Saltar el menú e ir al contenido

Te encuentras en:
ENTREVISTA. G2 in extremis

Ferran Latorre: “Necesitaba esta cumbre después de tres años sin cimas”

El alpinista de Vic hace balance de su expedición a los Gasherbrums de este verano, de la que regresó con su octavo ochomil (siete principales). Cuenta sus planes con respecto a su objetivo de ser el primer catalán con los Catorce y pide juego limpio.

Isaac Fernández - Viernes, 31 de Agosto de 2012 - Actualizado a las 06:08h.

Vídeoblog resumen de la cima en el G2, por Ferran Latorre Reproducir

Ferran Latorre rememora su ascensión al Gasherbrum 2 de julio de 2012 unas semanas después desde el Parque Nacional de Aigüestortes (Ferran Latorre)

Galería Noticia

  • Vídeoblog resumen de la cima en el G2, por Ferran Latorre Reproducir
  • Ferran Latorre, en su tienda del C2 del Gasherbrum 2 Ferran Latorre, en su tienda del C2 del Gasherbrum 2
  • Ferran Latorre, cruzando una grieta de camino al campo base del G2 Ferran Latorre, cruzando una grieta de camino al campo base del G2
  • Ferran Latorre, en la cumbre del G2 con la foto de su familia Ferran Latorre, en la cumbre del G2 con la foto de su familia
  • Ferran Latorre, durante la ascensión al Gasherbrum 2 Ferran Latorre, durante la ascensión al Gasherbrum 2
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Ferran Latorre es un hombre que no se esconde, ni cuando está en la montaña ni fuera de ella. En altitud es respetado por su compañerismo y sus valores, además de un alto nivel que ha demostrado a lo largo de su dilatada carrera. Cuando se aleja de las cumbres, no tiene pelos en la lengua y es un firme defensor de la ética y la nobleza en el alpinismo.

Cuando hace ya algunas semanas de su regreso de Pakistán, donde llevó a cabo una larga expedición a los Gasherbrums que terminó con la cumbre del G2 in extremis, hablamos con él para hacer balance de todo lo ocurrido allí. En más de un mes de expedición pasaron muchas cosas: una temporada difícil, con condiciones complicadas, un esfuerzo duro por parte de unos pocos, una montaña que se mostraba esquiva y finalmente el éxito de la perseverancia y el trabajo, seguida del susto de su caída en una grieta de 15 metros. Un éxito que Ferran necesitaba para armarse de moral de cara a continuar con fuerzas hacia su objetivo más general, ser el primer catalán en completar los catorce ochomiles.

"Estoy contento, sobre todo por la oportunidad que he tenido de subir al G2 de una manera genuina"

¿Cuál es tu valoración general de la expedición al Gasherbrum?
Estoy contento, sobre todo por la oportunidad que he tenido de subir al G2 de una manera genuina. Es una montaña que acostumbra a estar concurrida, facilitada por la cantidad de expediciones aunque no fácil. Por eso, cuando te quedas solo en la montaña, te la tienes que trabajar mucho y esta vez la hemos tenido para nosotros solos. Además, el día de cumbre no fue fácil, con mal tiempo, atacando desde el campo 3, que queda lejos… En general, ha sido una montaña muy bonita, muy alpina y más bonita de lo que me esperaba, que la hemos tenido para nosotros solos y que la hemos tenido que luchar. Al final, quedas muy contento.

¿Es el Gasherbrum 2 una montaña difícil?
Actualmente, las montañas de 8.000 metros por las rutas normales no son fáciles o difíciles por ellas mismas, sino que son las circunstancias las que lo hacen fácil o difícil. Este año, seguramente el K2 era más fácil que el G2. O, por poner otro ejemplo, la ascensión más fácil que he hecho fue el Manaslu en 2007 porque había mucha gente en la montaña, pero en cambio cuando fui en 1999 era imposible.

