Buscador
Te encuentras en:
Publicidad
"VOLVEREMOS EN PRIMAVERA"

Carlos Soria: “El Dhaulagiri está muy peligroso por la cantidad de nieve que ha caído"

Conversamos con el alpinista abulense, que ya prepara su regreso a España tras decidir ayer dar por terminada la expedición. Hace pocos días estuvo muy a punto de alcanzar la cima. De hecho, ahora tiene un récord personal: en los catorce ochomiles ha estado por encima de ochomil metros. Como siempre, es un hombre positivo, que ya ha pasado página y piensa en la próxima primavera, en que volverá al Dhaulagiri con 79 años. También en que, a su regreso, va a entrenar más duro todavía.

Darío Rodríguez/DESNIVEL - Miércoles, 27 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 14:50h.

Carlos Soria a su regreso del segundo intento que realizó al Dhaulagiri en el otoño 2017
Carlos Soria a su regreso del segundo intento que realizó al Dhaulagiri en el otoño 2017 (©Luis Miguel López Soriano/Expedición Correos)

Galería Noticia

  • Carlos Soria a su regreso del segundo intento que realizó al Dhaulagiri en el otoño 2017 Carlos Soria a su regreso del segundo intento que realizó al Dhaulagiri en el otoño 2017
  • Carlos Soria a su regreso del segundo intento que realizó al Dhaulagiri en el otoño 2017 Carlos Soria a su regreso del segundo intento que realizó al Dhaulagiri en el otoño 2017
  • Carlos Soria en el segundo intento que realizó al Dhaulagiri en el otoño 2017 Carlos Soria en el segundo intento que realizó al Dhaulagiri en el otoño 2017
  • Carlos Soria a su regreso del segundo intento que realizó al Dhaulagiri en el otoño 2017 Carlos Soria a su regreso del segundo intento que realizó al Dhaulagiri en el otoño 2017
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Carlos Soria ha estado más cerca que nunca de alcanzar la cumbre del Dhaulagiri (8.167 m) este otoño. Alcanzó los 8.050 metros el pasado viernes 15 de septiembre, pero el equipo no acertó con el corredor correcto de acceso a la cima y tuvo que descender con las manos vacías. Once días más tarde lanzaba un segundo intento, pero las condiciones de la montaña habían cambiado irremediablemente, debido a las intensas nevadas caídas durante ese período. No hizo falta llegar al campo 1 para darse cuenta de que la temporada se había acabado, pues el Dhaulagiri se había comido literalmente todo el trabajo realizado: las cuerdas fijas estaban enterradas y los campamentos de altura destrozados.

Así las cosas, el alpinista de 78 años no ha tenido dudas: ha cancelado la expedición y se prepara para regresar a casa. Eso sí, ya tiene en mente que la próxima primavera volverá a Nepal y se instalará de nuevo a los pies del Dhaulagiri, el penúltimo ochomil que le falta para completar los 14x8000. Tendrá 79 años.

Si todo va según lo previsto, en otoño de 2018 su destino sería el Shisha Pangma (8.027 m), donde estaría en disposición de cerrar sus Catorce, convirtiéndose en la persona de mayor en edad en lograrlo... con diferencia.

Hablamos con él cuando todavía está en el campo base, al día siguiente de haber decidido abandonar su segundo intento al Dhaulagiri de esta expedición.

“La montaña está absolutamente imposible”

Qué pena, ¿no?
No me hables... Además, está haciendo un tiempo increíblemente bueno. Cuando íbamos, vimos que quizás iba a hacer mucho viento el día 30 y pensábamos intentar la cima el día 1, pero la montaña está absolutamente imposible.

Ha nevado mucho estos días y la montaña estaba muy mal, ¿verdad?
Nevó los días de atrás. Ahora llevaba dos días haciendo sol, pero la montaña está increíble y las tiendas del campo 1 destrozadas, con lo que imagino que lo que teníamos en el campo 2 y en el campo 3 estará mucho peor. Aparte del peligro que supondría cruzar la travesía tal y como está la montaña de nieve... y abrir huella, no teníamos ni cuerdas ni nada. Ayer no encontramos ni una de las pocas cuerdas que había hasta el campo 1. Tampoco se veían las grietas cuando los otros días había que dar vueltas para encontrar por dónde pasar... se hizo una huella bastante distinta, por la cantidad de nieve caída.

