Buscador
Publicidad
Zaragoza

Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén

La Cordillera Ibérica en la provincia de Zaragoza exhibe bellos espacios naturales que van más allá de la conocida montaña del Moncayo.

Eduardo Viñuales Cobos - Martes, 19 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 07:50h.

La fuente de Valdejorán se rodea de encinas, hiedras, arces, acebos y robles en plena ruta de Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén.
La fuente de Valdejorán se rodea de encinas, hiedras, arces, acebos y robles en plena ruta de Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén. (Eduardo Viñales Cobos)

Galería Noticia

  • La fuente de Valdejorán se rodea de encinas, hiedras, arces, acebos y robles en plena ruta de Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén. La fuente de Valdejorán se rodea de encinas, hiedras, arces, acebos y robles en plena ruta de Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén.
  • Un excursionista se adentra en el corazón de la ruta de Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén. Un excursionista se adentra en el corazón de la ruta de Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén.
  • Huerta otoñal del valle del río Alpartir con fresnos, nogales, azarollo y chopos en la ruta de Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén. Huerta otoñal del valle del río Alpartir con fresnos, nogales, azarollo y chopos en la ruta de Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén.
  • Mapa correspondiente a la ruta de Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén. Mapa correspondiente a la ruta de Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén.
  • Viñedos de los huertos de Alpartir que se encuenran en la Sierra de Algairén. Viñedos de los huertos de Alpartir que se encuenran en la Sierra de Algairén.
  • Excursionista en la ruta de Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén. Eduardo Viñales Cobos Excursionista en la ruta de Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén. Eduardo Viñales Cobos
  • Senderistas en la ruta de Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén. Senderistas en la ruta de Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén.
  • Poste de la ruta de Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén. Poste de la ruta de Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén.
  • Excursionista en la ruta de Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén Excursionista en la ruta de Robledal de Mosomero en la Sierra de Algairén
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

La Cordillera Ibérica en la provincia de Zaragoza exhibe bellos espacios naturales que van más allá de la conocida montaña del Moncayo. En el corazón de la sierra de Algairén, muy cerca de La Almunia de Doña Godina, todavía se conserva una excepcional mancha de bosque caducifolio que es el monte Mosomero, un robledal relíctico donde no faltan arces, fresnos, chopos y serbales. Remontamos el valle del río Tiernas para descubrir esta bella reserva botánica que ahora, en el otoño, adquiere colores muy especiales.

En las sierras mediterráneas del Sistema Ibérico encontramos pequeñas notas de color otoñal en lo más umbrío de los barrancos, en el fondo de los valles y en bosques relictos de hoja caduca que testimonian que aquí hubo anteriormente un clima más fresco y húmedo que el actual. Uno de esos cordales montañosos de mediana altura es la Sierra de Algairén, con extensos montes cubiertos de encinas y pinos, y con cumbres de una edad geológica muy antigua que no superan los mil trescientos metros de altitud.

Y aquí se halla uno de esos bosques singulares, de color distintivo, digno de recorrer y conocer especialmente en la época otoñal, y que es el frondoso robledal blanco de Mosomero, un espacio natural de gran valor situado en la cabecera del valle interior del río Tiernas, a donde vamos a llegar realizando una estupenda excursión señalizada que recorre el corazón de estos intrincados parajes de la provincia de Zaragoza.

Itinerario

Partimos de la localidad de Alpartir, simpático topónimo que en árabe viene a significar “el regalo”. Empezamos a caminar en la plaza de la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles cogiendo por detrás, en la calle del Pilón –con fuente renacentista y abrevadero-, la salida que por la ermita de la Virgen del Carmen nos enlaza con el inicio de la ruta del “Valle de Tiernas” de la comarca de Valdejalón. Avanzamos por un camino asfaltado, inmersos en un paisaje rural con cientos de almendros que en primavera muestran todo su esplendor.

