Buscador
Te encuentras en:
Publicidad
HIZO CIMA POR SU CUENTA

15 años de la muerte de Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996

Este sueco fue un aventurero avanzado a su tiempo. Pedaleó 13.000 km y subió al Everest sin oxígeno y sin apoyo días después de la tragedia de aquel año. Además, destacó en otras ascensiones en solitario, como la primera sueca al K2.

Desnivel.com - Lunes, 2 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 14:57h.

Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996
Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996 (Renata Chlumska)

Galería Noticia

  • Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996 Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996
  • Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996 Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996
  • Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996 Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996
  • Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996 Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996
  • Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996 Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996
  • Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996 Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996
  • Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996 Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996
  • Göran Kropp, de Suecia an Everest el bici en 1996 Göran Kropp, de Suecia an Everest el bici en 1996
  • Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996 Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996
  • Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996 Göran Kropp, de Suecia al Everest en bici en 1996
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

El pasado sábado, 30 de septiembre, se cumplieron 15 años de una fecha triste. El 30 de septiembre de 2002 fallecía Göran Kropp a los 35 años de edad, a resultas de una caída de escalada en el estado de Washington: los seguros que había colocado en una fisura saltaron y el mosquetón del siguiente anclaje se rompió. La vía se llamaba Air gitar, con una dificultad máxima de 6a.

El Everest en bici

Göran Kropp era ya, a esas alturas y a pesar de su juventud, toda una celebridad. Aunque antes ya había destacado, se hizo famoso en el Everest de 1996. El 16 de octubre de 1995, partió de Estocolmo montado en una bicicleta especialmente diseñada y equipada con alforjas, remolque y 108 kg de material y comida, con la que recorrió 13.000 kilómetros de distancia hasta el campo base del Everest. En mayo de 1996, estaba listo para su intento.

Actuó por su cuenta y en solitario, sin utilizar oxígeno, ni sherpas, ni cuerdas fijas

En la montaña, actuó totalmente por su cuenta y en solitario, sin utilizar oxígeno, ni sherpas, ni tan siquiera las cuerdas fijas que habían colocado las expediciones comerciales se harían tristemente famosas al protagonizar la mayor tragedia hasta entonces, con ocho muertos. El 3 de mayo, él se dio la vuelta a unos 100 metros de la cumbre porque estimó que se le había hecho demasiado tarde. Cuando se desató el drama, ayudó a subir medicinas a los campos de altura.

Lo volvió a intentar unas semanas después, el 23 de mayo. Esta vez, consiguió alcanzar la cima y coincidió allí con Araceli Segarra y el gallego Jesús Martínez. Se bajó hasta el campo base, volvió a montar en la bici y deshizo el camino pedaleando hasta casa.

Currículum alpinista

La trayectoria de Göran Kropp, no obstante, no comenzó en el Everest, sino que anteriormente ya acumulaba un buen currículum de ascensiones rápidas y muchas veces en solitario. El pico Lenin (1988) y el Pobeda (1991, solo hasta la cumbre) en la antigua Unión Soviética; el Iliniza Sur, Cotopaxi, Illimani, Huayna Potosí e Illampu (todos en 1989) en los Andes; la cuarta absoluta a la Muztagh Tower (1990) en Pakistán...

En 1992, fue por primera vez de expedición a un ochomil, justo después de la muerte de su compañero de cordada Mats Dahlin por el impacto de una piedra caída mientras escalaban juntos la Aiguille Verte (Chamonix) como preparación. Aquella vez, se fue hasta Nepal conduciendo su Range Rover y logró su primera cumbre a una montaña de más de 8.000 m.

El año siguiente, en 1993, regresó a los grandes picos y realizó la primera ascensión sueca al K2. Compartió campo base con una expedición eslovena y lanzó su intento con el británico David Sharman, que tuvo que abandonar con una pierna fracturada. Al final, Kropp hizo cumbre en solitario y sin oxígeno, y descendió sano y salvo a pesar de la tormenta que lo atrapó a más de 8.000 m.

En 1994, regresó al Karakórum para intentar el Broad Peak por una ruta nueva en la arista suroeste con dos compañeros suecos. Tras retirarse de aquella línea, lo intentaron los tres por la normal, hasta la antecima. A continuación, Göran Kropp alcanzó la cumbre en un intento rápido y en solitario.

Regresó al techo del mundo para llevar a cabo una campaña de limpieza de la montaña

Su última experiencia en los ochomiles fue de nuevo en el Everest, en 1999. Regresó al techo del mundo con su pareja Renata Chlumska para llevar a cabo una campaña de limpieza de la montaña. Además, ambos hicieron cumbre, él por segunda vez.

Controversias

La vida de Göran Kropp no estuvo jamás exenta de controversias y polémicas. En una expedición al Polo Norte con Ola Skinnarmo en el año 2000 –que tuvo que abandonar por congelaciones–, disparó y mató a un oso polar que les había acechado durante días. Arreciaron las críticas mediáticas y un artículo llegó a acusarlo de cazador furtivo. Kropp denunció al periodista y perdió, lo que lo motivó a emigrar e instalarse en Seattle.

Por aquellas mismas fechas, también su libro autobiográfico sobre el Everest de 1996 fue denunciado por injurias en el Reino Unido, donde se prohibió su venta.

Además de su carrera como alpinista y aventurero, Göran Kropp cultivó también otras facetas. La humanitaria, fundando una escuela infantil en el valle del Khumbu (Nepal) que todavía se mantiene en funcionamiento. Por otro lado, llegó a competir como piloto en carreras de Fórmula 3.

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

Información relacionada

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Volver a portadilla

+ Expediciones

Ver todo Expediciones

+ Libro

  • Portada del libro: Expedición Cabo Norte un viaje real hacia el interior del Círculo Polar 'Expedición Cabo Norte', un libro destinado a cambiar tu vida para siempre

    ¿Alguna vez te has planteado dejarlo todo por seguir un deseo auténtico? Entonces quizá sepas lo que es dormir bajo un techo de estrellas y viajar al ritmo de tus pedales. En cualquier caso no te pierdas la historia que Ana, Pablo y Hippie, están a punto de contar.

  • Portada del libro: Soy trailrunner, por Luis Alberto Hernando y Albert Jorquera. 'Soy trailrunner', la biografía de Luis Alberto Hernando

    El subtítulo de este libro «La historia de un campeón del mundo de andar por casa», ya nos dice mucho de lo que vamos a encontrar entre sus páginas y por otro lado nos hace dudar ya que nos es que sea muy común tener en casa un campeón del mundo.Y de eso habla precisamente Soy trailrunner, de lo excepcional y lo cotidiano.

  • Portada de 'Libros de cima, una historia de pasión y conquista' por Òscar Masó García 'Libros de cima', la necesidad de decir que estuvimos arriba

    Libros de cima repasa la historia más reciente de las montañas a partir de los libros de registro que hay en las cumbres. Porque todos los que alguna vez han pisado una han sentido la necesidad de dejar un rastro que dijese “¡Aquí estuve yo!”.

Ver todo Libro
Siguenos en: Twitter | Facebook | Youtube | RSS |