“Tengo otro récord: en las catorce montañas he estado por encima de 8.000 m”

¿Ahora ya no hay tiempo para volver a intentarlo?
No, ahora ya no se puede hacer nada. Bueno, podrías estar esperando hasta el día del juicio, pero  hay que volver montar todo la montaña, las cuerdas... imposible. Es injusto. Ha sido muy duro.

Ha sido duro porque habéis rozado la cima. Os habéis agotado más que si la hubierais alcanzado...
Sin ninguna duda. Pero por lo menos tengo un pequeño récord que me deja a gusto: en las catorce montañas mas altas he estado por encima de 8.000 metros. No está mal.

Ahora habrá que volver, ya con 79 años.
Sí, sí, yo quiero volver. Sin ninguna duda.

¿Cómo estás ahora físicamente?
Estoy bien. He tenido un pequeño problema de próstata, pero con unos antiinflamatorios he vuelto a la normalidad. Físicamente, estoy bien. Ayer subí bastante bien. Subíamos todos y salimos nosotros los primeros, como siempre, porque nos gusta madrugar. Salieron luego sherpas. Salió Mikel [sherpa] conmigo, siempre viene conmigo, es un tío fantástico, educado, fuerte, buena persona... nos cogió en el Eiger, que estaba espantoso, con hielo en el barro, que eso es fatal para los tobillos. Otros dos sherpas nos alcanzaron mientras que otros, que venían más cargados que yo, tardaban más en venir. Entonces fue cuando me puse a pensar qué hacíamos allí, pues seguíamos subiendo peso sabiendo que no íbamos a poder ir a la cumbre. Además, los sherpas decían que la travesía no había quién la pasara. Esperando a los otros sherpas decidimos que nos bajábamos.

“Este año me entrenaré más fuerte todavía”

¿Estás decepcionado?
En absoluto. Después de haber estado al lado de la cumbre y haber podido subir ese día... Bajar, bajé mal, porque me duele la pierna izquierda; aunque bajé hasta el campo 3 sin ningún problema, nada más que con mucho sufrimiento. Este año me entrenaré más fuerte para ver si consigo poner en condiciones esta pierna.

Un dolor que viene de un accidente de esquí que tuviste de chaval, ¿no?
En el año 1970.

¿Tu objetivo para este año será entrenar esa pierna?
Las dos, y mantener el fondo físico que tengo ahora. He llegado a tener en el campo base 92 de saturación de oxígeno y 46 pulsaciones, que no está mal a 4.600 m. Pero no cabe duda que las articulaciones van pasando factura cada día más.

Lo que más te molesta son las articulaciones y la pierna izquierda...
Sí. Y no subiendo, sino bajando. Bajando el Eiger, que son cascotes y se te tuercen los pies y las piernas, lo paso muy mal. En las condiciones que está ahora; esta primavera, no, que era un couloir en línea recta que se subía y ya está. Ahora es todo travesía entre cascotes, barro helado, barro suelto, placas de hielo... y la pierna sufre bastante.

En la montaña, ¿quién queda?
Están los italianos con el suizo, y el búlgaro. Se puede esperar cualquier cosa, creo que deben haber desaparecido las cuerdas del campo 2 al campo 3...  Boyan [el alpinista búlgaro] es posible que sea capaz de subir porque es fuertísimo, pero se va a jugar la vida.

“No me queda más remedio que pasar página e ir hacia adelante”

¿La sensación final es que estás contento?
Hombre, contento... No me queda más remedio que pasar página e ir hacia adelante. Es una pena haber estado tan cerca, haber podido... te queda muy mal gusto. Pero no estoy desesperado, ni mucho menos.

De hecho, pudisteis haber hecho cumbre muy rápidamente, sólo 16 días después de haber llegado...
Hubiera sido fantástico, pero la mala suerte nos lo impidió.

Luego, volvías a intentar subir solo 11 días después del primer intento, y con 78 años. Gente mucho más joven no lo se lo plantearía.
Es cierto... Pero es que salió el sol dos días y verdaderamente te encuentras mucho mejor. Creo que podía hacerlo. Y ya teníamos otra estrategia, que consistía en montar un campo 4, para que el día de la cumbre no fuese tan largo.

