Buscador
Te encuentras en:
Publicidad
VALORACIÓN DE LA EXPEDICIÓN

Carlos Soria: “Sigo en condiciones de volver a intentar el Dhaulagiri”

Visto desde fuera, el himalayismo parece un deporte de locos que esperan durante semanas para apostar todo a una carta a la que llaman ventana de buen tiempo. “Este es el juego de la altísima montaña”, cuenta Carlos Soria en esta entrevista que le hicimos poco después de abandonar su intento al Dhaulagiri.

Darío Rodríguez desde el campo base del Dhaulagiri - Viernes, 25 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 13:30h.

Carlos Soria en el Dhaulagiri. 2018
Carlos Soria en el Dhaulagiri. 2018 (@Expedición Carlos Soria)

Galería Noticia

  • Carlos Soria en el Dhaulagiri. 2018 Carlos Soria en el Dhaulagiri. 2018
  • Sito Carcavilla, Carlos Soria y Luis Miguel López Soriano en el campo base del Dhaulagiri, tras dascender desde el C3. 2018 Sito Carcavilla, Carlos Soria y Luis Miguel López Soriano en el campo base del Dhaulagiri, tras dascender desde el C3. 2018
  • Carlos Soria de camino al campo 1 del Dhaulagiri. 2018 Carlos Soria de camino al campo 1 del Dhaulagiri.
  • Carlos Soria en el campo base del Dhaulagiri, junto a Luis Miguel López Soriano (izq.) y Sito Carcavilla. Carlos Soria en el campo base del Dhaulagiri, junto a Luis Miguel López Soriano (izq.) y Sito Carcavilla.
  • Carlos Soria en el campo base del Dhaulagiri. 2018 Carlos Soria en el campo base del Dhaulagiri. 2018
  • De derecha a izquierda, Carlos Soria, Luis Miguel López Soriano, Sito Carcavilla y Carlos Martínez en el campo base del Dhaulagiri. 2018 De derecha a izquierda, Carlos Soria, Luis Miguel López Soriano, Sito Carcavilla y Carlos Martínez en el campo base del Dhaulagiri. 2018
  • Sito Carcavilla y Carlos Soria en el campo base del Dhaulagiri. 2018 Sito Carcavilla y Carlos Soria en el campo base del Dhaulagiri. 2018
  • Carlos Soria en el campo base del Dhaulagiri. 2018 Carlos Soria en el campo base del Dhaulagiri. 2018
  • El equipo se sherpas que acompaña a Carlos Soria. 2018 El equipo se sherpas que acompaña a Carlos Soria. 2018
  • Carlos Soria y Sito Carcavilla en el campo base del Dhaulagiri. 2018 Carlos Soria y Sito Carcavilla en el campo base del Dhaulagiri. 2018
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Es inevitable el punto de decepción cuando no se consigue un objetivo muy deseado, pero la sensación de abandonar con la tarea bien hecha ayuda a enfocar nuevos intentos en el futuro. Ese parece ser el estado de ánimo de Carlos Soria, que ya piensa en volver al Dhaulagiri la próxima primavera. “Esta ha sido mi octava vez y todas las he disfrutado. He hecho lo que quería y podía hacer. De momento sigo en condiciones de volverlo a intentar”.

¿Qué sensaciones tienes?
Hemos vivido una maravillosa aventura de alpinismo y alta montaña. Ha sido muy duro, del segundo campamento hacia arriba las condiciones se pusieron muy complicadas a pesar de tener una maravillosa cuerda fija coreana. Era casi todo hielo con algunos tramos de roca, así que tardamos más de lo que pensábamos por las dificultades que tenía la montaña. Hora y media ante de llegar al C3 vino un fortísimo viento e hizo todo aún más complicado.

Vosotros teníais vuestra tienda para refugiaros del viento...
Teníamos la suerte de contar con sherpas en el tercer campamento desde el día anterior, por eso cuando llegamos había una tienda montada. Aquello fue fantástico, nos pudimos meter enseguida dentro, pero hubo muchos alpinistas que no tenían dónde refugiarse. Tenían que picar una plataforma y no había manera con aquel viento, se tardó mucho, podría haber sucedido un drama, pero al final todo salió bien. Eso sí, enseguida nos dimos cuenta de que la cumbre iba a ser prácticamente imposible.

