UNO DE LOS TRES MOSQUETEROS

Francek Knez fallece a los 62 años en un accidente de montaña en Eslovenia

Fue uno de los tres mosqueteros del alpinismo esloveno junto a Silvo Karo y Janez Jeglic. Destacó especialmente en Patagonia, aunque también abrió importantes vías en su país, en los Alpes y en el Himalaya.

Autor: Desnivel.com | 2 comentarios | Compartir:
Fran?ek Knez  (Col. Fran?ek Knez)
Fran?ek Knez

El alpinismo esloveno está de luto ante la pérdida de Francek Knez, el pasado viernes 6 de octubre. A sus 62 años, era una leyenda de las montañas de aquel país, que había protagonizado grandes ascensiones y aperturas en las principales cordilleras del mundo. Junto a Silvo Karo y Janez Jeglic formaron una fortísima cordada apodada Los Tres Mosqueteros, que destacó de forma excepcional en Patagonia.

Según los escasos detalles que se han dado de su fallecimiento, Francek Knez tuvo un accidente de escalada en unos riscos cercanos a su casa en Marje, unos 60 km al este de Liubliana, la capital eslovena. Por lo visto, se precipitó desde una altura de unos 25 metros.

Una leyenda

Francek Knez fue uno de los grandes gurus del alpinismo esloveno de los años ’70 y ’80. La autora Bernadette McDonald le rindió honores en su libro Guerreros alpinos sobre la historia del alpinismo esloveno. “Una leyenda eslovena se ha ido. Francek Knez fue un hombre de múltiples talentos y un individuo extremadamente reservado. Su prosa era más como poesía, sus esculturas parecían listas para salir volando, y sus escaladas fueron duras y preciosas”, escribía en sus redes sociales como despedida.

Silvo Karo, uno de sus principales compañeros de cordada, también coincidía con la escritora canadiense al calificar a Francek Knez de leyenda: “Fue simplemente una leyenda, que descanse en paz”, escribía en sus redes sociales.

Trayectoria prolífica

La carrera alpinística de Francek Knez fue intensa y prolífica. Según se cuenta, a lo largo de 30 años de trayectoria, fue capaz de realizar más de 5.000 ascensiones y 729 primeras.

Las más sobresalientes de esas primeras ascensiones las firmó en Patagonia. Después de un primer viaje a América del Sur para escalar el Huascarán (6.768 m) en la Cordillera Blanca de Perú, tuvo su primera experiencia patagónica en 1983. Aquel año, abrió Diedro del diablo (900 m, 90º, 6a, A2) a la cara este del Fitz Roy, con Silvo Karo y Janez Jeglic. Los Tres Mosqueteros repitieron en enero de 1986 en la cara este del Cerro Torre, donde firmaron Peklenska direttissima (“directa al infierno”, 900 m, 95º, 7a+, A4, M6), también con Peter Podgornik, Pavle Kozjek y Matjaz Fistravec como cámara.

En diciembre de ese mismo año 1986, de nuevo Francek Knez, Silvo Karo y Janez Jeglic trazaron Psycho Vertical (900 m, 6c, A3, 90º) a la cara sur de la Torre Egger, una vía que tardó 29 años en ser repetida. Todavía con fuerzas, un par de días más tarde Los Tres Mosqueteros escalaban la cara norte de El Mocho con el italiano Roberto Pe, abriendo Grey Yellow Arrow (450 m, 7a, A0).

Además de sus realizaciones patagónicas, Francek Knez tamibén dejó huella en otras cordilleras. En el Himalaya participó en numerosas expediciones, como la que abrió la arista oeste del Everest en 1979. Fue capaz de escalar la cara sur del Lhotse y la cara sur del Dhaulagiri (1980), aunque sin cima en ambos casos.

En 1987, dejó su huella en la Torre Sin Nombre (6.239 m) del Trango (Karkórum pakistaní), donde hizo con Slavko Cankar y Bojan Srot la conocida como Vía Eslovena (900 m, VI, 6c, A0). Y también llevó a cabo varias nuevas rutas en el Himalaya indio, como las dos líneas en estilo alpino de la cara este del Meru, con Andreja y Martin Hrastnik, o la Rolling stones (600 m, VIII+) a la cara suroeste del Bhagirathi II con el segundo de ellos.

Finalmente, los Alpes también fueron un escenario de juegos importante para Francek Knez, quien en 1982 batió el récord de velocidad en la ascensión de la cara norte del Eiger, dejándolo en 6 horas. Realizó la trilogía de las caras Norte de los Alpes, abrió dos rutas a las Grandes Jorasses (1977 y 1980), escaló en solitario la Bonatti al Petit Dru. Por no hablar del Triglav, donde firmó numerosas vías, incluso durante los años ’90.

En abril de 1999 sufrió un grave accidente al caerse mientras entrebaba, a causa del cual tuvo que ser operado de la columna. A pesar de ello, nunca dejó de escalar y en 2005 abrió una última vía dura (7a) en los Alpes eslovenos. En 2010, recibió la Orden del Mérito del presidente de la República de Eslovenia.


 
Comentarios
2 comentarios

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.