“El Dhaulagiri es una montaña peligrosa por las avalanchas, muy complicada”

¿Cómo es el Dhaulagiri ahora que lo conoces casi hasta la cima?
El Dhaulagiri es una montaña muy complicada. Es peligrosa por avalanchas –quizás un poco menos que el Annapurna, pero por ahí anda–, tiene la travesía que es larguísima con una inclinación especial para que con una nevada se produzca una avalancha, y luego tiene un campo 2 que todos sabemos la cantidad de cosas que han ocurrido, y allí hay que dormir. Peligrosa y complicada. Peligrosa por las avalanchas y complicada por ese día tan largo con la travesía y las condiciones que puedes encontrar allí tan alto.

Y ya es así prácticamente desde que sales del campo base: ya en el Eiger hay peligro de caída de piedras, en la llegada al campo 1 han muerto personas...
En el Eiger te puede caer de todo. Si ha nevado mucho, en un corredor donde se acumula la nieve te puede caer una avalancha de nieve. Luego, piedras siempre puede caer alguna en cualquier momento. A Luis le dio ayer una en el casco. No muy grande y no venía de muy alto, pero ... Siempre puede haber algo allí, en el Eiger, que es el único sitio de la montaña por donde pasas con casco, al ir y al volver. Luego, subiendo hacia el C1, cayeron dos avalanchas que no llegaron hasta nosotros, pero las ves...

Es una montaña que exige mucho esfuerzo cuando hay tan poca gente como la que estábamos ahora. Estábamos nosotros y... ayer Boyan abrió huella durante un buen rato, aunque normalmente quien ha puesto las cuerdas y ha ido delante ha sido nuestra expedición.

Nada más volver a casa empezarás a prepararte para la primavera...
Me voy a preparar como nunca, porque cada vez soy más mayor y necesito entrenar mas.

¿Has notado mucho la edad con respecto a otras expediciones anteriores?
Con respecto al año pasado y el anterior, no lo he notado mucho, pero desde que cumplí 65 años, cuando hice el K2, sí que lo noto un poco más. Pero me da mucha moral cuando subimos a algún sitio y hay gente, y veo que estoy en mi sitio, que no estoy haciendo en absoluto el ridículo.

La próxima primavera, si pudieras elegir entre Shisha Pangma y Dhaulagiri, ¿cuál intentarías?
Si duda, volvemos al Dhaulagiri. A pesar de todos los inconvenientes que he dicho, es precioso lo mires por donde lo mires. Y me apetece mucho subir. Además, en primavera es mejor intentar el Dhaulagiri que no el Shisha Pangma.

Una historia de pasión y superación

Biografía de Carlos Soria. Por Darío Rdríguez

Carlos Soria. Alpinista

por Darío Rodríguez

Carlos Soria es una historia de pasión y superación. Una prueba de que si anhelas un sueño, aunque este sea tan exigente, duro y comprometido como ser alpinista, puedes hacerlo realidad en todas las etapas de la vida.

"Carlos es ternura y dureza. Carlos es sabiduría y curiosidad. Carlos es un gran corazón... Pero sobre todo es una gran expresión de vida esencial y auténtica." (Pedro Nicolás)

Información relacionada

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Publicidad
Publicidad

+ Alpinistas

Ver todo Alpinistas

+ Libro

  • Portada del libro: Expedición Cabo Norte un viaje real hacia el interior del Círculo Polar 'Expedición Cabo Norte', un libro destinado a cambiar tu vida para siempre

    ¿Alguna vez te has planteado dejarlo todo por seguir un deseo auténtico? Entonces quizá sepas lo que es dormir bajo un techo de estrellas y viajar al ritmo de tus pedales. En cualquier caso no te pierdas la historia que Ana, Pablo y Hippie, están a punto de contar.

  • Portada del libro: Soy trailrunner, por Luis Alberto Hernando y Albert Jorquera. 'Soy trailrunner', la biografía de Luis Alberto Hernando

    El subtítulo de este libro «La historia de un campeón del mundo de andar por casa», ya nos dice mucho de lo que vamos a encontrar entre sus páginas y por otro lado nos hace dudar ya que nos es que sea muy común tener en casa un campeón del mundo.Y de eso habla precisamente Soy trailrunner, de lo excepcional y lo cotidiano.

  • Portada de 'Libros de cima, una historia de pasión y conquista' por Òscar Masó García 'Libros de cima', la necesidad de decir que estuvimos arriba

    Libros de cima repasa la historia más reciente de las montañas a partir de los libros de registro que hay en las cumbres. Porque todos los que alguna vez han pisado una han sentido la necesidad de dejar un rastro que dijese “¡Aquí estuve yo!”.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio comprando en la Librería Desnivel tus libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: Twitter | Facebook | Youtube | RSS |