Buscador
Te encuentras en:
Publicidad
EL VALLE DEL GOZO

El Valle del Jerte es mucho más que flores de cerezo

Cuentan que fueron los griegos quienes denominaron al Jerte Valle del Gozo. Cierto o no, el caso es que, desde que la expresión la utilizara el cronista placentino Alonso Fernández en el siglo XVII, ésta se ha convertido en el santo y seña de esta comarca situada al norte de la provincia de Cáceres, a la sombra de las montañas más altas de Extremadura y que riegan las aguas cristalinas que nacen de sus nieves.

Miércoles, 18 de Julio de 2018 - Actualizado a las 10:00h.

Paraje de los Pilones en el Valle del Jerte
Paraje de los Pilones en el Valle del Jerte

Galería Noticia

  • Paraje de los Pilones en el Valle del Jerte Paraje de los Pilones en el Valle del Jerte
  • Barranco de las Nogaleas en el Valle del Jerte Barranco de las Nogaleas en el Valle del Jerte
  • Garganta los Infiernos en el Valle del Jerte Garganta los Infiernos en el Valle del Jerte
  • Travesía del Rebeco en el Valle del Jerte Travesía del Rebeco en el Valle del Jerte
  • La Travesía Alta de Extremadura en el  Valle del Jerte La Travesía Alta de Extremadura en el Valle del Jerte
  • Las picotas del Jerte poseen su propia Denominación de Origen protegida Las picotas del Jerte poseen su propia Denominación de Origen protegida
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Valle del Gozo, Valle del Agua, Valle de los Cerezos…de muchas formas es nombrado esta singular comarca natural que tiene la forma de una larga, profunda y empinada “zanja” excavada entre la Sierra de Tormantos y los Montes de Traslasierra, en el extremo occidental de la Sierra de Gredos. Estas altas murallas, junto a su peculiar orientación NE-SO son las responsables del singular microclima jerteño.

La comarca se compone de once municipios: Barrado, Cabezuela del Valle, Cabrero, Casas del Castañar, Jerte, Navaconcejo, Piornal, Rebollar, Tornavacas, El Torno y Valdastillas. Están divididos en ribereños, situados a orillas del río Jerte, arteria principal del valle; y serranos, levantados en las laderas de las sierras. La mayor parte de ellos tienen su origen en antiguos asentamientos vetones. El Valle del Jerte es conocido internacionalmente por un acontecimiento que sucede todas las  primaveras: la floración de los cerezos. Entre mediados de marzo y principios de mayo, un velo blanco formado por las flores de un millón y medio de cerezos, cubre el valle. El espectáculo es asombroso, y atrae a visitantes venidos de toda España y de Europa. Algo que le valió la declaraciónde Bien de Interés Cultural.

El Valle del Jerte es conocido internacionalmente por un acontecimiento que sucede todas las primaveras: la floración de los cerezos. Entre mediados de marzo y principios de mayo, un velo blanco formado por las flores de un millón y medio de cerezos, cubre el valle. El espectáculo es asombroso, y atrae a visitantes venidos de toda España y de Europa. Algo que le valió la declaración de Bien de Interés Cultural

El color y el sabor del valle

Aunque el blanco de los cerezos en flor es el color insignia de la primavera jerteña y el que ha dado fama internacional a la comarca, es el rojo su color más genuino, el que realmente lo define. El color de sus cerezas. Hay quien conjetura que el cerezo fue introducido por los árabes y que, tras la Reconquista, los nuevos colonos lo encontraron perfectamente adaptado a estas tierras. Lo que se sabe con certeza es que ya en el siglo XIV era un alimento destacado en la zona. Ha pasado mucho tiempo, y en la actualidad, en el Vallecereza se cultivan alrededor de doscientas variedades de cereza. Entre ellas destacan las Picotas del Jerte, variedades autóctonas que únicamente se producen en este rincón del planeta, que poseen su propia Denominación de Origen Protegida y que están consideradas las mejores cerezas del mundo. La recolección de este sabroso fruto se realiza de mediados de mayo a finales de julio. En esta época se celebra la Cerecera, un programa cultural, gastronómico y festivo que invita a descubrir la esencia del valle en su periodo más intenso. La Feria de la Cereza es una de las citas destacadas que componen la programación. Este año se celebra el 3 de junio en la localidad de Tornavacas. Mercado de cerezas, degustaciones y rutas senderistas componen este “sabroso” evento que celebra ya su novena edición. ¿Imaginan un menú compuesto por platos con la cereza como eje principal? La versatilidad de esta fruta en la cocina queda patente en las Jornadas Gastronómicas de la Cereza Picota. Diferentes restaurantes del valle ofertan una serie de suculentas y sorprendentes propuestas culinarias. Y si lo que se desea es conocer desde dentro la industria en torno a la cereza, las jornadas de puertas abiertas en las cooperativas y las visitas guiadas a la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte son la mejor opción. Además, diferentes empresas de actividades ofrecen al viajero la posibilidad de vivir la recogida de la cereza en persona, desde dentro; es el llamado Agroturismo de la Cereza, que da la oportunidad de llevarse a casa las cerezas que uno mismo ha recolectado.

