Buscador
Te encuentras en:
Publicidad
38 AÑOS DEL PRIMER OCHOMIL INVERNAL

Krzysztof Wielicki celebra en el K2 el aniversario de su Everest invernal con Leszek Cichy

El 17 de febrero de 1980, se alcanzaba por primera vez la cima de un ochomil en invierno. La expedición polaca culminó con Leszek Cichy y Krzysztof Wielicki, que quiere cerrar el círculo en el K2.

DESNIVEL - Sábado, 17 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 10:00h.

Krzysztof Wielicki y Leszek Cichy celebran en el campo base su ascensión a la cima del Everest en invierno que alcanzaron el 17 febrero 1980.
Krzysztof Wielicki y Leszek Cichy celebran en el campo base su ascensión a la cima del Everest en invierno que alcanzaron el 17 febrero 1980.

Galería Noticia

  • Krzysztof Wielicki y Leszek Cichy celebran en el campo base su ascensión a la cima del Everest en invierno que alcanzaron el 17 febrero 1980. Krzysztof Wielicki y Leszek Cichy celebran en el campo base su ascensión a la cima del Everest en invierno que alcanzaron el 17 febrero 1980.
  • Leszek Cichy muestra a su regreso cima del Everest (invierno 1980), la nota que dejó en la cima el año anterior el suizo Ray Genet que moriría en el descenso de la cima (2 octubre 1979) Leszek Cichy muestra a su regreso cima del Everest (invierno 1980), la nota que dejó en la cima el año anterior el suizo Ray Genet que moriría en el descenso de la cima (2 octubre 1979)
  • Jerzy Kukuczka, Krzysztof Wielicki, Andrzej Czok y Leszek Cichy, grandes protagonistas de la época dorada del himalayismo polaco. Jerzy Kukuczka, Krzysztof Wielicki, Andrzej Czok y Leszek Cichy, grandes protagonistas de la época dorada del himalayismo polaco.

Krzysztof Wielicki se encuentra hoy en el campo base del K2 (8.611 m), buscando la última primera invernal de un ochomil. Otro 17 de febrero, en este caso el de 1980, el alpinista polaco tocaba el cielo con la punta de los dedos, alcanzando la cumbre del Everest (8.848 m), la primera cumbre de más de 8.000 metros hollada en invierno. El veterano alpinista polaco tiene el sueño de cerrar ese círculo: estando presente tanto en la primera como en la última primera invernal de un ochomil.

Es un buen momento, pues, para recordar aquel éxito que inauguraría una era de dominio polaco en las grandes invernales.

Cerca del fin de la expedición

Krzysztof Wielicki y Leszek Cichy eran los dos alpinistas más jóvenes de aquella expedición, y dos de los que mejor resistieron las duras condiciones de un invierno en el Everest. Para aquel momento, sólo ellos y otros dos compañeros seguían en condiciones de medirse a la montaña. De hecho, lo habían intentado pocos días antes y habían alcanzado el Collado Sur (8.000 m) junto con su compañero Walenty Fiut el 11 de febrero, pero un viento excesivo y un frío atroz los obligó a descender de nuevo tras una noche espantosa en altura.

El 13 de febrero, Andrzej Zawada y Ryszard Szafirski llevaron a cabo un intento heroico que los llevó de nuevo hasta el Collado Sur. El líder de la expedición terminó exhausto, pero esa fue su manera de recuperar la moral del resto de miembros. A continuación, fueron el experimentado Andrzej Heinrich y Passang Sherpa quienes ascendieron hacia los campamentos de altura, aunque terminarían dándose la vuelta a 8.350 m.

La ascensión de Wielicki y Cichy: "Si no hubiera sido el Everest, si se hubiera tratado de cualquier otra montaña, nos hubiéramos dado la vuelta"

La última oportunidad, por la inminente finalización del permiso de ascensión, volvió a situar a Krzysztof Wielicki y Leszek Cichy en el Collado Sur el 16 de febrero. Tras pasar una noche a -42ºC y con vientos fuertes, los dos se pusieron en marcha a las 6:50 horas de la mañana del 17 de febrero en dirección a la cima, llevando una pequeña mochila con una botella de oxígeno que apenas sabían usar.

