Buscador
Te encuentras en:
Publicidad
Picos de Europa

Senda de La Jocica

SI existe un lugar mágico y sosegado en todos los Picos de Europa, ese es sin duda la cuenca alta del Dobra y su acceso a Vegabaño. Todo es quietud y silencio, sus bosques están llenos de misterios y un sin fin de itinerarios pueden iniciarse desde este emplazamiento final del recorrido.

Estela Alonso - Viernes, 22 de Junio de 2018 - Actualizado a las 12:38h.

Si existe un lugar mágico y sosegado en todos los Picos de Europa, ese es sin duda la cuenca alta del Dobra y su acceso a Vegabaño. Todo es quietud y silencio, sus bosques están llenos de misterios y un sin fin de itinerarios pueden iniciarse desde este emplazamiento final del recorrido. El camino aquí propuesto es uno de los más salvajes por ser uno de los menos frecuentados por los excursionistas. Todo un lujo para una ruta que se adentra en las profundidades del Parque Nacional.

Itinerario

Debemos llegar al pueblo de Amieva, típico pueblo asturiano en el que se puede disfrutar de un interesante paseo para apreciar las construcciones existentes, para seguir por una pista de hormigón que conduce al collado de Angón, donde dejaremos el vehículo en un pequeño aparcamiento existente a la derecha, del que también parte la Senda del Arcediano (GR 201). Hay que seguir a pie por la pista hormigonada, que desciende hacia la central eléctrica del Restaño atravesando extensos prados e invernales para el refugio de los animales domésticos.

Tras pasar la barrera y el puente del Restaño el camino inicia un suave ascenso entre bosques de hayas, el árbol más representativo del parque nacional. Sin abandonar el buen camino, y paralelos al río Dobra, dejaremos atrás la majada de Bellanzo, donde tendremos que sortear un pequeño muro de piedra que impide el paso del ganado. Poco después el embalse de la Jocica aparece salpicando de azul este rincón lleno de matices verdes.

La Jocica es una presa construida a mediados del siglo XX para embalsar las aguas del río Dobra que posteriormente serán aprovechadas en la estación eléctrica del Restaño. Del embalse sale un pequeño sendero, por momentos tallado sobre la roca, que atraviesa un extenso hayedo bajo las faldas del Macizo Occidental de los Picos de Europa. Tras una hora de camino se llega a una zona más abierta, en la que se encuentra el Chamizo, una pequeña construcción con una fuente.

Desde el Chamizo hay que descender hacia el río en dirección suroeste para cruzarlo por el puente de Carombo, inicio de un empinado ascenso hasta el collado de Barcinera donde hay una encrucijada de caminos. El desvío de la derecha (PRPNPE 7) lleva a la Senda del Arcediano por la zona de Beza. Nosotros seguiremos por la izquierda, que nos conducirá a Vegabaño y al refugio que allí se encuentra. El regreso puede realizarse por el mismo sendero, o bien pueden seguirse las marcas del sendero de pequeño recorrido del parque nacional para volver a Amieva por la Senda del Arcediano. Otra opción es bajar por la pista que en una hora conduce a Soto de Sajambre. Esta alternativa obliga a dejar un coche aquí o alquilar un taxi.

Ficha técnica

  • Situación: Macizo Occidental Picos de Europa.
  • Punto de partida: Amieva.
  • Cómo llegar: N-625 desde Cangas de Onís hasta Ceneya, o N-625 desde Riaño por el Puerto del Pontón. En Ceneya desviarse por una estrecha carretera que en 5 km conduce al pueblo de Amieva.
  • Observaciones: Casi todo el itinerario sigue el Pequeño Recorrido del Parque Nacional (PRPNPE-7) señalizado con marcas blancas y amarillas El refugio guardado de Vegabaño dispone de literas y servicio de comida. Aunque no es un refugio abarrotado, conviene llamar si se piensa pernoctar. Tel: 987 974 082.
  • Cartografía: Macizo Occidental. Editorial Adrados. 1:25.000. Macizo Occidental. Editorial Alpina 1:40.000. Zona occidental de Picos de Europa. Ministerio de Medio Ambiente. 1:25.000.

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.
Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Volver a portadilla

+ Picos de Europa 100 ideas

Ver todo Picos de Europa 100 ideas

+ Libro

  • Portada del libro: Expedición Cabo Norte un viaje real hacia el interior del Círculo Polar 'Expedición Cabo Norte', un libro destinado a cambiar tu vida para siempre

    ¿Alguna vez te has planteado dejarlo todo por seguir un deseo auténtico? Entonces quizá sepas lo que es dormir bajo un techo de estrellas y viajar al ritmo de tus pedales. En cualquier caso no te pierdas la historia que Ana, Pablo y Hippie, están a punto de contar.

  • Portada del libro: Soy trailrunner, por Luis Alberto Hernando y Albert Jorquera. 'Soy trailrunner', la biografía de Luis Alberto Hernando

    El subtítulo de este libro «La historia de un campeón del mundo de andar por casa», ya nos dice mucho de lo que vamos a encontrar entre sus páginas y por otro lado nos hace dudar ya que nos es que sea muy común tener en casa un campeón del mundo.Y de eso habla precisamente Soy trailrunner, de lo excepcional y lo cotidiano.

  • Portada de 'Libros de cima, una historia de pasión y conquista' por Òscar Masó García 'Libros de cima', la necesidad de decir que estuvimos arriba

    Libros de cima repasa la historia más reciente de las montañas a partir de los libros de registro que hay en las cumbres. Porque todos los que alguna vez han pisado una han sentido la necesidad de dejar un rastro que dijese “¡Aquí estuve yo!”.

Ver todo Libro
Siguenos en: Twitter | Facebook | Youtube | RSS |