Buscador
Te encuentras en:
Publicidad
PROPUESTA PARA EL FIN DE SEMANA

Hoces del Alto Tajo. Guadalajara tierra de llanuras ásperas

El itinerario propuesto recorre la pista que acompaña al río Tajo desde la carretera CM-2015 y finaliza en la carretera de Poveda a Taravilla. La ruta es larga pero muy cómoda, y con unas vistas impresionantes de los acantilados que acompañan al río en este sector.

Grande Espacios - Jueves, 27 de Octubre de 2011 - Actualizado a las 10:55h.

Hoces del Alto tajo. Guadalajara tierra de llanuras ásperas
Hoces del Alto tajo. Guadalajara tierra de llanuras ásperas (Grandes Espacios)

Galería Noticia

  • Hoces del Alto tajo. Guadalajara tierra de llanuras ásperas Hoces del Alto tajo. Guadalajara tierra de llanuras ásperas
  • Hoces del Alto tajo. Guadalajara tierra de llanuras ásperas Hoces del Alto tajo. Guadalajara tierra de llanuras ásperas
  • Hoces del Alto tajo. Guadalajara tierra de llanuras ásperas Hoces del Alto tajo. Guadalajara tierra de llanuras ásperas
  • Hoces del Alto tajo. Guadalajara tierra de llanuras ásperas Hoces del Alto tajo. Guadalajara tierra de llanuras ásperas
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Guadalajara es tierra de llanuras ásperas, pero también de sierras excavadas por ríos ancestrales como el Tajo, cuyo recorrido más próximo a su nacimiento es una conjunción de paisajes donde las parameras y las sierras alternan con hoces quebradas y cortados rocosos poblados por una vegetación excepcional que convierten al Tajo en un mosaico de color al llegar el otoño.

A casi todos los ríos se les encuentra una aplicación onomástica. Unos sirven para bautizar valses melindrosos y otros para recordar batallas. Pero la vocación del Tajo ha sido siempre la de labrar su propio destino. Abrazando las provincias de Teruel, Cuenca y Guadalajara, aparecen tímidas y rebeldes las aguas de este arteria acuática para definir una comarca con denominación de origen fluvial, la del Alto Tajo. Este enclave, esencialmente guadalajareño, incluye no sólo el río principal sino afluentes como el Cabrillas, el Gallo o el Bullones, presenta la mayoría de características propias del Sistema Ibérico, es decir, hoces, terrazas y otras formas erosivas como cuchillos, agujas y monolitos hasta conformar la red de hoces y cañones continua más extensa de Castilla-La Mancha.

Protección para los cortados

EL proceso para declaración del Alto Tajo como parque natural se inició en 1996 pero no culminó hasta cuatro años más tarde. Al término de este periplo se decidieron proteger 105.721 hectáreas y se reconoció por fin la importancia excepcional del sistema de hoces fluviales más extenso de la región así como su diversidad geológica, climática y topográfica. La flora es rica y diversa con numerosos enclaves de pequeña extensión donde los entendidos descubren endemismos. A grandes rasgos, el paisaje vegetal que vemos en la actualidad es el resultado de la transformación del mismo efectuado por el hombre. Éste comenzó introduciendo el ganado trashumante, con la consecuente deforestación de amplias zonas, siguió utilizando los árboles para leña y carboneo y, por último, procedió a la implantación de nuevas especies forestales que tuvo como consecuencia la colonización de la zona a costa de las especies autóctonas.

Aunque no forman bosques en el sentido estricto de la palabra, los bosques de galería son particularmente atractivos al llegar el otoño. Álamos, fresnos, sauces, olmos e incluso algún acebo se estiran hacia el cielo desde lo más profundo de la angostura de los valles y convierten el fondo y las paredes de los desfiladeros en bellos mosaicos multicolor en contraste con los severos pinos.

Sobre la paramera hacen acto de presencia las sabinas en lugares donde ninguna otra especie arbórea es capaz de soportar un clima tan severo. Vinculados a las laderas de los valles, los encinares forman pequeños bosquetes que se asientan en los lugares más expuestos al sol, mientras que los quejigos buscan la sombra. Pero es el pino negral o laricio el que domina el paisaje del Alto Tajo, tanto por razones naturales como económicas, pues su extensión se ha visto favorecida por la explotación maderera. Extensas praderías en alternancia con  pinares son testigos del Tajo en los dominios de la sierra y señorío de Molina, que también acoge hileras de chopos, olmos y sauces.

La magnitud y belleza del Tajo en su parte alta son obra exclusiva del tiempo. La configuración del terreno y la erosión provocada por el agua ha dado lugar a tres tipos de paisaje. Los terrenos rasos, conocidos como parameras, que ocupan la mayor parte del territorio, aparecen como superficies casi llanas compuestas por estratos horizontales de calizas que se encuentran por encima de los mil metros.

Cortados del Alto Tajo

Para hacerse una idea del paisaje del Alto Tajo nada mejor que recorrer la pista que acompaña al río desde la carretera CM-2015 y finaliza en la carretera de Poveda a Taravilla. La ruta es larga pero muy cómoda, siendo muy recomendable también para los aficionados a la bicicleta. El itinerario propuesto discurre siempre paralelo al río, escoltado por paredes de roca caliza que en ocasiones alcanza los 250 metros verticales de desnivel. A lo largo de toda la pista se reparten varias zonas de acampada equipadas  con fuentes, mesas, barbacoas e incluso pequeños refugios libres en variado estado de conservación y limpieza. La primera de ellas está a una hora escasa de marcha, muy cerca de otra más importante creada en torno a la fuente de la Falaguera.