"Nos vamos de la montaña muy contentos"

Vivisteis una situación delicada.
Por suerte todo ha salido bien, pero podría haberse producido una tragedia si además de viento hubiese hecho ventisca. Hay personas un poco imprudentes que, sabiendo que no van a poder colocar una tienda por el viento, siguen para arriba. Si yo no hubiese tenido la seguridad de que los sherpas estaban allí con una tienda me habría dado la vuelta, pero hay gente que eso no lo quiere hacer nunca. Al final nos arreglamos como pudimos. En todas las tiendas que se pudieron montar en el C3 hubo el doble de gente de la que tendría que dormir. El compañerismo funcionó.

¿Te costó tomar la decisión de bajar?
Tomar la decisión de bajar no me ha costado ni a mi ni a nadie. Era obvio, absolutamente.

¿La montaña estaba mal?
La subida al campo 3 estaba en unas condiciones muy atléticas. Era muy duro subir a pesar de la cuerda fija. Los sherpas han hecho un trabajo fantástico, siempre quieren que subamos arriba y venir con nosotros, nunca les obligamos a que hagan nada imprudente. Formamos todos un equipo fantástico y nos vamos de la montaña muy contentos.

¿Cómo se comportan los sherpas en altura?
Están habituados a la altitud y han demostrado una fortaleza tremenda. Cuando nosotros estábamos metidos en la tienda ellos no paraban de luchar por allí para hacer lo que tuvieran que hacer. Había que montar más tiendas y cuando los ves trabajar te das cuenta de que tienen un trabajo muy duro pero, además, se ve que les gusta lo que hacen.

¿Los sherpas corren más riesgo según con quién se encuerden?
Es cierto, eso siempre se lo digo a ellos. Deben ser suficientemente claros cuando van con una persona hacia una cumbre y el tiempo o el cliente no están en condiciones. Deben tenerlo muy claro, pero son demasiado obedientes y demasiado fieles, una cosa que no me gusta. He visto morir a muchos sherpas.

"En otoño, si puedo, quiero ir al Shisha Pangma"

¿Cómo te sientes con respecto a la expedición?
Hemos hecho lo que debíamos, y gracias a mis dos maravillosos compañeros tenemos testimonio de cómo han sido las cosas y de cómo estaba la ascensión hasta el C3. Quiero volver a esta montaña. En otoño, si puedo, quiero ir al Shisha Pangma para cambiar de ambiente y la próxima primavera volver aquí. Esta ha sido mi octava vez en el Dhaulagiri y todas las he disfrutado y he hecho lo que quería y podía hacer. De momento sigo en condiciones de volverlo a intentar.

¿Te has sentido fuerte este año?
Me he sentido muy bien, sinceramente. La rodilla y mi organismo en general se han portado. Quiero volver al Dhaulagiri si estoy en las mismas condiciones. Lo haré en la primavera si sigo con ganas y con condición física. Porque lo que no quiero es hacer el ridículo.

Hay una frase muy bonita que sueles decir cuando hablas de tus expediciones: "Siento que hago lo que quiero hacer y además lo estoy haciendo bien".
Sí, estoy aquí porque es lo que me gusta y porque tengo la capacidad suficiente para hacerlo en buenas condiciones. Hasta ahora es así y el día que no lo sea haremos otra cosa.

Este deporte puede parecer una locura desde fuera. Un montón de días en el campo base para muy poco tiempo en la montaña.
Esto es así de duro, te lo juegas en el último minuto. Esta vez íbamos contentos al salir del C2 por las posibilidades de cumbre que había, pero en poco tiempo todo aquello se desmoronó. Este es el juego de la altísima montaña.

