Buscador
Te encuentras en:
Publicidad
Desde su llegada al campo base

Aniversario de la primera ascensión invernal al Annapurna de Jerzy Kukuczka y Artur Hajzer en ¡16 días!

Hoy día 3 de Febrero es el aniversario de la primera ascensión invernal al Annapurna, que realizaron en 1987 Jerzy Kukuczka y Artur Hajzer. Fue una ascensión muy rápida: alcanzaron la cima sólo 16 días después de llegar al campo base pues, además de estar muy fuertes, y Jerzy ser una auténtica locomotora, venían aclimatados del Manaslu que habían ascendido pocos meses antes, el 10 de noviembre.

Darío Rodríguez/DESNIVEL - Sábado, 3 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 23:41h.

Jerzy Kukuczka y Artur Hajzer protagonistas primera ascension invernal del Annapurna (1987)
Jerzy Kukuczka y Artur Hajzer protagonistas primera ascension invernal del Annapurna (1987)

Galería Noticia

  • Jerzy Kukuczka y Artur Hajzer protagonistas primera ascension invernal del Annapurna (1987) Jerzy Kukuczka y Artur Hajzer protagonistas primera ascension invernal del Annapurna (1987)
  • Jerzy Kukuczka Jerzy Kukuczka
  • Portada de la nueva edición Mi mundo vertical por Jerzy Kukuczka Portada de la nueva edición Mi mundo vertical por Jerzy Kukuczka
  • Krzysztof Wielicki y Jerzy Kukuczka descansando tras su descenso de la cumbre del Kangchenjunga en invierno (1986). Krzysztof Wielicki y Jerzy Kukuczka descansando tras su descenso de la cumbre del Kangchenjunga en invierno (1986).
  • Jerzy Kukuczka, Krzysztof Wielicki, Andrzej Czok y Leszek Cichy, grandes protagonistas de la época dorada del himalayismo polaco. Jerzy Kukuczka, Krzysztof Wielicki, Andrzej Czok y Leszek Cichy, grandes protagonistas de la época dorada del himalayismo polaco.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Jerzy había “perdido” la batalla con Messner por ser el primero en completar los catorce ochomiles. En realidad Messner había comenzado mucho antes a ascender ochomiles, en 1970 con su trágica ascensión al Nanga Parbat en la que desaparecería en el descenso su hermano Günther, y los completaría en 1986 con su ascensión al Lhotse. El primer ochomil de Jerzy fue en 1979 y el último en 1987. No sólo tardó menos que Messner sino que lo hizo abriendo nueve rutas, una variante y realizando la primera invernal de tres de ellos.

El grupo que componía aquella expedición invernal al Annapurna estaba formado por personajes que hoy son grandes mitos del himalayismo: además de por Jerzy Kukuczka y Artur Hajzer, nada menos que Krzysztof Wielicki y Wanda Rutkiewicz. Krzysztof estaba fuertísimo realizando ascensiones muy rápidas. Y Artur era el compañero preferido en aquel momento de un Jerzy centrado en completar sus catorce ochomiles.

Jerzy invitó a Wanda por motivos económicos pues ella aportada fondos que necesitaban para la expedición. Al resto de los miembros no les hacía mucha gracia la presencia de Wanda porque no ascendía tan rápido como ellos, llevaba demasiados trastos y vivaqueababa con más frecuencia… pero si la invitaba Jerzy partían de la base de que formaría cordada con el…

Una promesa que Jerzy cumplió parcialmente. Compartieron tienda y, ante el enfado de Wanda, una mujer de gran carácter, al descubrir que, en un momento en que ella se sentía enferma y aún no estaba aclimatada, ellos ya planteaban intentar la cima, Jerzy aceptó formar cordada con Wanda lo que en teoría reducía en mucho sus posibilidades de cima.

Pero Jerzy era una personas que tenía muy claro lo que quería: la cima. Así que cuando vivaqueaban por encima del campo III el plan inicial era descender, descansar, hidratar y prepararse para el ataque definitivo.  Pero en ese momento Jerzy preguntó desde la tienda que compartía con Wanda quien le acompañaba al día siguiente a instalar el campo 5.