Los dos alpinistas realizaron un esfuerzo enorme, siempre hacia arriba y sin tener muy claro dónde quedaba su objetivo exactamente. "Si no hubiera sido el Everest, si se hubiera tratado de cualquier otra montaña, nos hubiéramos dado la vuelta", asegurarían posteriormente. Sin embargo, no lo hicieron y a las 14:25 horas Leszek Cichy se comunicó por radio con el campo base:

—¿Me oís? ¿Me oís? Cambio.

—Negativo, repite. Repite.
—¡Adivinad dónde estamos.

—¿Dónde estáis? Cambio.

—En la cumbre. En la cumbre.

—¡Hurra, hurra! ¡En la cumbre! ¡Besos! ¡Abrazos! Un récord mundial. Cambio.

Allí arriba dejaron un termómetro de máxima y mínima para atestiguar su paso por la cumbre, y recogieron muestras de piedras y nieve con fines científicos y emprendieron el peligroso descenso. Mientras tanto, la noticia de su cumbre viajaba a Polonia y al resto del mundo.

Un descenso al límite

El objetivo ahora había cambiado y consistía en llegar a su tienda en el Collado Sur antes de que la noche invernal los absorbiera para siempre. En la cima sur comenzaron a notar síntomas de congelación en las extremidades. Las pilas de sus linternas frontales se agotaron pronto, sumiéndoles en la total oscuridad. Los dos amigos se separaron, Leskez Cichy más adelantado y Krzysztof Wielicki perdiendo terreno y desorientándose detrás.

Leszek Cichy consiguió llegar a la tienda del Collado Sur hacia las 20:00 horas. Krzysztof Wielicki lo hizo una hora más tarde, después de deambular por aquella extensión a 8.000 metros buscando su precario refugio, donde su compañero ya calentaba agua. Su principal preocupación eran sus dedos de los pies congelados. No se sacaron las botas en todo el descenso.

Las dos jornadas siguientes fueron perdiendo altura paulatinamente, con los dedos de los pies doloridos por las congelaciones y a ratos arrastrándose sobre la nieve. Finalmente, llegaron al campo base el 19 de febrero, donde el resto de sus compañeros los esperaban.

La historia de un grupo de extraordinarios alpinistas polacos

Escaladores de la libertad

La edad de oro del himalayismo polaco

por Bernadette McDonald

Escaladores de la libertad cuenta la historia de un grupo de extraordinarios alpinistas polacos –Jerzy Kukuczka, Voytek Kurtyka, Wanda Rutkiewicz, Krzysztof Wielicki, Andrzej Zawada, Artur Hajzer…– que emergieron bajo el manto de opresión que siguió a la Segunda Guerra Mundial para convertirse en la vanguardia de la escalada en el Himalaya.

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

Información relacionada

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Volver a portadilla

+ Expediciones

Ver todo Expediciones

+ Libro

  • Portada del libro: Push, por Tommy Caldwell. La aventura de un escalador más allá de los límites 'Push', de Tommy Caldwell, la vida de un escalador más allá de los límites

    Forcejeos, zarpazos, percances y logros. La autobiografía de Tommy Caldwell se pasea por los episodios singulares de la vida de este escalador de talento inusual. Ediciones Desnivel acaba de publicarla en castellano bajo el título Push. La aventura de un escalador más allá de los límites.

  • K2 por su vertiente China La cita con la cumbre de Juanjo San Sebastián y Atxo Apellaniz en el K2 (1994)

    Ayer 10 de agosto fue el aniversario de la muerte en el K2 (1994) de Atxo Apellaniz. Su compañero Juanjo San Sebastián lo intentó todo para salvarle. No fue posible pero esta tragedia dio vida a uno de los libros de montaña más bellos: "Cita con la cumbre". Un libro en el que Juanjo va más allá del relato de lo ocurrido en el K2 para profundizar en algunos de los aspectos esenciales de nuestra existencia y del porqué escalamos montañas.

  • Imagen de la guía 'Cumbres en BTT', de Juanjo Alonso. 'Cumbres en BTT', ciclismo de altura en la península Ibérica

    La bicicleta de montaña es una manera práctica, divertida y emocionante de subir y bajar cumbres, recorrer valles y descubrir infinidad de nuevos horizontes. La guía Cumbres en BTT reúne 30 recorridos para que solo tengas que leer, pedalear y disfrutar.

Ver todo Libro
Siguenos en: Twitter | Facebook | Youtube | RSS |