. Una vez arriba, vi que las condiciones eran buenas y que podía volar. Es importante estar mentalmente preparado para ello.

Tu manera de ver el alpinismo ha cambiado con el tiempo, de más estático a más dinámico.
Sí, el alpinismo es una disciplina más estática, pero si le añades el esquí o el parapente se convierte en algo más dinámico. Ya puedes plantear ascensiones rápidas y luego bajar volando… le añade un elemento lúdico que también es interesante.

«Para ser rápido sacrificas en material y dejas de tener plan B»

¿La seguridad está también en ser rápido?
La seguridad está en ser rápido con una buena ventana meteorológica. Porque para ser rápido sacrificas en material y dejas de tener plan B. Debes ser consecuente con tus decisiones.

¿Qué es el Matterhorn para ti?
El Matterhorn es como mi casa. He viajado mucho para esquiar y para practicar mis otros deportes, pero cuando vuelvo a Zermatt y doy la última curva y veo el Matterhorn sé que estoy en casa.

«La formación como guía me ha ayudado a tomar las decisiones correctas como freerider o alpinista»

¿Qué te sientes más: freerider, alpinista, parapentista, guía de montaña…?
No elijo. Si puedo hacerlo todo, es lo que me gusta.

¿Qué es para ti ser guía de montaña? Porque ahora eres profesional y quizás no tienes que trabajar tanto de guía…
Para mí, toda la formación como guía me ha ayudado a tomar las decisiones correctas también como freerider o alpinista. Me ha dado la base para poder hacer todo lo que hago ahora.

«Los veranos son ahora más peligrosos»

¿Crees que con el cambio climático el alpinismo se ha vuelto más peligroso?
Creo que los veranos son ahora más peligrosos, sí. El deshielo de los glaciares que estamos presenciando no va a ser de ayuda en el futuro. Y también cuando ves que los 0ºC se sitúan a 4.000 metros durante mucho tiempo, eso no va a ser bueno.

Alguien te preguntaba tras la proyección, en la que se te veía yendo al límite, ¿crees que este es el límite del deporte o ese límite va a ir más allá?
No, no, el deporte siempre va a ir más allá. Nunca vas a poder decir que el deporte ha llegado a su límite, porque cada deporte tiene individuos que lo llevan más allá. Y en freeride o en steep ski, creo que todavía estamos en un momento álgido y que va a haber personas que lo lleven más allá.

«Para la gente joven lo importante es pensar más allá de una sola temporada»

¿Qué tienen que tener en cuenta los jóvenes que quieran ir más allá en freeride? Porque al final es difícil sobrevivir yendo siempre más allá…
Una cosa es el rendimiento, pero lo importante es el rendimiento durante años, sin lesiones y tomando las decisiones correctas. Yo creo que para la gente joven lo importante es pensar más allá de una sola temporada; tener planes de lo que quieres hacer en los siguientes años. Si las condiciones son buenas, ir a por ello, pero si las condiciones son malas, retirarse y esperar a que sean buenas.

Tú buscas actividades en las que puedas poner en práctica todos tus deportes, ¿no?
Sí, creo que el parapente es el acceso más puro y más divertido: usar las térmicas para ascender y luego bajar esquiando.

«No me levanto por la mañana y pienso en ir a buscar mis límites»

Actualmente, ¿tratas de buscar tus límites más bien en freeride y parapente que en alpinismo?
Yo no trato de buscar mis límites. Yo no me levanto por la mañana y pienso en ir a buscar mis límites. Me levanto por la mañana y pienso en algo que me inspira y que quiero hacer.

En tus actividades, hay seguimiento de prensa, cámaras grabándote, haciéndote fotos, ¿representa mucha presión para ti?
No. Cuando eres joven sí puedes sentirte presionado por ello, pero ahora ya no. También porque la gente que hay detrás de la cámara no quieren verte tener un accidente o cometiendo errores. Es un esfuerzo de equipo y al final tienes que tomar tus propias decisiones, haya cámara o no.

