Saltar el menú e ir al contenido

Te encuentras en:
INTENTARÁ LA CARA SUR

Álex Txikon partirá a por el Everest invernal sin oxígeno

El alpinista vasco viajará a Katmandú el 25 de diciembre para intentar el Everest sin oxígeno en invierno. Nadie ha subido el techo del mundo en invierno desde 1993. Son 15 los alpinistas que lo han ascendido en invierno. El sherpa Ang Rita alcanzó su cima sin oxígeno el 22 diciciembre 1987. No irá con ningún alpinista con experiencia en ochomiles. Le acompañará el joven alpinista madrileño Carlos Rubio.

Desnivel.com - Viernes, 16 de Diciembre de 2016 - Actualizado a las 14:30h.

Alex Txikon
Alex Txikon

Galería Noticia

  • Alex Txikon Alex Txikon
  • El Everest visto desde la cima del Ama Dablam. El Everest visto desde la cima del Ama Dablam.
  • Alex Txikon en la Librería Desnivel dos días después de regresar a casa tras hacer cima en el Nanga Parbat invernal (marzo 2016) Alex Txikon en la Librería Desnivel dos días después de regresar a casa tras hacer cima en el Nanga Parbat invernal

Álex Txikon ha anunciado esta mañana su proyecto para el invierno de 2016-2017. Después de haber conseguido el pasado mes de febrero la primera invernal al Nanga Parbat (8.126 m) junto a Simone Moro y Ali Sadpara, viajará el próximo día 25 de diciembre a Katmandú. Su compañero para enfrentarse al Everest (8.848 m) en la estación más fría del año será el joven alpinista madrileño Carlos Rubio.

El objetivo del alpinista vasco no es cualquier cosa pues, además de las enormes dificultades que ya de por sí brindará la estación, su idea es ascender el Everest sin utilizar oxígeno artificial, algo que nadie ha hecho antes y que ya Denis Urubko apuntó en diciembre de 2012 como uno de los grandes retos pendientes en la montaña más alta del mundo. [El sherpa Ang Rita, que ascendió a la cima del Everest en 10 ocasiones sin oxígeno, la alcanzó en el invierno 1987 -22 de diciembre-. Es la única ocasión en que una persona hasta el momento ha estado en la cima del Everest sin oxígeno en invierno].

Evidentemente, el frío será uno de los mayores obstáculos con que se toparán los alpinistas, aunque la experiencia previa de Álex Txikon en expediciones invernales en Pakistán –considerado un escenario todavía incluso más gélido e inhóspito que Nepal– jugará a su favor. Eso sí, habrá que tener muy en cuenta el intenso viento que sopla con intensidades huracanadas en la cumbre en tres de cada cuatro días del invierno. Incluso hay mediciones que sitúan en los 280 km/h el récord de intensidad del viento en la cima del Everest, un día de febrero de 2004. Las previsiones meteorológicas serán, pues, clave.

La sorpresa de última hora ha sido que no le acompañará el pakistaní Ali Sadpara, quien así lo había anunciado los últimos días, sino el madrileño Carlos Rubio.

Carlos Rubio (28) es esquiador desde muy joven y ha protagonizado algunos descensos extremos en la sierra de Guadarrama, también pertenece al Equipo Español de Alpinismo 2015-17. Este verano escaló Divina providencia (7a+, en libre y a vista), la ruta más difícil del Mont Blanc, con un compañero sin experiencia; por esta actividad obtuvo el premio de la Federación Madrileña de Montaña 2016 en su categoría y también el premio FEDME 2016 a la mejor actividad alpinismo europeo. En la Sierra de Gredos ha realizado una importante actividad de escalada libre de autoprotección. Les acompañarán, hasta el campo 2, cinco sherpas. Han descartado la vertiente tibetana debido a la dificultad de conseguir el permiso. También le acompaña un equipo de filmación formado por Aitor Barez y Pablo Magister.

Los 15 alpinistas del Everest invernal

El Everest fue el primer ochomil en coronarse durante el invierno. Los responsables fueron, el 17 de febrero de 1980, los polacos Krzysztof Wielicki y Leszek Cichy, que inauguraron una nueva época para el himalayismo. Durante la década de los ochenta, fueron cayendo una tras otra las primeras invernales a buena parte de los ochomiles de Nepal y Tibet. Aquella expedición, liderada por Andrzej Zawada, había instalado su campo base el 5 de enero y ascendió por la ruta normal de la cara sur.

A pesar de que ya había sido ascendido en invierno y que todavía quedaban otras grandes montañas sin primera ascensión en la estación más fría del año, no se acabaron ahí las expediciones invernales al Everest. Antes de pasar a relatarlas, vale la pena advertir de las diferencias de criterio para calificar una expedición como invernal: los gobiernos de Nepal, China, India y Pakistán toman el 1 de diciembre como fecha de inicio de las expediciones invernales en una especie de invierno burocrático, por otro lado esa fecha puede coincidir con el inicio del denominado invierno meteorológico, mientras otros expertos señalan que una expedición invernal tiene que alcanzar la cima en la estación astronómica, es decir, entre el 21 de diciembre y el 21 de marzo, e incluso los más estrictos (como Simone Moro) consideran que las expediciones invernales no deben ni tan siquiera comenzar antes del 21 de diciembre para ser "verdaderamente" invernales.

Así las cosas, históricamente algunas fuentes han considerado ascensiones invernales las realizadas por determinadas expediciones que llegaron a la cumbre a mediados de diciembre, antes del inicio oficial de la estación.