Artur Hajzer fue más rápido que Wielicki respondiendo pues inmediatamente se apuntó a la iniciativa y a Wielicki -para su desesperación- no le quedó mas remedio que descender con Wanda, quien se encontraba enferma.

Artur y Jerzy no se detuvieron en el campo V y siguieron hasta la cima, situada 1.200 metros por encima del campo 3, que alcanzaron el 3 de Febrero, 16 días después de haber llegado al campo base.

Así relata Bernadette McDonald en su libro “Escaladores de la Libertad”, aquel día: “Su logro fue destacable no solo por la velocidad con la que lo subieron, sino también por el temporal de invierno que les golpeó cerca de la cumbre. Se vieron obligados a subir el último tramo a ciegas, siguiendo las instrucciones por radio que les daban desde abajo. Krzysztof recordaba el momento en que ambos llegaron tambaleándose al campo base, y la alegría de Jurek que saludaba con los brazos al tiempo que cantaba una canción popular polaca a plena voz: “Te quiero, vida”.

Krzysztof y Wanda hicieron un intento más, ella estaba extremadamente débil por una infección bronquial, pero era muy tozuda y no quiso renunciar a intentarlo, aunque desde que partieron del campo base era evidente que tendrían que regresar sin conseguirlo. Wielicki intentó convencer a Wanda de que utilizara sherpas en la ascensión pero ella se negó a ello, así lo cuenta Bernadette en su libro "Escaladores de la Libertad": "Wanda quería hacerlo a su manera, ser la primera, hacerlo sin ayuda".

Fue el penúltimo ochomil (de los Catorce) de Jerzy Kukuczka que los completaría en septiembre de aquel mismo año (con la ascensión del Shisha Pangma). Esta leyenda del alpinismo fallecería dos años después, en 1989, en la sur del Lhotse

Una historia real de valor y camaradería

Annapurna primer ochomil

La gran aventura

por Maurice Herzog


El tres de junio de 1950, Maurice Herzog y Louis Lachenal llegaban a la cima del Annapurna, convirtiéndose en los primeros seres humanos que coronaban una montaña de más de ochomil metros, escapando milagrosamente de la muerte. En los meses siguientes, mientras se recuperaba en el hospital de sus terribles amputaciones (que le dejarían sin los dedos de las manos y los pies), Herzog dictó Annapurna primer ochomil, una de las obras cumbre de la literatura expedicionaria de montaña. Cocemos de la fuente de inspiración más rica que podamos imaginar: las huellas de estos aventureros que nos dejaron una historia real de valor y camaradería. De exploración y pasión por la aventura.

Muestras del libro en PDF: Índice y un capítulo (91 kb)

La increíble historia de un hombre modesto y familiar

Mi mundo vertical por Jerzy Kukuczka

Mi mundo vertical

por Jerzy Kukuczka

La increíble historia de un hombre modesto y familiar, que sueña con las altas cumbres del Himalaya.

Información relacionada

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Expediciones

Ver todo Expediciones

+ Libro

  • Portada de 'Libros de cima, una historia de pasión y conquista' por Òscar Masó García 'Libros de cima', la necesidad de decir que estuvimos arriba

    Libros de cima repasa la historia más reciente de las montañas a partir de los libros de registro que hay en las cumbres. Porque todos los que alguna vez han pisado una han sentido la necesidad de dejar un rastro que dijese “¡Aquí estuve yo!”.

  • Portada del manual Entrenamiento para el nuevo alpinismo. Por Steve House. Practicar el fracaso para escalar mejor

    El reconocido escalador Steve House y el entrenador Scott Johnston han unido sus conocimientos en un manual para rendir mejor en los proyectos que tengamos en la montaña. Además de los músculos y la técnica, también es importante tener bien calibrada la cabeza.

  • Portada del manual Entrenamiento para el nuevo alpinismo. Por Steve House. La diferencia entre potencia y trabajo durante una actividad en montaña

    La potencia es el ritmo al que se hace una actividad, también llamada trabajo, y para entrenarla es necesario preparar ejercicios específicos. Parece sencillo, pero son muchos los que meten la pata. El entrenador Tony Yaniro confiesa lo que le ocurrió hace años.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio comprando en la Librería Desnivel tus libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: Twitter | Facebook | Youtube | RSS |