Pronto, a la derecha dejaremos el desvío del sendero de pequeño recorrido PR-Z-13 que va a Santa Cruz de Grío y a las minas del cerro Mosán, de donde se extrajo cobre, plata y otro mineral llamado tetraedrita hasta el año 1920. Nosotros continuamos por la izquierda, bajando al río Alpartir o Tiernas –seco en ocasiones- por las marcas del ahora PR-Z-15 que va a Cosuenda, y el cual nos acompañará hasta el collado final, siendo una ruta también balizada con señales azules.

Atravesamos el estrecho paraje de la Pasadilla, con huertos en bancales de piedra, casetas, pequeñas balsas y verticales estratos rocosos de cuarcita –con líquenes amarillos y helechos muy interesantes-. Dejaremos a un lado la senda de la Reguera. Por el fondo del valle en todo momento, bajo el monte de la Casca Baja, vamos a ir cruzando el arroyo en varias ocasiones, junto a más huertas donde crecen abundantes nogales que ya amarillean, cerezos que se sonrojan, olivos, nísperos y zumaques que para estas fechas del año adquieren un llamativo color rojo ardiente. Es fácil encontrar en estas laderas rebaños de cabra montés.

«La riqueza arbórea de la Sierra de Algairén se hace especialmente notable en el otoño, con el cambio de hoja de robles, fresnos, chopos, serbales... que se suman a encinas, pinos, alcornoques y acebos».

Nos vamos a ir encontrando con el pinar que baja por la ladera. Tras cruzar el río por tercera vez llegamos, bajo la Casca Alta, al recodo del barranco lateral de las Eras Hondas por donde sigue otra senda, la de las Ortigas Viejas. Nuestro camino atraviesa un nuevo estrecho rocoso, con la Cueva del Moro y la Peña de los Siete Colchones, en una zona de estratos geológicos plegados en los que florecen raros narcisos blancos.

Nos siguen acompañando las huertas junto al río, y allí la pincelada de color la aportan antiguas parras, almeces, chopos, sauces y fresnos que viven cerca del agua. Más alto, en el verde pinar destacan las copas y hojas anaranjadas del arce de Montpellier, pero también el follaje caduco de algún majuelo o quejigo. Dejaremos un par de desvíos a la derecha y continuaremos por la margen izquierda del valle hasta encontrar un triple cruce tras cruzar el arroyo. Escogemos el de más a la derecha, marcado con la pintura amarilla y blanca, en dirección a Cosuenda. Irá apareciendo el encinar con cantueso, aliaga, retama, enebro y lastón.

También nos acercamos al borde de los pinos resineros y carrascos. En los claros de ambos bosques mediterráneos asoman azarollos –serbales- y majuelos. La zona de campos y casetas abandonadas nos llevará al final de la pista rodada a la replaceta de la Erilla o del Puerto, lugar donde arranca la senda que ya se adentra en un paraje tupido y cerrado de zarzas, madreselvas, hiedras, clemátides, endrinos… espesuras que acogen al corzo, al jabalí, al mirlo y al arrendajo. Atrás dejamos el paisaje humanizado.

La senda ahora atraviesa este monte salvaje y boscoso, pasando por una cabaña de piedra bien conservada. Se va cruzando el arroyo y se penetra en el pinar de Tobed. El encinar queda en la ladera de enfrente. Al pasar por el barranco de Valdelabar se discurre bajo el espolón rocoso de la Peña Mala, donde crían buitres y halcones. Seguimos cerca del arroyo, cubierto de sauces, chopos y fresnos que se visten de colores dorados a finales de octubre. Al llegar al encuentro con el barranco de los Pajares deberemos saber que muy cerca de unas casetas hay una fuente con agua permanente –la de la Teja– y un curioso grupo de alcornoques, árbol pariente de la encina que es muy escaso en Aragón.