La pista prosigue tranquilamente su sinuoso camino amoldándose a los recovecos que traza el cauce, a la vez que permite admirar la vegetación de ribera que se intercala entre las diversas especies de pinos. Después de otra hora de camino se llega a la nueva zona de esparcimiento del Vado de Salmerón, y cuarenta y cinco minutos más tarde a la caudalosa fuente de la Parra. La pista se separa unos centenares de metros del río para coronar un collado, desde el cual se contempla el río, y baja a continuación hacia un afilado cortado de la otra orilla del río. Se conoce este lugar como Peña Horadada, pues tiene una enorme cavidad en medio de la pared. En sus inmediaciones se encuentra la mayor área recreativa del recorrido, aunque no la última. La hoz, a partir del arroyo de Despeñaborricos, no deja de encajonarse. Más adelante, la pista sube un repecho y pasa por una entalladura artificial. Debajo, a nuestra izquierda, podremos ver el puente de Peñalén por donde pasa el viejo camino que iba de Peñalén a Baños del Tajo. Proseguimos descartando el ramal de la derecha que sube hacia Peñalén para seguir paralelos al cauce. A partir del puente del arroyo Merdero la hoz se abre hasta desaparecer prácticamente. Hallaremos todavía una fuente suplementaria muy cerca de la incorporación de la pista a la carretera que une Poveda con Taravilla, punto final del recorrido.

Guía práctica

Situación: al sureste de la provincia de Guadalajara y al norte de la de Cuenca.

Acceso: desde Guadalajara por la N-II hasta Alcolea del Pinar, la N-211 hasta Molina de Aragón y poco antes de llegar tomar la CM-2015 en dirección a Zaorejas.

Información: Oficina de Turismo de Molina de Aragón: 949 832 098.

Alojamiento: en Peralejos, hostal El Tajo: 949 837 034; albergue Río Tajo: 949 837 000; Pensión Alturista: 949 837 008. En Zaorejas, hostal Martínez: 949 816 129; camping Puente de San Pedro: 949 816 101.

Qué visitar: la población de Molina de Aragón conserva, además de sus vistosas murallas y los barrios de la Morería y la Judería numerosos edificios religiosos como los conventos de las Clarisas y de San Francisco o las iglesias de San Felipe, San Pedro y Santa María la Mayor. Uno de los paisajes más espectaculares es el barranco de la Hoz en el término municipal de Ventosa con su correspondiente santuario de Nuestra Señora de la Hoz. La laguna Taravilla es un paraíso perdido junto al Tajo y al Cabrilla. Otros lugares naturales de interés son: el Hundido de Armallones, una enorme fosa natural, y el puente de San Pedro. Al norte de Cuenca, la hoz de Beteta, formada por el río Guadiela, es una impresionante garganta donde crecen tilos, avellanos y acebos.

Pilotos de maderos

Quienes piensan que las carreteras que atraviesan el Alto Tajo siempre estuvieron ahí, ignoran que hubo un tiempo en que el río era el principal medio de transporte. La madera era arrastrada por las aguas del Tajo hasta Aranjuez en balsas conducidas por almadieros o gancheros, que no gozaban de muy buena fama pues la vida dura hacía de ellos hombres rudos. En la leyenda se sigue admirando el valor de estos conductores de troncos que saltaban de un madero a otro, sin saber nadar, sobre las aguas frías del deshielo. El escritor José Luís Sampedro recreó la vida de estos hombres en la magistral novela El río que nos lleva, un libro que es aconsejable leer antes de visitar este paisaje excepcional a todas luces.

Información relacionada

  • Revista Grandes Espacios nº170

    Especial Sierra de Gredos con reportajes sobre los lugares indispensables, cinco excursiones de punta a punta, las rutas más desconocidas al Almanzor, los Galayos, y entrevista con Óscar Morales, guarda del Refugio Elola. Además, la revista Outdoor nº48.

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Excursionismo

Ver todo Excursionismo

+ Libro

  • Librería Desnivel. ¿Cuál es tu libro de montaña favorito?

    ¿Qué historias de papel son imprescindibles en la vida de los alpinistas, escaladores, exploradores, esquiadores y corredores por montaña? Kilian Jornet, Jesús Calleja, Sebas Álvaro, Nuria Picas, Luis Alberto Hernando, Juanito Oiarzabal, Jordi Corominas, Carlos Suárez... nos lo contaron ayer. Este es el resultado.

  • Portada del manual Entrenamiento para el nuevo alpinismo. Por Steve House. La diferencia entre potencia y trabajo durante una actividad en montaña

    La potencia es el ritmo al que se hace una actividad, también llamada trabajo, y para entrenarla es necesario preparar ejercicios específicos. Parece sencillo, pero son muchos los que meten la pata. El entrenador Tony Yaniro confiesa lo que le ocurrió hace años.

  • Portada del libro "El siguiente paso" por Karin Steinbach y Ueli Steck 'El siguiente paso', de Ueli Steck: cómo equilibrar riesgo y pasión

    Ueli Steck fue uno de los mejores alpinistas. Tuvo una carrera brillante, pero el riesgo que asumió en muchos proyectos le pasó factura. El libro El siguiente paso habla del miedo a los fallos y a la exposición extrema, temores que aprendió a gestionar para poder avanzar.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio comprando en la Librería Desnivel tus libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios

  • © Ediciones Desnivel SL.,
    Work
    Calle San Victorino, 8
    28025 Madrid -
    Tfno.
    Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
    © Librería Desnivel,
    Work
    C/Plaza Matute 6
    28012 Madrid -
    Tfno.
    Work 91 369 42 90
    - Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com