No es ese el caso del japonés Yasuo Kato, que fue el tercer alpinista en plantarse en la cima del Everest en invierno, el 27 de diciembre de 1982, aunque desgraciadamente desapareció en el consiguiente descenso. Su logro constituyó un récord curioso, pues fue la primera persona en subir al Everest tres veces en tres estaciones diferentes, después de haberlo hecho en otoño en 1973 (fue la primera ascensión posmonzónica) y en primavera en 1980.

La siguiente cima invernal del Everest volvió a corresponder a una expedición japonesa, aunque este es uno de los casos en que se podría poner en duda su 'invernalidad'. Los nipones Kazunari Murakami, Takashi Ozaki, Noboru Yanada y el nepalí Nawang Yonden Sherpa alcanzaron la cumbre el 16 de diciembre de 1983.

Todavía en la misma década, el 22 de diciembre de 1987, hollaron la cima el coreano Young-Ho Heo y el nepalí Ang Rita Sherpa, que lo hacía por cuarta vez. Este último alcanzó la cima sin oxígeno por lo que se trataría de la primera ascensión en este estilo del Everest. Ang Rita alcanzaría un total de diez veces la cima del Techo del Mundo sin oxígeno artificial.

La última ascensión invernal registrada al Everest fue la japonesa del invierno de 1993-94, que ascendió la ruta británica de la cara suroeste y culminó con tres cordadas en la cumbre: Fumiaki Goto e Hideji Nozuka el 18 de diciembre de 1993, Shinsuke Ezuka y Osamu Tanabe el 20 de diciembre y Ryushi Hoshino y Yoshio Ogata el 22 de diciembre.

Retos pendientes e intentos fallidos

A pesar de que la lista de ascensiones al Everest es -según el criterio con que se mire- notablemente extensa, todavía hay algunos desafíos por cumplir. Por ejemplo, todavía nadie ha realizado toda la ascensión sin utilizar oxígeno, con lo que Álex Txikon sería el primero en lograrlo. Y tampoco ha habido nadie que lo haya hecho desde la vertiente norte... De hecho, sólo la expedición japonesa de 1993-94 ascendió por una ruta diferente de la normal de la cara sur.

Y no porque no haya habido quien haya intentado otros itinerarios. Uno de los más famosos fue el de la expedición británica del invierno de 1980-81, en el que sus ocho miembros (Joe Tasker, Alan Rouse, John Porter, Brian Hall, Adrian Burgess, Alan Burgess, Pete Thexton and Paul Nunn) intentaron la difícil arista oeste. Sendas expediciones japonesa y coreana intentaron en los inviernos de 1987-88 y 1988-89 la cara norte y la cara suroeste (que se escalaría cinco inviernos más tarde).

Vale la pena destacar el concurrido invierno de 1991-92, con un total de tres expediciones en la montaña: 16 japoneses y 25 sherpas intentaban la cara suroeste, mientras un grupo de 4 coreanos estaba en la ruta normal de la cara sur y otros 17 coreanos atacaban el Pilar Sur. Estos últimos fueron los que más progresaron, quedándose a unos 8.700 m.

Otra expedición reseñable fue la Everest Millenium del estadounidense Robert Anderson, quien intentó ascender la cara norte durante el invierno de 1999-2000. Su objetivo era plantarse en la cima el 1 de enero de 2000.

Cómo organizar una expedición de montaña

Expediciones de montaña

Planificación, consejos y trucos

por Máximo Murcia

Va dirigido por tanto a alpinistas intermedios y avanzados que quieren dar el salto a cordilleras lejanas; también a montañeros no escaladores que se plantean proyectos de ascensión a grandes montañas cuando éstas tienen rutas técnicamente fáciles. Y aborda cuestiones desde la organización de su expedición hasta su desarrollo y la resolución de contratiempos de todo tipo.

Información relacionada

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio comprando en la Librería Desnivel tus libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Expediciones

Ver todo Expediciones

+ Libro

  • Alex Honnold con su libro 'Solo en la pared' Reproducir Alex Honnold presenta su libro 'Solo en la pared'

    Coincidimos con Alex Honnold durante su visita al Festiwal Gory de Polonia y le pedimos que nos presentara la edición en español de su libro Solo en la pared.

  • Vía Queroseno (V+), Resquilón, Cantabria. 42 escaladas bellas, fáciles y clásicas

    Seguro que muchos escaladores aficionados tienen dudas a la hora de enfrentarse a vías alpinas en una gran pared. La guía Escaladas fáciles en la Cordillera Cantábrica y Picos de Europa ofrece opciones donde prima la belleza y plasticidad de la montaña por encima de la dificultad.

  • Alex MacIntyre (1954-1982), con el estilo alpino por bandera Reproducir John Porter: “Aunque muriese a los 28, Alex McIntyre vivió una vida más plena que la mayoría”

    Reinhold Messner dijo que Alex McIntyre era el himalayista más puro de los de su generación. Murió a los 28 años en la Sur del Annapurna, pero su compañero John Porter sostiene que tuvo una vida montañera más plena que muchos. El libro Un día como un tigre cuenta su historia.

  • Portada del libro Cartografías nómadas de Olga Blázquez Sánchez Desnivel publica 'Cartografías nómadas', una historia de carne y roca

    Atrévete a adentrarte en el interior de una joven escaladora del montón que solo quiere escalar para conectar con el lado más auténtico de sí misma mientras lidia con las precariedades y las bellezas de la vida real.

  • Portada del libro '1001 consejos de escalada' por Andy Kirkpatrick. Diez consejos para escalar mejor

    Imagina que un alien llega a la Tierra, coloca una sonda en el cerebro de un escalador experimentado como Andy Kirkpatrick y después transforma el contenido en un libro. Eso es 1001 consejos de escalada (y ya está en las librerías).

Ver todo Libro
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com