"Para lo que hago, de momento, no me ha llegado el límite"

¿No te cansa el tiempo en el campo base?
No, estoy muy a gusto. Sé a dónde vengo y lo que puede pasar, y eso es lo más importante. En el campo base veo trabajar a mis compañeros y les ayudo en lo que puedo, porque su labor es mostrar a la gente la verdad de lo que pasa por aquí con vídeos y fotos...

Y detrás de todo eso hay un mensaje, que la edad no es el límite.
La edad tiene sus problemas, pero, para mí, aún no es el límite. El límite es que me gustaría hacer una ruta nueva como pretende mi amigo Denis Urubko, por ejemplo, eso me encantaría, pero no puedo. Para lo que hago, de momento, no me ha llegado el límite, quizá haya gente que piense de otra forma, pero yo estoy muy a gusto con lo que hago.

¿El momento más emotivo de una expedición es salir del campo base?
También el día de antes. Cuando ya has tomado la decisión de que parece que es el momento de ir a la cumbre hay nervios, pero para todo el mundo, también entre los sherpas. Sabemos que vamos a hacer una cosa complicada por la que estamos muy contentos... pero sin olvidar la pizca de peligro.

¿Qué es lo que echas más de menos en el campo base?
No echo en falta nada. Diría que a mi familia, pero no me gustaría que estuviese aquí. Estoy en otros sitios con ellos y esta es una actividad en la que no querría. Además, ahora no es como antiguamente, tengo noticias todos los días y nos comunicamos a menudo. Hoy tenemos unas condiciones y una alimentación en el campo base lo suficientemente buenas. Si fuera la primera vez que vengo seguro que pensaría "¿El water es esa cosa?" [risas]. Quizá echo de menos algún amigo antiguo de otras épocas que, aunque no subiese a la montaña, estuviese aquí conmigo.

Carlos Soria, una vida de montaña:

Biografía de Carlos Soria. Por Darío Rdríguez

Carlos Soria. Alpinista

por Darío Rodríguez

Carlos Soria es una historia de pasión y superación. Una prueba de que si anhelas un sueño, aunque este sea tan exigente, duro y comprometido como ser alpinista, puedes hacerlo realidad en todas las etapas de la vida.

"Carlos es ternura y dureza. Carlos es sabiduría y curiosidad. Carlos es un gran corazón... Pero sobre todo es una gran expresión de vida esencial y auténtica." (Pedro Nicolás)

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

Información relacionada

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Volver a portadilla

+ Alpinistas

Ver todo Alpinistas

+ Libro

  • K2 por su vertiente China La cita con la cumbre de Juanjo San Sebastián y Atxo Apellaniz en el K2 (1994)

    Ayer 10 de agosto fue el aniversario de la muerte en el K2 (1994) de Atxo Apellaniz. Su compañero Juanjo San Sebastián lo intentó todo para salvarle. No fue posible pero esta tragedia dio vida a uno de los libros de montaña más bellos: "Cita con la cumbre". Un libro en el que Juanjo va más allá del relato de lo ocurrido en el K2 para profundizar en algunos de los aspectos esenciales de nuestra existencia y del porqué escalamos montañas.

  • Portada del libro: Push, por Tommy Caldwell. La aventura de un escalador más allá de los límites 'Push', de Tommy Caldwell, la vida de un escalador más allá de los límites

    Forcejeos, zarpazos, percances y logros. La autobiografía de Tommy Caldwell se pasea por los episodios singulares de la vida de este escalador de talento inusual. Ediciones Desnivel acaba de publicarla en castellano bajo el título Push. La aventura de un escalador más allá de los límites.

  • Imagen de la guía 'Cumbres en BTT', de Juanjo Alonso. 'Cumbres en BTT', ciclismo de altura en la península Ibérica

    La bicicleta de montaña es una manera práctica, divertida y emocionante de subir y bajar cumbres, recorrer valles y descubrir infinidad de nuevos horizontes. La guía Cumbres en BTT reúne 30 recorridos para que solo tengas que leer, pedalear y disfrutar.

Ver todo Libro
Siguenos en: Twitter | Facebook | Youtube | RSS |