"El día que haya tanta gente en el K2 como en el Everest, subirá más gente al K2 que al Everest"

Hablas del K2 como una montaña más fácil, pero tiene mucha fama como una de las cimas más duras…
El día que haya tanta gente en el K2 como en el Everest, subirá más gente al K2 que al Everest. Lo digo porque es una cumbre mucho más directa y tiene uno de los recorridos más cortos entre el último campamento de altura y la cima.

En esta expedición también teníais la mirada puesta en hacer doblete con el Gasherbrum 1, ¿verdad?
Sí, también queríamos hacerlo, pero ha sido un año muy malo y gastamos todos los días que teníamos de campo base para subir al G2, y aún gracias. Creo que si nos hubiéramos quedado un mes más, lo hubiéramos podido hacer, pero todo tiene un final y ya habíamos pasado demasiado tiempo fuera de casa.

Volviendo pues al Gasherbrum 2, tuviste también dificultades en el descenso, al caer en una grieta. ¿Cómo lo recuerdas ahora?
Fue un instante, un segundo, muy intenso, que puede cambiarte la vida por completo. En ese mínimo tiempo tuve dos pensamientos: primero, comprobar que estaba bien e incredulidad por estarlo –“¿por qué no me ha pasado nada?”, me preguntaba- y después la sensación de ser un burro por haber cometido ese error.

La caída en la grieta durante el descenso del G2 "fue un error de apreciación y por seguir lo que hacían los demás"

¿Consideras que fue un error más que una fatalidad o un accidente?
Fue un error de apreciación y por seguir lo que hacían los demás, ya que en ese tramo no se encordaba nadie, excepto mis compañeros andaluces. No se encordaban ni tan siquiera los miembros de las expediciones comerciales. Había otros lugares que ya se veía que eran peligrosos y allí sí íbamos todos encordados, pero en esa zona sólo había tres o cuatro grietas y se veían bien. El error fue no darme cuenta del calor que había hecho durante los días de cumbre, el calor de ese mismo día y la hora que era, hacia las tres de la tarde, que hacía que la nieve estuviera muy blanda… Fue un exceso de confianza, aunque afortunadamente no ha pasado nada.

"Pensaba que ya era la quinta vez seguida que me quedaba sin cima, pero pude darle la vuelta mentalmente"

¿Crees que anímicamente necesitabas completar una cumbre como esta?
Sí. Llevaba tres años que, por una razón o por otra, no había subido ninguno de los ochomiles que había intentado. En la primavera de 2010, me lesioné los ligamentos de la rodilla en el Annapurna; en el Everest en la primavera de 2011 todavía no estaba recuperado del todo; en el Cho Oyu en otoño de 2011 ya estaba recuperado pero me encontré con mucho viento el día de cumbre; en el Everest de la pasada primavera tuve el problema del rescate de Dawa Sherpa… Seobre todo en este último, he sentido impotencia por la mala suerte, especialmente porque sabía que estaba muy por encima de haber podido hacerlo.

"Intentaré ir al Makalu la próxima primavera, a Pakistán en verano para intentar dos picos y en otoño al Cho Oyu"

Esta vez, me he sentido más contento si cabe porque pensaba que ya era la quinta vez seguida que me quedaba sin cima, pero pude darle la vuelta mentalmente. Ha sido muy duro en ese sentido, porque al final he estado 35 días para hacer cumbre cuando pensaba que lo haría en diez o quince días. Llegué casi al límite, pero tuve la suerte que había más gente y todos teníamos la moral muy alta. Quiero agradecérselo a los andaluces (expedición Andalucía 2x8.000) y al alpinista iraní Mehdi, que aguantaron hasta el final y entre todos hicimos un buen equipo para poder subir. Me hizo especial ilusión compartir cumbre con Fernando y Lolo, con quienes ya nos conocíamos de otras expediciones.