Valle del Agua

La palabra Jerte proviene de Xerit, nombre con el que los árabes bautizaron al río que recorre todo el valle. Su significado tiene dos acepciones: río angosto y río cristalino. Ambos calificativos definenen perfectamente al Jerte, uno de los ríos de montaña mejor conservados del país, que cuenta con numerosas piscinas naturales perfectamente habilitadas y acondicionadas que dan la oportunidad de refrescantes baños en verano. Y es que el Valle del Jerte también es conocido como el “Valle del agua” dada su gran abundancia en recursos hídricos. Además del Jerte, son especialmente relevantes las gargantas de San Martín, Becedas, Papúos, Los Infiernos, Buitres, Nogaledas, Honduras, Puria o Bohonal. Los saltos de agua y cascadas en estas gargantas son un espectáculo natural y terreno de juego de los aficionados al barranquismo.

Un paraíso llamado Infierno

El noventa y cinco por ciento del territorio del Valle del Jerte se encuentra amparado bajo alguna figura de protección, ya que en él confluyen, de modo solapado, dos redes de espacios protegidos. Por un lado, la Red Natura 2000, y, por otro, la Red de Espacios Naturales Protegidos de Extremadura (RENPEX). El Valle tiene, por otra parte, la mayor concentración de árboles singulares de Extremadura. La joya de la corona es la Reserva Natural Garganta de los Infiernos. Con una extensión de casi siete mil hectáreas y una variación altitudinal entre los trescientos y los dos mil metros, la garganta conserva una biodiversidad extraordinaria que la ha convertido en un icono del Valle del Jerte y de toda la región. En esta Reserva Natural no podemos dejar de visitar el paraje de Los Pilones, considerada una de las zonas de baño naturales más bellas del mundo. El agua ha horadado una sucesión de pozas en el duro granito. Su nombre científico es Marmitas de gigante.

Jerte en activo

La comarca es un referente en turismo activo, ya que en ella pueden practicarse una gran variedad de actividades al aire libre como senderismo, barranquismo, piragüismo, escalada, birding, espeleología o parapente entre otras. El Valle del Jerte cuenta con un Centro BTT con seis rutas balizadas que suman ciento sesenta kilómetros y que permiten conocer sobre dos ruedas los pueblos y los rincones más interesantes de la comarca. Los aficionados a las caminatas, por su parte, pueden elegir entre veintiséis senderos homologados, diez lineales y dieciséis circulares, que recorren paisajes de muy diversa tipología y adentran al caminante en pintorescos rincones naturales cargados de belleza. Desde hace unos años, el Jerte se ha convertido en un destino preferente de los aficionados al descenso de barrancos de toda Extremadura, naturalmente, y también de las comunidades vecinas. Sus gargantas ofrecen descensos deportivos de primera categoría, con instalaciones modernas y tramos de enorme belleza. Entre todos los posibles destacan tres: el barranco de las Nogaleas, el barranco de los Hoyos y el barranco de los Papuos.

 

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.
Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Volver a portadilla

+ Excursionismo

Ver todo Excursionismo

+ Libro

  • K2 por su vertiente China La cita con la cumbre de Juanjo San Sebastián y Atxo Apellaniz en el K2 (1994)

    Ayer 10 de agosto fue el aniversario de la muerte en el K2 (1994) de Atxo Apellaniz. Su compañero Juanjo San Sebastián lo intentó todo para salvarle. No fue posible pero esta tragedia dio vida a uno de los libros de montaña más bellos: "Cita con la cumbre". Un libro en el que Juanjo va más allá del relato de lo ocurrido en el K2 para profundizar en algunos de los aspectos esenciales de nuestra existencia y del porqué escalamos montañas.

  • Portada del libro: Push, por Tommy Caldwell. La aventura de un escalador más allá de los límites 'Push', de Tommy Caldwell, la vida de un escalador más allá de los límites

    Forcejeos, zarpazos, percances y logros. La autobiografía de Tommy Caldwell se pasea por los episodios singulares de la vida de este escalador de talento inusual. Ediciones Desnivel acaba de publicarla en castellano bajo el título Push. La aventura de un escalador más allá de los límites.

  • Imagen de la guía 'Cumbres en BTT', de Juanjo Alonso. 'Cumbres en BTT', ciclismo de altura en la península Ibérica

    La bicicleta de montaña es una manera práctica, divertida y emocionante de subir y bajar cumbres, recorrer valles y descubrir infinidad de nuevos horizontes. La guía Cumbres en BTT reúne 30 recorridos para que solo tengas que leer, pedalear y disfrutar.

Ver todo Libro
Siguenos en: Twitter | Facebook | Youtube | RSS |