«Tener emociones en montaña es bueno, pero basar tus decisiones en ellas no te va a ayudar»

Te referías al fallecimiento de tu amigo Andreas y comentabas que en las montañas no hay demasiada opción para las emociones…
Sí, en las montañas, si tomas decisiones basadas en lo emocional, significa que no estás en el lugar correcto. Tener emociones es bueno, pero basar tus decisiones en ellas no te va a ayudar. Por supuesto, con Andreas fue especial porque había una buena dinámica entre nosotros y una camaradería verdaderamente honesta; podíamos hablar abiertamente también sobre la presión, sobre no poner presión sobre el otro.

«Tienes que ser coherente y honesto contigo mismo»

¿Tienes que ser frío en la montaña?
No, no tienes que ser frío. Tienes que ser coherente y honesto contigo mismo. Pero si tienes algo en tu corazón o en tu mente que no hayas procesado, no puedes ir a la montaña a hacer una primera ascensión loca o algo así, porque creo que no vas a tener la mente clara a la hora de tomar decisiones.

Es curioso porque la película no trata sobre un éxito sino sobre un fracaso, sobre algo que querías hacer pero terminas no haciendo, sobre el proceso…
Es un proceso y creo que es muy importante hablar sobre el proceso que hay detrás porque muchas veces esa es la historia interesante.

Algunas actividades requieren un proceso largo, a veces de años.
Exactamente. Lo que yo quería hacer en el Obergabelhorn es un proceso que evolucionó a lo largo de los años. Necesitas ser un buen escalador en hielo para ascender, un buen esquiador para descender y un buen parapentista para llegar hasta allí. Es un proceso de años.

«Es importante hablar también con tu pareja de los errores que has cometido»

¿Cómo llevas con tu mujer el hecho de hacer este tipo de actividades?
Hablamos mucho. Es muy importante tener una buena relación porque ella deposita su confianza en mí y en mis decisiones y yo tengo que compartir mi experiencia con ella. En definitiva, se basa en la confianza.

¿Le cuentas todo, incluso lo que haya ido mal?
Sí, no puedes decir que todo ha ido bien y que has tomado las decisiones correctas cuando se te ve en la cara que no es así o te has roto un pie o lo que sea. Es importante hablar también de los errores que has cometido.

¿A veces te dice que no hagas algo?
No, pero sí me dice que tenga cuidado. Y es bueno, porque me obliga a volver a reflexionar sobre lo que estoy haciendo, si he tomado la decisión correcta, si es el momento oportuno…

«Ser paciente es lo más difícil para mí»

Sueles realizar tus actividades con otras personas y no solo, ¿no añade eso más presión?
No, todo lo contrario. Bueno, depende de la otra persona… Normalmente, salimos a la montaña como un equipo y al final el equipo toma decisiones de forma conjunta. Si eres abierto y lo compartes, tomas las decisiones correctas; si te cierras y eres competitivo, vas en una dinámica equivocada.

¿Qué importancia le das a encontrar las buenas condiciones?
Encontrar las buenas condiciones es importante, como también lo es el hecho de ser paciente para que se den las buenas condiciones. A veces quieres esquiar una montaña, pero la montaña ya no está en condiciones. Entonces, ¿por qué no esperar a la próxima estación? Ser paciente es lo más difícil para mí.

«Es duro decir que no, pero es muy importante hacerlo»

¿Lo más difícil para ti es ser paciente?
Claro, yo quiero cumplir mis sueños, y es duro decirte “no, no va a ser esta vez; quizás será el año que viene o más tarde”. Es duro decir que no, pero es muy importante hacerlo.

Como profesional, ¿estás obligado a «apretar» siempre?
No, me siento obligado; quiero hacerlo. No es que los patrocinadores me estén pidiendo hacer proyectos, sino que ellos me apoyan y soy yo quien quiere vivir nuevas experiencias.

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.