Ahora sumas ya siete cimas en tu proyecto de completar los catorce ochomiles, ¿cuál será el próximo?
Sí, he subido ocho ochomiles: siete principales además del Shisha Pangma Central en 1992. Todavía no tengo decidido exactamente cuáles serán los próximos, pero seguramente intentaré ir al Makalu la próxima primavera, a Pakistán en verano para intentar dos picos (la idea es G1 y K2, pero depende de la gente que encuentre) y en otoño al Cho Oyu.

¿La carrera por ser el primer catalán con los Catorce: "Me gustaría que fuera una competencia sana"

¿Cuentas con el apoyo de patrocinadores?
No lo sé, todavía no lo he negociado pero en principio espero que los patrocinadores sigan conmigo. Este año he tenido un patrocinio suficiente de La Caixa, Gaes y Damm, aunque no puedo vivir de ello, y espero tener suficiente para cubrir los gastos también el año que viene.

O sea, ¿que además tienes que trabajar?
De hecho, es un proyecto que va más allá de lo deportivo, es de comunicación y me lo tomo muy seriamente, con buenos contenidos en la web, buenas fotos, vídeos, el Racetracker, la aplicación para móviles… Al G2 subí con una buena cámara para poder hacer buenas fotos de cumbre.

"Pido que todo el mundo suba a las cumbres y dé las pruebas normales de ello"

Uno de los objetivos de tu proyecto es ser el primer alpinista catalán con los catorce ochomiles. ¿Se ha generado una carrera entre Òscar Cadiach (con sus tres de este año lleva once) y tú?
Es cierto, no nos podemos engañar. Pero hay que recordar que a lo largo de la historia del alpinismo siempre las ha habido. Pero me gustaría que fuera una competencia sana. Somos deportistas y tenemos que dar ejemplo. Si Òscar u otro alpinista acaba primero, no me moriré y lo felicitaré. El día que pasas de la envidia a la admiración, te quedas muy tranquilo. Y yo admiro a la mayoría de mis compañeros. En todo caso, espero que haya fair play por parte de todos.

¿Por qué lo dices?
Lo digo en general. A lo largo de la historia siempre ha habido mentiras y, aunque parezca mentira, ha habido ejemplos recientes. Además, ha habido actitudes de alpinistas que han dañado este deporte. Como en todos los deportes, se gana y se pierde, y en ambos casos hay que saber hacerlo con nobleza, no se pueden hacer trampas o engañar a la gente. Pido que todo el mundo suba a las cumbres y dé las pruebas normales de ello. Y también pido respeto, como el que tengo yo por todos los compañeros alpinistas que persiguen el mismo objetivo que yo. Si engaño, falto al respeto de los que también se esfuerzan, que están muchos días fuera de casa…

¿Qué entiendes como pruebas normales?
Fotografías de cima o testigos, y ya está. No me refiero a localizadores gps o Racetrackers, que ya sería demasiado. Tampoco quiero decir que esté exigiendo nada, pero si alguien compite y aunque sólo sea por respeto, ¿qué menos?

En tu carrera siempre has sido estricto con estas cosas, como en el caso de Miss Oh…
Y en bastantes líos me he metido por ello. Pero es que me fastidia enormemente que la gente mienta en este deporte. Estoy harto de ello. Está claro que el mentir forma parte de la naturaleza humana, pero esto es un deporte, no las finanzas ni la política. Y además pretendemos que sea un deporte más noble que los otros. En el siglo XXI, con lo fácil que es llevar cámaras, que todo el mundo sabe usarlas, que no hay que llevar carretes y que todo es tan cómodo, qué menos…

¿Qué cumbres de las que te quedan te generan más respeto?
Para mí, el Everest sin oxígeno, y el K2 si no hay mucha gente. El resto de los que me quedan son bastante más francos (Lhotse, Makalu, Cho Oyu, Nanga Parbat y Gasherbrum I).

Información relacionada

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Libro

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com