Saltar el menú e ir al contenido

Te encuentras en:
SHISHA PANGMA 2012

Juanito Oiarzabal "Un poco triste..."

Juanito Oiarzabal relata su intento al Shisha Pangma y como "la noche, el cansancio, y la luz limitada de nuestras frontales hizo, seguramente, que tuviéramos un error de cálculo. En un momento determinado creímos estar en la cima y la dimos por buena. Al amanecer volvimos nuestras miradas a la cumbre y al itinerario que habíamos seguido... No tardamos nada en darnos cuenta de que, posiblemente, donde estuvimos no era el punto más elevado"

Lunes, 14 de Mayo de 2012 - Actualizado a las 20:10h. Escuchar los audios de esta noticia

Juanito Oiarzabal en el campo 1 del Shisha Pangma, primavera 2012.
Juanito Oiarzabal en el campo 1 del Shisha Pangma, primavera 2012. (Juanito Oiarzabal)

Galería Noticia

  • Juanito Oiarzabal en el campo 1 del Shisha Pangma, primavera 2012. Juanito Oiarzabal en el campo 1 del Shisha Pangma, primavera 2012.
  • Las rutas de la Norte del Shisha Pangma, en verde la ruta austriaca revitalizada por Iñaki Otxoa de Olza y seguida por Juanito Oiarzabal Las rutas de la Norte del Shisha Pangma, en verde la ruta austriaca revitalizada por Iñaki Otxoa de Olza y seguida por Juanito Oiarzabal

Oiarzabal: 'No entiendo cómo estamos vivos'

Juanjo Garra: 'El trabajo en altura ha sido un desastre'

Un poco triste.

En total ha sido más de cinco días durísimos.

Siempre pasa igual. No vamos a recurrir a la ley de Murphy, pero es que somos unos optimistas empedernidos. En fin, mejor ser así, de eso no hay que arrepentirse. Es mejor, siempre, ver la botella medio llena.

Esperábamos que el tiempo iba a ser mejor, aunque tampoco ha sido malo. Si llega a ponerse mal, desde luego que no bajamos.

Salimos el martes día 8, subíamos poco a poco. Un día para llegar al Campo I, otro hasta el Campo II... reservando fuerzas para el ataque final. Llegamos al Campo III, algo cansados, pero es normal si estamos a casi 7.500 metros que es donde instalamos el campamento.

Y llegó el viernes 11. Habíamos dormido poco, pero con eso ya habíamos contado, y nos preparamos para salir a las cuatro de la mañana, pero teníamos un poco de neblina, y sin la ayuda de la luna, y sin conocer el camino, era una locura salir. Por eso tuvimos que esperar a que amaneciera. Lógicamente éramos los únicos que atacábamos la cima por esta ruta -aunque inicialmente había dos finlandeses que subían con nosotros-. Tuvimos que abrir la huella entre nosotros solos.

Fue muy duro. La subida es preciosa, es un recorrido de lo mejor que se puede hacer en el Himalaya, nos sorprendió por su belleza, no es demasiado difícil, ni peligroso, pero es largo, pesado, nos hundíamos 30 ó 40 centímetros y había que ganarse cada paso y, claro, el cansancio se acumula, y el tiempo pasa, a la vez que las fuerzas se gastan, y cada vez vas más despacio.

Yo por mi parte no estaba muy convencido de seguir adelante cuando vimos que se nos iba a hacer de noche. Teníamos que acceder a una arista a la que confluye también la ruta británica del Suroeste, (la que hicimos en 1998). Llegamos a la arista y ya advertí -por los recuerdos que tenía- que aún nos quedaba bastante. Pero como todos teníamos ganas de hacer cima y no nos veíamos en peligro, seguimos para arriba. 

Pero la noche, el cansancio, y la luz limitada de nuestras frontales, hizo, seguramente, que tuviéramos un error de cálculo. En un momento determinado creímos estar en la cima y la dimos por buena. (La cima del Shisha no es precisamente de esas que tienen alguna característica que la identifican como tal).