Bajamos y cruzamos el río nuevamente. Continuamos por un tramo de pista y pasamos a la margen derecha del valle, por encima del ancho camino. La diversidad arbórea se incrementa con la presencia de algún castaño plantado. Se rebasa la gran casa de Mosomero, antaño utilizada por carboneros y guardas del monte y hoy propiedad privada. Bajo las encinas, el sendero desciende de nuevo a la pista y alcanza la fuente de Valdejordán, fin de la “Ruta de Tiernas” señalizada.

Pero nosotros habremos de continuar por el sendero de pequeño recorrido para dejar una bifurcación a la derecha y entrar de lleno, ya por senda, en el bosque de Mosomero: espesura de roble albar que se acompaña de acebos, perales de monte o arganones, majuelos, arces, ruscos, quejigos y encinas. Los robles, antes del invierno, cambian del verde al amarillo vivo. La riqueza botánica de este enclave recogido es muy alta, y en los meses de abril y mayo florecen orquídeas, sellos de Salomón o primaveras.

La pendiente se incrementa ligeramente y constituye el tramo final de la excursión, un ascenso húmedo y fresco que nos deparará arriba, en el collado cimero del Tío Francisco o de los Luquetes, en un cruce de caminos de la Sierra de Algairén que da paso a la vertiente de Cosuenda, en el Campo de Cariñena. Hasta esta localidad podríamos continuar en travesía, cruzando un pinar alto y, a medio camino, el área recreativa del Raso de la Cruz.

Guía práctica

  • Situación: monte de Mosomero. Valle de Tiernas o del río Alpartir. Sierra de Algairén. Provincia de Zaragoza.
  • Punto de partida y de llegada: Alpartir (495 m) / Collado del Tío Francisco (1.045 m). Cómo llegar: desde el interior de la localidad de La Almunia de Doña Godina –situada en la autovía A-2 de Madrid a Zaragoza–, tomar la carretera CV-816 a Alpartir, distante a 6 kilómetros.
  • Desnivel: 550 m.  
  • Longitud: 13 kilómetros, aproximadamente.
  • Dificultad: media. Largo recorrido de suave ascenso. Posibilidad de travesía, al otro lado de la Sierra, hasta Cosuenda, por el Raso de la Cruz.  
  • Tiempo: 3 horas de ida. Si se baja a Cosuenda, haciendo travesía, nos podría costar dos horas más.
  • Cartografía: hojas 410-1  y 410-3 del IGN escala 1:25.000.
  • Información turística: la web de la comarca de Valdejalón www.turismovaldejalon.es dispone de toda la información necesaria para organizar una estancia en la zona.


Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Publicidad
Publicidad

+ Excursiones otoñales

Ver todo Excursiones otoñales

+ Libro

  • Portada del libro: Soy trailrunner, por Luis Alberto Hernando y Albert Jorquera. 'Soy trailrunner', la biografía de Luis Alberto Hernando

    El subtítulo de este libro «La historia de un campeón del mundo de andar por casa», ya nos dice mucho de lo que vamos a encontrar entre sus páginas y por otro lado nos hace dudar ya que nos es que sea muy común tener en casa un campeón del mundo.Y de eso habla precisamente Soy trailrunner, de lo excepcional y lo cotidiano.

  • Portada de 'Libros de cima, una historia de pasión y conquista' por Òscar Masó García 'Libros de cima', la necesidad de decir que estuvimos arriba

    Libros de cima repasa la historia más reciente de las montañas a partir de los libros de registro que hay en las cumbres. Porque todos los que alguna vez han pisado una han sentido la necesidad de dejar un rastro que dijese “¡Aquí estuve yo!”.

  • Portada del manual Entrenamiento para el nuevo alpinismo. Por Steve House. Practicar el fracaso para escalar mejor

    El reconocido escalador Steve House y el entrenador Scott Johnston han unido sus conocimientos en un manual para rendir mejor en los proyectos que tengamos en la montaña. Además de los músculos y la técnica, también es importante tener bien calibrada la cabeza.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio comprando en la Librería Desnivel tus libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: Twitter | Facebook | Youtube | RSS |