PROMOTOR DE LAS PRIMERAS EXPEDICIONES ESPAÑOLAS

Fallece Jaime García Orts a los 85 años

Fue presidente de la sección castellana del Grupo de Alta Montaña Español y promotor de las expediciones al Cáucaso (1968), al McKinley (1971) y al Manaslu (1973 y1975), donde se consiguió la primera ascensión española a uno de los Catorce Ochomiles.

Jaime García Orts en Alaska (1971)  ()
Jaime García Orts en Alaska (1971)
Ana Torres | No hay comentarios |

Ayer falleció en Madrid Jaime García Orts (1932-2017), el promotor de varias expediciones que llevaron a los españoles a las grandes montañas del mundo por primera vez. Fue a finales de los sesenta y mediados de los setenta, una época en la que el alpinismo aún era un deporte incipiente en nuestro país. Era sastre de profesión y montañero dedicado y emprendedor: presidió la sección castellana del Grupo de Alta Montaña Español y consiguió sacar adelante las expediciones al Cáucaso (1968), al McKinley (1971) y al Manaslu (1973 y 1975), donde se conquistó la primera cima española en uno de los Catorce Ochomiles.

Lidero proyectos en una época en la que la organización y la mentalidad eran más rígidas que las de hoy: “Los alpinistas viajaban con todo financiado, traje con corbata, vestimenta idéntica y cordadas designadas por el jefe”, cuenta Carlos Soria en su biografía. “Un sistema que podría considerarse militar, pero detrás de él estaba una persona tan eficiente, humana y comprensiva como Jaime García Orts”.

«No era autoritario y conseguía que todos asumiésemos que las cosas tenían que ser así o asá»

“Era una de las mejores personas que he conocido. Fue siempre muy generoso y contaba con el respeto de todos”, dice de él Jerónimo López, que consiguió hacer cima en el Manaslu bajo su dirección en 1975. “Tenía buena intención, la palabra amable, y no tenía afán de protagonismo personal, se dedicaba con esmero. Limaba asperezas basándose en las opiniones de los demás. No era autoritario y conseguía que todos asumiésemos que las cosas tenían que ser así o asá”.

Carlos Muñoz-Repiso participó en las cuatro expediciones que sacó adelante y destaca su capacidad de organización: “Hizo un gran trabajo previo, y en aquellos años no era tan fácil. El trabajo de antes era casi más importante que el de la montaña”. No olvida su mano izquierda: “Era pacificador, una cualidad que a veces hace falta en la montaña. Tenía un tono que evitaba que hubiese conflictos”.

Antonio Riaño nunca estuvo con él en uno de aquellos viajes lejanos, pero está convencido de que era “un gestor fenomenal”. “¿Cómo lo sabes?”, le preguntamos. Y responde que se lo contaron quienes podían dar fe: “Del Cáucaso todo el mundo vino súper contento, decían que se llevaba bien con todo el mundo, que no había quien le quisiera mal. Por eso sé que era un chaval muy querido”.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.