Aún en el descenso, en algún tramo que por haber placas de hielo no se notaba la huella, dudamos y nos costó encontrar el camino, pero superado estos pequeños tramos y con un cansancio tremendo por el tiempo que llevábamos sin parar, por fin a las cuatro y pico de la madrugada llegábamos al Campo III.

En total fueron alrededor de 22 horas sin parar...

Descansamos algo y al amanecer volvimos nuestras miradas a la cumbre y al itinerario que habíamos seguido... No tardamos nada en darnos cuenta de que, posiblemente, donde estuvimos no era el punto más elevado, aunque habíamos estado muy cerca. Lo miramos y remiramos y no había duda.

La primera noticia que dimos fue por la noche, para tranquilizar a los nuestros y comunicarles que habíamos hecho cumbre y que ya bajábamos, pero cuando comprobamos nuestro error, lo dimos a conocer a todo el mundo, esperando hacer declaraciones "oficiales" a nuestra llegada al Campo Base, ya relajados y con las ideas más claras, sobre las razones de nuestra equivocación.

Y esta es la triste realidad. Estas cosas pasan muy a menudo en la montaña. Toda la ilusión de tanto tiempo, el  apoyo de tan buena gente que confía en ti, que colabora para que consigas tu objetivo y el esfuerzo, el sacrificio y tantas penalidades no han dado el fruto deseado.

Nos queda el consuelo, que no es poco, de que lo hemos dado todo, hasta la extenuación, estamos satisfechos y podéis estar seguros de que hemos puesto todo lo que estaba de nuestra parte, pero en la "lucha" contra estas montañas no siempre se unen todas las circunstancias necesarias para que puedas ganar. A pesar de todo hemos vuelto sanos y salvos y seguiremos luchando por alcanzar nuestros sueños...y que lo podamos celebrar, porque "soldado que se vuelve vale para otra batalla"

No se cómo podría agradecer vuestro apoyo incondicional, MUCHAS GRACIAS y hasta que nos veamos "cara a cara", un fuerte abrazo,

Juanito Oiarzabal. Campo Base del Shisha Pangma, 14 de mayo de 2012

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Expediciones

Ver todo Expediciones

+ Libro

  • Portada del libro Cartografías nómadas de Olga Blázquez Sánchez Desnivel publica 'Cartografías nómadas', una historia de carne y roca

    Atrévete a adentrarte en el interior de una joven escaladora del montón que solo quiere escalar para conectar con el lado más auténtico de sí misma mientras lidia con las precariedades y las bellezas de la vida real.

  • Portada del libro '1001 consejos de escalada' por Andy Kirkpatrick. Diez consejos para escalar mejor

    Imagina que un alien llega a la Tierra, coloca una sonda en el cerebro de un escalador experimentado como Andy Kirkpatrick y después transforma el contenido en un libro. Eso es 1001 consejos de escalada (y ya está en las librerías).

  • Ueli Steck en la cima del Lobuche (octubre 2015) Los consejos que dio Ueli Steck para entrenar alpinistas

    Si el entrenamiento fuera una herramienta, muchos alpinistas elegirían el martillo, pero el machaque sin un plan es absurdo. Steve House y Scott Johnston han reunido las voces de los mejores en el libro 'Entrenamiento para el nuevo alpinismo'. En él hablan de llaves inglesas, destornilladores y alicates con los que poner a punto la máquina.

  • Un momento de la carrera de orientación.<br>Foto: desnivelpress.com... Detalles en voz alta: una técnica para no perderse en el monte

    Perderse en la naturaleza es una experiencia muy turbadora y, cuando se prolonga, es fácil aturullarse y tomar decisiones torpes. Laurence Gonzales habla de ello en el libro Supervivencia. Quién sobrevive, quién muere y por qué.

  • Portada del libro 'La mirada del viajero' por Sergi Latorre. “La mirada del viajero”, la vida como viaje

    Un atípico libro de viajes que habla de uno y de todos a la vez, sin las fronteras del espacio y el tiempo, solo los instantes.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com